Hombre de Piltdown

El cuadro pintado por John Cooke en 1915, conmemorativo al descubrimiento del hombre de Piltdown.

El hombre de Piltdown es conocido por ser uno de los más grandes fraudes en la historia de la paleoantropología, principalmente porque se creyó verdadero durante más de 40 años, desde que se anunciara su descubrimiento en 1912 hasta 1953, cuando el fraude fue finalmente expuesto.

Historia

La historia de este engaño comenzó y se basó en unos restos óseos (en concreto un cráneo parcial, un diente suelto y una mandíbula con dientes) supuestamente descubiertos en Inglaterra en 1908, en Piltdown, un pueblo de Sussex.[1] Un obrero los encontró en una cantera, y se los entregó al arqueólogo aficionado Charles Dawson, que los presentó, junto con el eminente Smith Woodward (del Museo Británico), en la Sociedad Geológica de Londres. Durante años, se mantuvo el debate sobre el origen de estos restos, y la prensa dijo que muy probablemente correspondieran al eslabón perdido, denominándolo Eoanthropus dawsonii. Estos restos fueron aceptados por la comunidad científica sin mayores análisis, debido principalmente a que era perfecto e idéntico a la idea de aquella época sobre el eslabón perdido. La idea de esa época era que el eslabón tenía que haber tenido un gran cerebro, pero igualmente presentar rasgos simiescos y evolucionar posteriormente a una apariencia humana; idea contraria a la demostrada ahora con los estudios de los fósiles verdaderos.

Other Languages
brezhoneg: Den Piltdown
کوردیی ناوەندی: مرۆڤ پيلتداون
English: Piltdown Man
Bahasa Indonesia: Manusia Piltdown
한국어: 필트다운 인
Nederlands: Piltdown-mens
norsk bokmål: Piltdownmennesket
português: Homem de Piltdown
Simple English: Piltdown Man
slovenčina: Eoanthropus
српски / srpski: Пилтдаунски човек
Türkçe: Piltdown Adamı
West-Vlams: Piltdown-mens
Volapük: Man di Piltdown
中文: 皮爾當人