Historia de la India

Pintura rupestre en Bhimbetka.

La historia de la India en la época precedente a 1945 es inseparable de la historia del subcontinente asiático al cual pertenece esta nación.

En el III milenio a. C., varias culturas neolíticas se extendían en lo que hoy es Pakistán y la zona noroeste de la República de la India. Durante el I milenio a. C., los arios védicos se extendieron por el Panyab y la llanura del Ganges (en el norte de la India).

Al principio del período de los Reinos Medios, el norte de la India estaba dominado por los arios, mientras que en el sur era prominente la cultura dravidiana. A partir del siglo X, los imperios islámicos se establecieron en el noroeste de la India, culminando con el Imperio mogul.

La invasión británica de la India comienza en el siglo XVII y llega a su apogeo en 1857. La independencia resultó en la división del Raj británico en tres Estados: India, Pakistán y Bangladés.

Prehistoria (hasta ca. 1750 a.C)

Edad de piedra

Se tienen pruebas de la presencia de seres humanos modernos (Homo sapiens) en el subcontinente indio desde hace unos 75 000 años. Antes de ellos, el subcontinente fue poblado por hominídos ―entre ellos el Homo erectus― hace unos 500 000 años.[1]​ Se han hallado restos aislados de Homo erectus en Hathnora, en el valle del Narmada, en el centro de la India. En la parte noroeste del subcontinente se han descubierto herramientas elaboradas por protohumanos que han sido datadas en 2 millones de años.

El sitio arqueológico más antiguo del subcontinente, con restos de homínidos, se encuentra en el valle del río Soan, contiene restos de homínidos. Se han encontrado sitios de industria lítica soaniana en la región de Sivalik, en los actuales Pakistán, India y Nepal.

En el período Neolítico hubo asentamientos más extensivos en el subcontinente después de la última Edad del hielo, hace aproximadamente 12 000 años. Los primeros asentamientos semipermanentes que se han confirmado aparecieron hace 9 000 años en los refugios rupestres de Bhimbetka, en el actual territorio del estado de Madhya Pradesh, India.

Las cuevas de Edakkal son petroglifos de la Edad de Piedra que se cree que datan de al menos 6 000 a.C, e indican la presencia de una civilización o asentamiento prehistórico neolítico en Kerala. Los petroglifos de Edakkal son raros y son los únicos ejemplos del sur de la India.

Las culturas agrícolas neolíticas surgieron en la región del valle del Indo hacia 5 000 a.C., en la parte baja del valle del Ganges hacia 3 000 a.C y están representadas por los hallazgos de Bhirrana (7 570 a.C - 6200 a.C) en Haryana, India, y los hallazgos de Mehrgarh (7000 a.C. - 5000 a.C.) en Baluchistán, Pakistán. La primera civilización urbana de la región fue la civilización del Valle del Indo.

Cultura del valle del Indo

La transición entre comunidades agrícolas a comunidades urbanas más complejas comenzó entre el periodo de Mehrgarh y el 3000 a. C. Este periodo marcó el principio de una sociedad urbana en India, conocida como la cultura del valle del río Indo ―también llamada civilización de Harappa y Mojensho Daro, la cual llegó a su máximo desarrollo en el lapso de mil años entre el siglo XXIX y el XIX a. C.

Estaba centrada entre los ríos Saraswati y el Indo y se extendía hasta las zonas de los ríos Ganges e Iamuná, Doab, Guyarat y el norte de Afganistán.

Esta civilización se hizo notar por las ciudades que construyó con ladrillos, con sistema de drenajes y casas con múltiples habitaciones. Las referencias históricas más antiguas son las de Meluja en los registros de los sumerios. Comparado con las civilizaciones de Egipto y Sumeria (anteriores en varios siglos), la civilización del Indo contaba con una planificación urbana bastante avanzada y con sistemas de medición sorprendentemente uniformes.

Las ruinas de Mojensho Daro fueron en alguna ocasión el centro de esta sociedad. Los poblados de la civilización del Indo se extendían hasta la frontera con Irán (en el oeste), hasta la cordillera del Himalaya (en el norte), hasta Delhi (en el este) y hasta Bombay (en el sur). En su apogeo se estima que esta región tuvo una población de más de cinco millones de habitantes.

Entre las poblaciones existían centros urbanos de cierta importancia tales como los de Mojensho Daro, Dholavira, Ganweriwala, Lothal y Rakhigarhi.

A la fecha, se han encontrado más de 2500 ciudades y poblados, principalmente en la orilla este del río Indo en Pakistán, a lo largo de lo que puede haber sido el río védico Sáraswati. Se piensa que los cambios geológicos y del clima fueron los responsables de haber secado el río Sáraswati, lo que creó la aridez de la región actual y la desaparición de la civilización en esa región.

Estudios arqueológicos sugieren que las civilizaciones del valle del Indo dependían de los suelos de aluvión de los ríos, lo cual producía alto rendimientos en las cosechas de cereales, granos y otros. Para el siglo XXVIII a. C. es evidente la presencia de un Estado organizado, con reglas jerárquicas y obras públicas de mayor envergadura. A mediados del II milenio a. C., la región del valle de los ríos, donde se estaban ubicados las dos terceras partes de los poblados encontrados, se secaron y los poblados fueron abandonados.

Other Languages
العربية: تاريخ الهند
azərbaycanca: Hindistan tarixi
беларуская: Гісторыя Індыі
български: История на Индия
বিষ্ণুপ্রিয়া মণিপুরী: ভারতর ইতিহাস
čeština: Dějiny Indie
Cymraeg: Hanes India
ދިވެހިބަސް: އިންޑިޔާގެ ތާރީޚު
فارسی: تاریخ هند
hrvatski: Povijest Indije
Bahasa Indonesia: Sejarah India
한국어: 인도의 역사
lietuvių: Indijos istorija
latviešu: Indijas vēsture
Bahasa Melayu: Sejarah India
norsk nynorsk: Indisk historie
संस्कृतम्: भारतस्य इतिहासः
srpskohrvatski / српскохрватски: Historija Indije
Simple English: History of India
српски / srpski: Историја Индије
українська: Історія Індії
Tiếng Việt: Lịch sử Ấn Độ
中文: 印度历史