Hocus Pocus (película)

Hocus Pocus (titulada Abracadabra en Hispanoamérica y El retorno de las brujas en España) es una película infantil estadounidense de fantasía y comedia dirigida por Kenny Ortega y protagonizada por Bette Midler, Kathy Najimy, Sarah Jessica Parker, Omri Katz, Thora Birch y Vinessa Shaw. Buena Vista Pictures distribuyó la película que tuvo su estreno el 16 de julio de 1993 en Estados Unidos.

Trama

El 31 de octubre de 1693, durante los juicios por brujería de Salem, Thackery Binx ve a su hermana Emily adentrarse en el bosque dirigiéndose a la cabaña de tres brujas. Allí, las hermanas Sanderson, Winifred, Mary y Sarah hacen un hechizo en Emily para absorber su juventud y recuperar la suya, matándola en el proceso. Binx confronta a las brujas, quienes lo transforman en un gato negro inmortal, con el fin de que viva con la culpa de no haber podido salvar a Emily. Los habitantes del pueblo, dirigidos por el padre de Binx y Emily, capturan y ahorcan a las brujas; no obstante, Winifred hace un hechizo que dicta que las hermanas resucitarán cuando en una luna llena en la víspera del Día de Todos los Santos, cualquier virgen encienda la vela de llama negra. Después de esto, Binx promete proteger la cabaña para asegurar que nadie invoque a las brujas.

300 años después, el 31 de octubre de 1993, Max Dennison se muda de Los Ángeles a Salem con sus padres y su hermana Dani. Mientras exploran la ciudad, él y Dani se encuentran con Allison, cuya familia mantiene la cabaña de las Sanderson como un museo. Max sugiere que vayan ahí para impresionar a Allison, pero promete a Dani ir a pedir dulce o truco.

Investigando dentro de la cabaña, Max enciende la vela de llama negra y resucita a las brujas, quienes planean continuar su plan de succionar las almas de todos los niños de Salem, comenzando con Dani. Max, Dani y Allison logran escapar, y este primero roba el libro de hechizos de Winifred a petición de Binx. Las brujas los siguen hasta el cementerio, donde Winifred despiedra a su amante infiel Billy Butcherson ahora como zombi con el fin de que los persiga. Las brujas tratan de adaptarse al siglo XX, pero se horrorizan al saber de la existencia de Halloween; pese a esto, intentan seguir con sus planes o se desintegrarán a la salida del sol. Ellas buscan a los niños a través de la ciudad usando el sentido del olfato de Mary. Allison, Max y Dani encuentran a los padres de estos últimos en una fiesta de Halloween, donde Winifred encanta a los asistentes para bailar y cantar después de interpretar una versión alternativa de «I Put a Spell on You». Los chicos deciden ir a la escuela y allí atrapan a las brujas en un horno para quemarlas vivas. Cuando ellos celebran pensando que las han matado, las brujas reviven y secuestran a Dani y Binx después de que Max y Allison abrieran el libro de hechizos. Posteriormente, Sarah usa su voz de sirena para hipnotizar y atraer a los niños de Salem a la cabaña de las Sanderson. Max y Allison rescatan a Dani y Binx haciendo creer a las brujas que la salida de sol se adelantó una hora.

De vuelta en el cementerio, Max se encuentra con Bill, y este toma la navaja de Max para cortar su boca cosida y después insultar a Winifred, uniéndose a Max para proteger a Dani. Las brujas los atacan y Winifred los amenaza con robar el alma de Dani con la poción que lograron salvar después de que Max tirara toda la del caldero. Binx salta sobre Winifred y hace que esta suelte la botella con la poción y Max la atrape, por lo que Winifred arroja a Binx al suelo y lo hiere de muerte. En vez de romper el frasco, Max lo bebe en forma de sacrificio y así evitar que mate a Dani. Cuando el sol sale, Winifred no logra robar la juventud de Max pues cae en el suelo sagrado del cementerio, y el sol convierte a ella y a sus hermanas en piedras para luego hacerse polvo. Mientras Billy regresa a su tumba, Binx muere liberando su alma, agradece a Max, Dani y Allison por la ayuda, y se despide, antes de que Emily aparezca y ambos se alejen.

Durante los créditos finales, los asistentes de la fiesta son librados del hechizo y regresan a casa. En la cabaña, Jay y Ernie, dos adolescentes que molestaban a Max y Dani, se mantienen presos en jaulas mientras pasan el tiempo cantando « Row, Row, Row Your Boat». Sin saberlo, el libro de hechizos de Winifred abre su ojo.