Historieta fantástica

La historieta o cómic fantástico es uno de los géneros de ficción en que puede dividirse la producción de historietas. La fantasía asoma en otros muchos géneros y, en su concepción más amplia, puede abarcar la historieta de ciencia ficción y la de terror, pero es más habitual concederles una entidad diferente. En términos generales, puede afimarse que el cómic es un medio especialmente propicio para el género fantástico, dado que la "absoluta libertad del lápiz ante la página en blanco da al artista la capacidad de proponer el más delirante de los mundos posibles con el único límite de su imaginación".[1]

Página de Little Nemo in Slumberland (1905-1913).

Características

Temáticas

  • El relato puede desarrollarse en un mundo real en el que se presentan uno o varios elementos sobrenaturales que escapan al sistema racional de comprensión. Este elemento se relaciona generalmente con la magia, diversas mitologías, o el sueño, generando en este último caso historietas entrocables con el surrealismo. Si este elemento supone una amenaza para la comunidad nos hallaríamos ante una historieta de terror.
  • El relato puede transcurrir también en algún mundo o país directamente mágico o maravilloso. En cuanto relacionados con los cuentos de hadas, la trama central puede relacionarse con recobrar la paz y el bienestar del mundo o país mágico de las manos de un ser maligno, dando lugar entonces a moralejas de forma fantástica. En cuanto relacionados con la fantasía heróica o el ciclo artúrico, se asemejan más a las antiguas epopeyas en las cuales el héroe se enfrenta a las fuerzas del mal, representadas por monstruos (dragones, etc.), o personajes malignos (magos, brujas, etc.) y las derrote.

Formales

  • La simple presencia de animales parlantes no humanos no implica la adscripción al género fantástico, si no afectan a la naturaleza del relato, pudiendo éstos ser los protagonistas de historietas cómicas o de aventuras.
  • El color o su ausencia suele ser un elemento destacado.
Other Languages