Historia de la homosexualidad en Alemania

La homosexualidad en Alemania ha estado caracterizada, especialmente durante la persecución nazi y las dos décadas tras la creación de la República Federal de Alemania, por una legislación discriminatoria y la persecución. Durante los años 1999 a 2005, bajo el gobierno de coalición de verdes y socialdemócratas, Alemania se ha convertido en un país relativamente tolerante en el reconocimiento de la igualdad de derechos para los homosexuales.

Por otra parte, a pesar de las condiciones adversas, Alemania es el origen del movimiento LGBT en las primeras décadas del siglo XX, años en los que se creó una floreciente subcultura gay y lésbica, que tendría una gran influencia en los movimientos LGBT posteriores. Una perspectiva de la historia LGBT alemana se puede ver en el Schwules Museum de Berlín, una institución única en el mundo dedicada a la conservación y difusión de la historia LGBT.

Los celtas

Los primeros pobladores conocidos de lo que en la actualidad es Alemania fueron los pueblos celtas. De sus costumbres solo quedan los escasos relatos de griegos y romanos. Dada su extensión, es muy probable que sus costumbres fueran muy distintas en diferentes zonas geográficas.

Aristóteles menciona en su Política (Libro 2, Capítulo IX) que los celtas practican la pederastía.[1]

En el siglo I adC, Diodoro Sículo se escandalizaba de las costumbres de los celtas:

Los hombres son mucho más aficionados a su propio sexo; acostados sobre pieles, se divierten con un amante a cada lado. Lo más extraordinario es que no tienen el menor recato ni dignidad; se ofrecen a otros hombres sin la menor compunción. Además, este comportamiento no es despreciado o considerado vergonzoso: al contrario, si uno de ellos es rechazado por otro al que se ha ofrecido, se ofende.

Diodoro Sículo, mencionado en David F. Greenberg[2]

Lo que le resultaba difícil de entender a Diodoro Sículo es que los guerreros celtas no consideraban escandaloso la pasividad sexual masculina, algo que la sociedad romana consideraba por debajo de la dignidad de un hombre. La información de Diodoro proviene de Posidonio y está confirmada por otros autores como Estrabón y Ateneo.[3]

Other Languages