Historia del Territorio Yosemite

Ubicación del Territorio Yosemite.

La historia conocida del Territorio Yosemite comenzó con los pueblos Ahwahnechee y Paiute que habitaron la región central de Sierra Nevada (Estados Unidos) en California y que ahora incluye el Parque nacional de Yosemite. Cuando los primeros foráneos llegaron al lugar, vivían en el Valle de Yosemite los miembros del pueblo Ahwanechee.[1] La Fiebre del oro californiana de mediados del siglo XIX incrementó de gran manera el número de residentes "no nativos". Durante las Guerras mariposa el valle fue ocupado por el Batallón mariposa en 1851 mientras perseguían a los Ahwahnechees liderados por el jefe Tenaya. Según cuentan, fueron oficialmente los primeros caucásicos en entrar en el valle.

El Valle Yosemite y el Mariposa Grove pasaron a formar parte de California como parque estatal en 1864, siendo Galen Clark su primer guardián. En los primeros años el número de turistas se incrementó rápidamente y se mejoraron las condiciones del Valle. Pronto, el naturalista John Muir y otros alertaron de la sobreexplotación de la zona, y promovieron la fundación del Parque nacional de Yosemite en 1890. El Valle y el Grove no se añadirían hasta 1906.

En primer lugar, el Parque estuvo bajo la jurisdicción del 4º Regimiento de Caballería del Ejército de los Estados Unidos, y se transfirió al Servicio de Parques Nacionales en 1916. Las muchas mejoras llevadas a cabo a lo largo de todo este tiempo provocaron un incremento drástico de las visitas. Surgieron varias polémicas, de las cuales la más reseñable fue el fracaso en la lucha para impedir que el Valle Hetch Hetchy se convirtiera en un pantano y se levantara una central hidroeléctrica. Desde entonces, cerca del 94% del parque se ha declarado como "territorio salvaje" y se ha mantenido bajo estricta protección. Se añadieron otras áreas protegidas adyacentes. La otrora famosa tradición del Yosemite Firefall (que consistía en lanzar hojas y ramas ardientes de abeto desde lo alto de un acantilado cercano a Glacier Point para que el público creyera presenciar unas cataratas ardientes) se suspendió.

Los orígenes

Ceremonia Paiute en 1872 en el sitio actual de Yosemite Lodge.[2]

Los primeros humanos nómadas pudieron llegar a Yosemite hace entre 7.000 y 10.000 años,[4]

Como es usual, los Ahwahnechee trabajaron el Valle según sus necesidades. Ya que el 60% de su dieta se basaba en la bellota, quemaron la vegetación existente para plantar encinas. Eso sirvió también para extender los prados y reducir las espesuras, sirviendo de prevención ante posibles emboscadas de tribus enemigas.

Los nativos que fueron expulsados de las costas de California llegaron a Sierra Nevada a lo largo de la primera mitad del siglo XIX, llevando consigo sus conocimientos de cocina española, aparejos y vestidos cuando se unieron a las tribus de las montañas. Juntos, asaltaban ranchos costeros y se llevaban los caballos a las montañas, introduciendo su carne en la dieta.

Exploración por parte de los europeos

Aún se debate quienes fueron los primeros no-indígenas en conocer el Valle tal y como era. En otoño de 1833, Joseph Reddeford Walker pudo haber visto el Valle como líder de una partida de tramperos que llegó a un extremo de un valle "que parecía extenderse hasta más allá de una milla (1'6 km)". Poco después decubrieron el Bosque Toulumne, poblado de secuoyas gigantes, convrtiéndose en los primeros extranjeros que divisaron estos árboles gigantescos. Se considera posible que encontraran también el Bosque Merced.

El parque se encuentra situado en una zona de la Sierra Nevada que se consideró una barrera natural para los colonos, comerciantes, tramperos y otros viajeros extranjeros. Pero todo esto cambió drásticamente en 1848, tras el descubrimiento de oro en las estribaciones occidentales de la cordillera, durante la Fiebre del Oro Californiana. Las actividades comerciales ganaron un fuerte impulso, a la vez que los buscadores de oro competían con los nativos por los recursos y destruían sus fuentes de suministro. A raíz de la aparición del oro, tuvo lugar el descubrimiento oficial y constatable del valle por parte de William P. Abrams y un acompañante suyo, el 18 de octubre de 1849. Abrams dio detalles exactos de varios puntos de referencia, aunque no se tiene la certeza de que él o su acompañante se internaran en el valle. Este acontecimiento tuvo lugar en 1850, cuando Joseph Screeh puso su pie en el Valle Hetch Hetchy. Screech se estableció allí, dónde tuvo constancia de que los Paiutes habían sido los moradores del valle anteriormente a la llegada de los europeos.

