Hontoria de Valdearados

Hontoria de Valdearados
Municipio de España
Hontoria-de-Valdearados-bandera.gif
Bandera
Escudo de Hontoria de Valdearados.svg

Vista de Hontoria de Valdearados

Vista de Hontoria de Valdearados
Hontoria de Valdearados ubicada en España
Hontoria de Valdearados
Hontoria de Valdearados
Ubicación de Hontoria de Valdearados en España.
Hontoria de Valdearados ubicada en Provincia de Burgos
Hontoria de Valdearados
Hontoria de Valdearados
Ubicación de Hontoria de Valdearados en la provincia de Burgos.
País Flag of Spain.svg  España
•  Com. autónoma Flag of Castile and León.svg  Castilla y León
•  Provincia Flag Burgos Province.svg  Burgos
•  Comarca Ribera del Duero
•  Partido judicial Aranda de Duero
Ubicación 41°44′40″N 3°31′12″O / 41.744444444444, 41°44′40″N 3°31′12″O / -3.52
•  Altitud 870 msnm
•  Distancia 85 km a Burgos
Superficie 33,58 km²
Población 201 hab. (2015)
•  Densidad 6,34 hab./km²
Gentilicio hontoriano, na
Código postal 09450
Alcalde (2011) Benjamín Martínez Domingo ( PP)
Sitio web Ayuntamiento de Hontoria de Valdearados
[ editar datos en Wikidata]

Hontoria de Valdearados es una localidad y un municipio[1] situados al sur en la provincia de Burgos, comunidad autónoma de Castilla y León ( España). Además forma parte de la comarca de La Ribera, del partido judicial de Aranda y del ayuntamiento del mismo nombre.

El nombre de Hontoria es una adaptación de las palabras latinas "fons" y "aurea" (fuente de oro). El apellido Valdearados (Valle de los arados) proviene de la época de la Reconquista y posterior Repoblación.

Historia

El gran territorio comprendido entre los ríos Arlanza y Duero fue recuperado por el Reino de Castilla a partir del año 912 cuando se colocaron los extremos defensivos contra los invasores en Osma, San Esteban de Gormaz, Roa y Haza.

Gentes venidas del norte de la Península (de Galicia a Francia y de la Castilla más vieja) repoblaron este territorio abandonado durante doscientos años. En este momento se organizaron la mayoría de los pueblos hoy existentes situados en la zona. De esta forma, grupos de familias se organizaron en pequeños concejos y ocuparon las tierras erigiéndose como hombres libres y convirtiéndose en propietarios de su aldea.

En el siglo X, personajes históricos como Abderramán III o Almanzor, llegaron con sus campañas destructivos en el sector del Duero. Sin embargo, los nietos e hijos de los repobladores lograron resistir y evitar la invasión del lugar. La primera constancia del nombre de Hontoria se tiene en el monasterio de San Juan de la Peña, Aragón, en un pergamino del 7 de julio de 1029.

Durante el gobierno de Sancho III, Hontoria tenía el derecho de la Benefactoría, es decir, podía elegir y destituir a un protector defensor del vecindario a cambio de una contribución. Don Ramiro Flórez se convirtió en Benefactor.

Sobre el años 1048, se ha encontrado otra mención a Hontoria en el testamento del rey Fernando I, donde cita el monasterio de San Isidoro de Hontoria dedicado a San Isidoro de Sevilla. Sin embargo, en la actualidad no quedan restos del mismo.

Al este de Hontoria surgió el pueblo de Quintanilla cuyo coto dependía de la jurisdicción eclesiástica de Arauzo de Torre y civil de la villa de Hontoria de Valdearados.

En la Edad Moderna, en los censos del siglo XVI, Hontoria de Valdearados aparece como Villa exenta de jurisdicciones señoriales. En el siglo XVIII, sin embargo, encontramos a Hontoria dentro del señorío de los Condes de Miranda y Duques de Peñaranda. Del siglo XVIII tenemos un profundo conocimiento debido al famoso catastro del Marqués de Ensenada que se celebró en Hontoria en 1752 y donde se detalla perfectamente todo lo relativo y perteneciente al municipio en aquel momento.

A principios del siglo XIX, Napoleón y su ejército llegaron a Hontoria donde tuvieron lugar importantes combates y escaramuzas culminados con éxito por el célebre guerrillero: el Cura Merino. Aún en la actualidad, los hontorianos corean un himno en recuerdo a las batallas que allí se celebraron: “La Virgen de la Serna es milagrosa, que mató a los franceses en la Pinosa. La Virgen de la Serna hizo un milagro, que mató a los franceses en Valdecuadro”.

El término la Pinosa es así porque es una pinada de la que sobresale un peño, que llaman el peñuco, y que resulta un buen obervatorio para ver el campo de batalla.

En la emboscada de Valdecuadro, el Cura Merino derrotó a las tropas de Napoleón que venían desde Aranda de Duero. El resultado fueron 63 muertos, 97 heridos y más de 500 prisioneros franceses.

Actualmente, se reliza una recreación de esta batalla cada año o cada dos años por parte de algunos vecinos del pueblo y de asociaciones relacionadas con la Guerra de la Independencia.

Other Languages