Historieta erótica

Portada de My Secret Marriage (1956).

La historieta o cómic erótico es un género de historieta que se caracteriza por la explotación de diversos elementos relacionados con la lujuria, que suelen incluir la temática erótica, el homoerotismo, la presentación del desnudo y el semidesnudo, la temática relacionada con lo sexual y la presentación de material explícito (presentación de sexo explícito). Debido a su destino popular, a su carácter irreal y a sus parámetros de censura limitados a cierta carga sexual, no califica como obscenidad o pornografía.[1]

Características

Temáticas

  • Está destinada a un público adulto, al que pretende excitar. Ello se vería favorecido por las cualidades intrínsecas del medio, que permiten contar con unos protagonistas cuyo físico y capacidades sexuales pueden "rebasar ampliamente los límites de la realidad", así como "la especial morbidez de la imagen fija, que con sumisa inmovilidad permite al lector recrearse en cada meandro del trazo".[2] Un autor como Víctor de la Fuente que ha tenido que dedicarse al género por motivos alimenticios mantiene, sin embargo, una opinión muy diferente, considerando que

el erotismo en el cómic es totalmente absurdo. Es como transmitir, no sé, una partida de ajedrez por televisión, o sea, me parece aburrido y tonto hacerlo en historieta, porque nunca se logrará dar la intensidad sensual que da la figura en movimiento. La historieta es un alarde del artista por decir "yo dibujo bien esto". Pero el hecho de mostrar una copulación en la historieta me parece absurdo. Aparte de que no aporta absolutamente nada, entiendo que tampoco tiene ningún atractivo. Yo creo que el erotismo está en la cabeza, no está en la imagen.[3]

  • La delimitación entre erotismo y pornografía es "una cuestión estrictamente personal", aunque "podemos decir que el cómic erótico se limita a mostrar epidermis con generosidad y a sugerir con mayor o menor picardía",[2] mientras que el pornográfico ilustra las relaciones sexuales que mantienen los personajes. En este sentido, los aficionados al cómic japonés distinguen el Ecchi (ッチ), que no muestra el coito, del hentai (変態) que ya es plenamente pornográfico. La sensualidad, sin embargo, puede estar presente en otros tipos de historietas. Es el caso de, por ejemplo, los superhéroes, que están vestidos con trajes que insinúan su anatomía. La diferencia se establece, por tanto, en el grado de importancia de los elementos eróticos para el desarrollo de la historia.

Formales

  • Dibujo realista.
  • Extensión generalmente breve.
Other Languages