Fue en 1855, bajo el mando de Allexey W. Von Schmidt y como parte del Sistema Público de estudio del Territorio (Public Land Survey System) cuando se realizó la primera exploración intencionada y sistemática del territorio. El encargo de Von Schmidt era establecer una línea base con punto inicial en el Monte Diablo hacia el este a través de la Sierra Nevada, preliminarmente a la exploración rectangular de California y Nevada realizada por la General Land Office (GLO). Esta línea pasa por la pradera Tuolumne y muy cerca de la cima del monte Dana (aunque Von Schmidt, por razones que se desconocen, desvió su exploración casi 10 km al sur de la línea actual , la que no fue explorada hasta alrededor de 1880). Este reconocimiento fue la primera travesía que no siguió senderos establecidos o rutas naturales. Entre 1863 y 1867 la California Geological Survey exploró partes de las regiones altas de Yosemite y los límites del nuevo estado. Entre 1879 y 1883 la GLO contrató exploradores para inspeccionar grandes zonas del parque. Sin embargo, el individuo contratado para explorar la zona más grande, un tal S. A. Hanson, se asoció con la Benson Syndicate y probablemente mezcló estudios reales con ficticios. Entre 1878 y 1879 los estudios topográficos realizados por el Teniente Montgomery Macomb, de acuerdo con la exploraciones de George M. Wheeler, usó varias cumbres de las regiones altas para conectarse con las extendiendo las exploraciones de Wheeler.

El Valle de Yosemite desde Inspiration Point

Las Guerras Mariposa y su legado

En 1851, el Gobernador de California creó el Batallón Mariposa para acabar con los ataques llevados a cabo por los nativos durante la Guerra Mariposa. Ese mismo año, el Mayor James Savage condujo al Batallón hasta el Valle de Yosemite en persecución de los 200 indios Ahwaneechees guiados por el Jefe Tenaya, de los que se sospechaba que había asaltado varios puntos de comercio en la zona, uno de ellos del propio de Savage. El 27 de marzo de 1851, una compañía compuesta de 50 a 60 hombres llegó al lugar actualmente conocido como Old Inspiration Point (el Lugar de la Antigua Inspiración) donde pudieron contemplar el paisaje que se abría ente ellos. Acompañaba al Batallón de Savage el médico Lafayette Bunnell, quién escribió tiempo después "El Descubrimiento de Yosemite", dónde narró sus impactantes impresiones.[5]

El Dr. Lafayette Bunnell, quien dio nombre a muchos lugares en la zona.

Mientras se encontraban acampados en Bridalveil Meadow, Bunnell sugirió dar al valle el nombre de "Yo-sem-ity", utilizando el apelativo con el que los indígenas de las tribus de la Sierra Miwok (los cuales temían a la tribu que poblaba el Valle Yosemite) se referían a ellos.[8] y no "Ahwahnechee", manera en que se llamaban a si mismos los pobladores de la tribu que lo habitaba.

Bunnell puso nombre también a otros muchos accidentes geográficos durante ese viaje. Algunos de sus compañeros de expedición quedaron impresionados por lo que allí vieron y lo describieron a su familia y amigos, por lo que se incrementó el interés por el valle y sus alrededores. Poco después, Bunnell escribió un artículo sobre su viaje, pero lo destruyó cuando un corresponsal de prensa de San Francisco sugirió reducir a la mitad la altura de 460 metros de las paredes del valle. Realmente, son el doble de altas de lo que Bunnell estimó. El primer escrito publicado sobre el valle fue redactado por el teniente Tredwell Moore para el número del 20 de enero de 1854 del "Mariposa Chronicle", quedando a partir de ese momento establecida la grafía Yosemite.

El Jefe Tenaya y su grupo fueron capturados y su aldea incendiada, cumpliéndose así la profecía que un anciano y moribundo hombre-medicina hizo a Tenaya muchos años atrás. Los Ahwahnechee fueros conducidos por su captor, el capitán John Bowling, a la Reserva Fresno River, cerca de Fresno, California. La vida en la reserva era poco placentera y los Ahwahnechee añoraban su valle, por lo que los oficiales de la reserva permitieron a Tenaya y parte de su grupo retornar a su tierras durante el invierno.

El Lago Tenaya, que recibiera su nombre luego de la muerte del líder Ahwahnechee.

En la primavera de 1852, un grupo de ocho mineros ingresaron al valle y fueron atacados por los guerreros de Tenaya, lo que terminó con dos mineros asesinados. Se organizó un segundo batallón, y se ejecutó a seis Ahwahneechee bajo el mando del Teniente Moore. Los hombres de Tenaya huyeron del valle y encontraron refugio con los Mono, la tribu de su madre. En el verano o a principios del otoño de 1853, los Ahwahneechee aparentemente regresaron al valle, pero más tarde traicionaron la hospitalidad de los Mono robando algunos caballos que los Mono habían tomado a unos rancheros. En venganza, los Mono los rastrearon y asesinaron a algunos de los Ahwahneechee restantes, incluyendo a Tenaya. El Lago Tenaya recibe su nombre luego de la caída del líder. Luego de esto las hostilidades cesaron, y a mediados de los años 1850s los residentes blancos comenzaron a trabar amistad con los nativos americanos que habitaban la zona de Yosemite.

Los Paiute Mono fueron el único grupo que continuó volviendo al valle de forma regular. Vivieron en aldeas establecidas en el valle a principios del s. XX. Cuando los miembros más antiguos de la tribu murieron, los jóvenes se inclinaron a favor de los alojamientos proporcionados por el Servicio de Parques Nacionales. Algunas familias Paiute y Miwok aun viven en el valle y son contratados por el Servicio de Parques. Se ha reconstruido una "Aldea India de Ahwahnee, la que está localizada detrás del Museo de Yosemite, el que se encuentra junto al Centro de Visitantes del Valle de Yosemite. El museo tiene exhibiciones que interpretan la historia cultural de los indígenas residentes en Yosemite entre 1850 y el presente. Además, el museo programa regularmente demostraciones de cestería, confección de abalorios y juegos tradicionales realizados por instructores nativos.

Other Languages