Historieta de aventuras

Portada de un comic book de 1947.

La historieta o cómic de aventuras constituye uno de los géneros de acción[5]

Características

En su sentido estricto, este género se caracteriza por los siguientes rasgos:

Temáticos
  • El protagonismo de un tipo determinado de aventurero, el vocacional, nato o gratuito, que no "duda en meterse de cabeza en los más escabrosos asuntos sin que en ellos les vaya un especial interés material"[6]
  • Los aventureros más característicos suelen tener oficios como aviador, científico, deportista, marino, médico, periodista, "o simplemente, tarambanas"[2]​ aunque pueden ser hasta botones como Spirou.
  • Muchos de ellos aparentan una edad más corta de lo esperable, entre la adolescencia y la madurez, como Cuto o Tintín, dado el público al que iban dirigidos.[7]
  • Pretenden conseguir un tesoro, rescatar personas o resolver un misterio.
  • Suele afrontar situaciones de riesgo y peligro, con las que puede generarse una situación de suspense al terminar un capítulo. Como señala Jesús Blasco, al comentar como escapó su personaje Cuto de una de estas situaciones de suspense "aun cuando no sean rigurosamente científicas pueden aceptarse como dictadas por la fantasía propia de las historietas de aventuras".[8]
  • Trascurren normalmente en escenarios exóticos y poco usuales: Selvas, desiertos, etc.
Formales
Demográficos
  • Se ha señalado que pueden cumplir una función de "escape de la existencia gris" para el "masificado miembro de la adocenadora sociedad moderna".[2]