Hoces del Esva

Las hoces están comprendidas dentro del paisaje protegido del río Esva en el concejo asturiano de Valdés en el tramo comprendido entre los cerros de Andornoso y Villagermonde, en el tramo que va desde San Pedro de Paredes a La Chanona con una superficie total de 760 hectáreas. Se trata de una garganta excavada por el río en forma de "V" que llega a los 400 metros de desnivel y que discurre por un tramo de 6 kilómetros de río.

Dentro de la flora cabe desctacar los carbayedos o robledales así como una pequeña franja de vegetación de ribera.

Fue declarado monumento natural el 4 de abril de 2002.[1]

Debido a su localización es improbable que ocurra algún accidente, aunque no se descarta que en un futuro ocurra alguna tragedia.

Other Languages