Historia de Serbia

La historia de Serbia puede considerarse que comienza con el primer estado serbio, Rascia, que fue fundado en el siglo IX por la Casa de Vlastimirovic; se desarrolló dentro del reino y el Imperio serbio bajo la Casa de Nemanjić. En la época moderna, Serbia ha sido un principado autónomo (1817-1878), un principado y reino independiente (1878-1918), parte del Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos (1918-1941) (renombrado a Reino de Yugoslavia en 1929), un estado títere ocupado por los nazis (1941-1944), una república socialista en la República Federal Socialista de Yugoslavia (1945-1992), una república en la República Federal de Yugoslavia (1992-2003), y una república en la Unión de Estado de Serbia y Montenegro (2003-2006) antes de que proclamara su independencia como la República de Serbia el 5 de junio de 2006.

Serbia en la Edad Media

El territorio de la Serbia moderna en tiempos del Imperio romano, con las provincias imperiales en los que se dividía la región. La línea punteada marca la frontera moderna de Serbia.
Territorios serbios en el siglo ix.

Los serbios entraron a su territorio actual en el siglo VII, estableciéndose en seis delimitaciones tribales diferenciadas, que formaron estados ocasionalmente independientes, otras veces unidos:

Los primeros príncipes serbios registrados fueron Višeslav, Radoslav, Prosigoj y Vlastimir. En ese tiempo, el país había aceptado totalmente el cristianismo, habiendo serbios católicos y ortodoxos. En Zeta, hoy Montenegro, el papa coronó al rey Mihailo en 1077, y concedió el título de Archidiócesis a la ciudad de Bar, con lo que los serbios alcanzaban autonomía religiosa. El hijo de Mihailo, Constantino Bodin, reclamó el trono en 1080, gobernando hasta su muerte en 1101.

Los gobernadores continuaron cambiando, y el país aceptó la protección del Imperio bizantino para mantener a raya a su enemigo, el Primer Imperio búlgaro. Serbia se liberó del Imperio Bizantino un siglo más tarde.

El primer estado serbio unificado apareció bajo Caslav Klonimirovic a mediados del siglo X en Rascia, uniendo a las tribus de Bosnia, Herzegovina, Antigua Serbia y Montenegro, e incorporando Pagania, Zachlumia, Travunia, Konavle, Bosnia y Rascia en Serbia, ι Σερβλια).[2] Sin embargo, la primera mitad del siglo XI vio la subida de la familia de Vojislavljevic de Zeta. Finalmente, a mediados del siglo XII predominó nuevamente Rascia con la dinastía de Nemanjic, que llevaron al Reino de Serbia a una edad de oro que duró más de tres siglos. En uno de los pocos estados que no practicaban el orden feudal, los Nemanjic consiguieron para el reino una reputación política, económica y cultural elevada en Europa, y crearon un estado balcánico potente que tuvo su apogeo bajo el reinado del emperador Stefan Dusan a mediados del siglo XIV, antes de sucumbir finalmente al dominio turco otomano (con Zeta, como último baluarte, que cae finalmente en 1499).

A principios del siglo XIV, los serbios vivían en tres reinos independientes: Doclea, Rascia y Sirmia.[5]

Dinastía Nemanjic

Esteban Nemanja

Después de luchar por el trono con sus hermanos, Esteban Nemanja se hizo con el poder en 1166 y comenzó a renovar el estado en la región de Rascia. A veces con el patrocinio de Bizancio, y a veces en su contra, el Veliki zupan (literalmente jefe de familia, equivalente a príncipe) Esteban Nemanja amplió su estado conquistando territorios en el este y el sur, anexionándose el litoral y la región de Zeta. Junto a sus tareas de gobierno, el veliki zupan dedicó esfuerzos a la construcción de monasterios, como el de Djurdjevi Stupovi y el de Studenica en la región de Rascia, y el de Hilandar en el monte Athos.

Esteban I Nemanjic

Esteban Nemanja fue sucedido por su segundo hijo Esteban I Nemanjic, mientras que dio el gobierno de la región de Zeta a su primogénito, Vukan. El hijo menor de Esteban Nemanja, Rastko, se hizo monje y tomó el nombre de Sava, poniendo todos sus esfuerzos en extender la religión entre su gente. Puesto que la Curia ya tenía ambiciones para extender su influencia en los Balcanes, Esteban usó estas circunstancias propicias para obtener su corona del Papa, convirtiéndose así en el primer rey serbio. En Bizancio, su hermano Sava consiguió asegurar la posición autocéfala para la Iglesia serbia, y se convirtió en el primer arzobispo ortodoxo serbio. Así los serbios adquirieron ambas formas de independencia: temporal y religiosa.

Esteban Dragutin

La generación siguiente de gobernadores serbios, los hijos de Esteban I Nemanjic: Esteban Radoslav, Esteban Vladislav I y Esteban I Uros marcaron un período de estancamiento de la estructura del estado. Los tres reyes fueron más o menos dependientes de alguno de los estados vecinos: Bizancio, Bulgaria o Hungría.

Reino de Srem.

