Historia de Poitiers

La historia de Poitiers se remonta a principios del siglo I antes de Jesucristo.

Dolmen megalítico en Poitiers.

Antigüedad

Antes de que llegara Julio César a la villa, ésta ya existía. Era un oppidum galo llamado Limonum (lodo). Los pictones estaban divididos entre aquellos que apoyaban a Julio César y los que apoyaban a Vercingetórix, la villa sufrió un asedio en el 52 a. C. El jefe de los Andecaus, Dummacos, reunió a sus guerreros y los pictones anti-romanos acorralaron al jefe de las huestes de César, el Picton Duratios. La intervención de los legados Caius Caninius y Caius Fabius, obligó a Dummacos a levantar el asedio.

Los romanos acondicionaron la villa en el siglo I de nuestra Era, construyendo anfiteatros que podían acoger a un total de 20.000 a 30.000 personas. Asimismo construyeron termas y varios acueductos alimentados por el río Fleury, algunos de los cuales todavía sirven para conducir el agua a Poitiers.

Es posible que, en el siglo II de nuestra Era, la villa hubiera sido la capital de Aquitania. Se tiene constancia de que Burdeos no fue una capital hasta el siglo III, y no hay mención alguna que atestigüe que Saintes fuera la capital en el siglo II.

En el siglo III se construyó una gruesa muralla que rodeaba la villa que quedó constreñida en la cumbre del promontorio. Con 42 ha. intra muros, contra, por ejemplo, las 32 ha. en Burdigala (Burdeos) capital de la provincia, no obstante es una de las superficies más grandes rodeada de murallas de la Galia antigua. Únicamente las villas próximas a Germania sobrepasaban esta amplitud: Tréveris con 282 ha., Maguncia, Colonia y Metz.

San Hilario de Poitiers evangelizó la villa en el siglo IV. La construcción del baptisterio de Saint-Jean data de esa época.

En el siglo V las tropas de los federalistas sármatas y taifales fueron derrotadas.

Other Languages