Historia de Piedras Negras

La historia de Piedras Negras (ciudad que se localiza al norte del estado de Coahuila, que a su vez se halla al norte de México) inicia en el siglo XIX, cuando los primeros pobladores llegaban a la región. Se convirtió en una ciudad próspera, con una economía pujante. La explotación del carbón en el subsuelo, la instalación de dos plantas termoeléctricas, la llegada de maquiladoras, de empresas del ramo de las bebidas y el turismo del sur de Texas han proporcionado un crecimiento sostenido a la ciudad.

Presidio de Monclova Viejo

Entre los antecedentes de la fundación de Piedras Negras, se encuentra el Presidio de Monclova Viejo, el asentamiento más antiguo del municipio. Este presidio se creó en marzo de 1773 como parte de un plan para defender de los ataques de apaches a los primeros pobladores de Nueva Vizcaya, Coahuila y Sonora.[ cita requerida]

Hugo O'Connor, comandante inspector de presidios, fue quien diseñó la estrategia para proteger a los pobladores, la cual consistía en reubicar algunos presidios. En el Presidio de Santiago de la Monclova (hoy Monclova) dejó solo la mitad de la fuerza militar; el resto lo reubicó en un nuevo Presidio de Monclova Viejo, ubicado 250 km al norte, alrededor de la loma de El Moral, a unos kilómetros de la confluencia del río San Rodrigo con el río Bravo. Por causas inexplicables, O'Connor lo llamó Presidio de Monclova Viejo, en lugar de Monclova Nuevo, considerando lo posterior de su fundación en relación con el Presidio de Santiago de la Monclova, instalado 96 años atrás. Para 1776, el Presidio de Monclova Viejo había cumplido con su objetivo: expulsar a los apaches hacia el Oeste.

Other Languages