En los lazos con los húngaros tuvo un papel decisivo el hecho de que Esteban Uroš I fue depuesto y reemplazado por su hijo Esteban Dragutin, cuya esposa era una princesa húngara. Más tarde cuando Dragutin abdicó en 1282 en favor de su hermano más joven, Esteban Uroš II Milutin, el rey húngaro Ladislao IV le dio tierras situadas al noreste de Bosnia, la región de Mačva, y la ciudad de Belgrado, mientras él conseguía conquistar y anexar tierras en el noreste de Serbia: así algunos de estos territorios pasaron a ser parte del estado serbio por primera vez, aunque como reino independiente. Se nombró al nuevo estado como el Reino de Srem. En ese tiempo el nombre Srem era una designación para dos territorios: Srem Alto (actual Srem) y Srem Bajo (actual Mačva). El reino bajo el gobierno de Stefan Dragutin era el Bajo Srem en realidad, pero algunas fuentes históricas dicen que Dragutin también gobernó Srem Alto y Eslavonia. Después de que muriera en 1316, el gobierno del nuevo reino de Srem recayó en su hijo, el rey Vladislav II, que gobernó hasta 1325.

Esteban Milutin

Bajo el gobierno del hermano más joven de Dragutin, el rey Esteban Uroš II Milutin, Serbia se estabilizó a pesar de tener que combatir de vez en cuando en tres frentes diferentes. Milutin se inclinó al uso de un expediente diplomático medieval: los matrimonios dinásticos. Estuvo casado cinco veces con princesas húngaras, búlgaras y bizantinas. Es también famoso como constructor de iglesias, algunas de las cuales son los ejemplos más brillantes de arquitectura serbia medieval: el monasterio de Gračanica en Kosovo, la catedral en el monasterio de Hilandar en el Monte Athos, la iglesia de San Arcángel en Jerusalén etc. Debido a sus dotaciones, el rey Milutin ha sido proclamado como santo a pesar de su vida turbulenta. Le sucedió en el trono su hijo Esteban.

Esteban Uroš III

Fue llamado Esteban Uroš III Dečanski. Tras extender el reino hacia el este ganando la ciudad de Niš y los condados circundantes, y hacia el sur en la Macedonia, Esteban Decanski siguió el ejemplo de su padre construyendo el monasterio de Visoki Decani en Metohija, el mayor ejemplo de arquitectura medieval serbia.

Esteban Uroš IV Dušan

Durante el mandato del emperador Esteban Dusan, llamado Silni (poderoso) el Imperio serbio cubría gran parte de las Yugoslavia y Grecia actuales. Dusan derrocó a su padre con la ayuda de la nobleza en 1331.

En los primeros años de su reinado, luchó contra el Imperio bizantino (1334), y la guerra continuó con interrupciones hasta su muerte en 1355. Se vio implicado dos veces en conflictos con los húngaros, derrotándolos ambas veces. Mantuvo la paz con los búlgaros, casándose con Helena, la hermana de su emperador, Iván Alejandro. Dusan explotó la guerra civil bizantina, apoyando a mientras que Iván Alejandro lo hacía con Juan VI, aprovechándose ambos: Dusan conquistó todos los territorios bizantinos de los Balcanes occidentales hasta Kavala, a excepción del Peloponeso y Tesalónica. Se proclamó en 1345 emperador (tsar) en Serres, y fue coronado solemnemente en Skopje el 16 de abril de 1346 como "emperador de los serbios, griegos, búlgaros y albaneses" por el patriarca serbio Joanikie II, recién nombrado con la ayuda del patriarca búlgaro Simeon y del arzobispo de Ohrid, Nicolás. Previamente había elevado a la iglesia ortodoxa serbia de un arzobispado autónomo a patriarcado, asumiendo el control. Por esos actos fue excomulgado por el patriarca ecuménico de Constantinopla.

En 1349 aprobó el Dusanov Zakonik (Código de Dusan),[6] un logro jurídico único entre los estados europeos de la época. El emperador abrió rutas de comercio nuevas y fortaleció la economía del estado. Serbia se convirtió en uno de los países más desarrollados de Europa, con una cultura floreciente. Se crearon algunas de las mayores obras de arte medieval durante este período, como el nomocánon de San Sava. El emperador Esteban Dusan duplicó el tamaño de su reino, tomando territorios al sur, sureste y este a expensas de Bizancio. Fue sucedido por su hijo Esteban Uroš V, llamado el Débil, un término que podría aplicarse también al estado del reino, que bajo su mandato se deslizaba lentamente en la anarquía feudal. Es un período marcado por el surgimiento de una nueva amenaza: el sultanato turco otomano que se extiende de Asia a Europa y conquista primero Bizancio, invadiendo a los estados balcánicos gradualmente.

Other Languages
العربية: تاريخ صربيا
башҡортса: Сербия тарихы
беларуская: Гісторыя Сербіі
čeština: Dějiny Srbska
hrvatski: Povijest Srbije
Bahasa Melayu: Sejarah Serbia
norsk bokmål: Serbias historie
română: Istoria Serbiei
srpskohrvatski / српскохрватски: Istorija Srbije
српски / srpski: Историја Србије
українська: Історія Сербії