Holocausto caníbal

Holocausto caníbal es una controvertida película de terror italiana de 1980 dirigida por Ruggero Deodato y basada en el guion de Gianfranco Clerici. Fue filmada en la selva amazónica y muestra la historia de un grupo de jóvenes que viajan hacia ese lugar para realizar un documental. Tras varios días sin recibir noticias de ellos, un antropólogo es enviado con el objetivo de encontrarlos. Es protagonizada por Carl Gabriel Yorke, Francesca Ciardi, Perry Pirkanen, Luca Barbareschi y Robert Kerman.

Es una película de gran controversia debido a sus imágenes de gore y violencia, llegando a ser prohibida en numerosos países, incluyendo Italia, Australia y el Reino Unido. A pesar de su violencia, la película es vista por algunos como una crítica social sobre la cruel naturaleza de los humanos.[4]

Trama

Un grupo de reporteros jóvenes, Alan Yates, su prometida Faye Daniels y dos camarógrafos, Jack Anders y Mark Tomaso, junto con su guía Felipe Ocaña, van al Amazonas, denominado en la película como "Infierno verde", para hacer un documental sobre supuestas tribus caníbales que habitaban en la zona. Cuando terminan los días de plazo y los jóvenes no aparecen, un antropólogo llamado Harold Monroe viaja a la jungla para investigar qué les ocurrió. Después de un largo viaje junto a dos guías, Chaco y Miguel, Monroe encuentra la tribu de los Yacumo, cuando un nativo está haciendo el rito por adulterio a su mujer. Tras asustarle con armas de fuego, lo siguen a su aldea y allí son recibidos por la tribu. Luego de este encuentro con los Yacumo, descubren a unos Shamatari atacando a los Yanomami, y Monroe junto a sus guías matan a algunos Shamatari, salvando a los otros indígenas. Los Yanomami les conducen a su poblado y allí Monroe descubre que los exploradores habían sido asesinados y comidos por los indígenas de esa tribu. Las cintas y cámaras que habían llevado estaban casi intactas, y tras hacer un trueque con ellos recuperan las grabaciones. Ya con las cintas en su poder, Monroe regresa a Nueva York para poder verlas y enseñarle su contenido a la cadena televisiva responsable del documental.

Monroe examina las cintas recuperadas y en ellas se ve cómo los cuatro jóvenes y Felipe se disponen a entrar en el Amazonas. Tras seis días caminando por la selva, se detienen cerca del río, donde Jack y Felipe sacan una tortuga marina del agua, la decapitan, destrozan a hachazos su caparazón y la descuartizan. Mientras continúan con su viaje, matan a una araña que se le había puesto en el brazo a Faye. En otro momento de descanso, Felipe es mordido en el pie por una serpiente, la que también es asesinada, cortándola por la mitad. Intentan cortarle la pierna a Felipe, para que de esta manera el veneno no le afecte, pero no logra sobrevivir a la mordedura. Seguidamente se ve a los cuatro jóvenes, que han construido una barca que es tripulada por Alan y Jack, mientras Faye y Mark graban a una anaconda y un caimán. Encuentran a miembros de la tribu de los Yacumo mientras estaban decapitando a un mono y les asustan con armas de fuego hasta llegar a su poblado. Allí Mark encuentra un cerdo al que dispara con un fusil en la cabeza, asustan a los indígenas de la tribu nuevamente con armas de fuego y los meten en una choza, la cual luego es incendiada. Tras incendiar las tiendas, Alan y Faye mantienen relaciones sexuales en los restos de éstas delante de los Yacumo.

Tras una conversación con la ejecutiva de la cadena televisiva, Monroe decide que su colaboración termina ahí. Seguidamente se ve a los cuatro reporteros cerca del río junto a una anciana medio quemada de la tribu de los Yacumo, que ha sido abandonada. Después se ve a los cuatro jóvenes interrumpiendo a unas mujeres de la tribu de los Yacumo, que intentaban matar a pedradas a una nativa embarazada de su propia tribu por tener sífilis.

Los dueños de la cadena televisiva siguen queriendo sacar el documental al aire, para que la muerte de los jóvenes no haya sido en vano. El antropólogo se niega a la proposición, diciendo que no han visto ni la mitad de las imágenes, que son obscenas, inhumanas e impresentables, y que los técnicos se han negado a montarlas porque les horrorizaban y que si las vieran completamente seguro que las desecharían. Monroe finalmente muestra a los ejecutivos el resto de las imágenes, que esta vez son mucho más crueles. Los reporteros encuentran a una indígena virgen a la que violan entre Mark, Jack y Alan. Posteriormente la joven nativa es grabada mientras aparece empalada en un tronco, explicando que los nativos la habían matado como parte de un "oscuro ritual sexual". Seguidamente, los jóvenes son atacados por los caníbales de la tribu de los Yanomami y finalmente asesinados: Jack es atravesado por una lanza, decapitado, desmembrado, cocinado y comido; Faye es violada, asesinada a golpes y decapitada; los dos restantes, Alan y Mark, comienzan a correr. La filmación termina cuando los jóvenes caen y son atacados por los indígenas. Los tres ejecutivos y Monroe dejan la sala de proyección y ordenan quemar las cintas. Finalmente, Monroe sale del edificio y se aleja caminando y pensando "¿Quiénes serán los verdaderos caníbales?"

Other Languages