Hombre de Lauricocha

El hombre de Lauricocha existió aproximadamente hace 10000 a. C., en la sierra central del Perú. Sus restos fueron descubiertos en las cuevas de Lauricocha, por Augusto Cardich, en 1958 y 1959. Se trata de once osamentas humanas, cuatro de adultos y siete de niños, que se cuentan entre los restos humanos más antiguos del Perú, junto con los de Paiján. También se descubrieron puntas líticas y herramientas de hueso, así como pinturas rupestres.

Ubicación geográfica

La zona de Lauricocha está ubicada en las cabeceras del río Marañón - Amazonas, en el distrito de San Miguel de Cauri, provincia de Lauricocha, departamento de Huánuco, cercano a la laguna Lauricocha. Se halla a una altura que va desde los 3900 msnm en el sector más bajo del valle y 4500 msnm en las cumbres.[2]

Other Languages