Historia de Lérida

La historia de Lérida ( España) se remonta a antes de la llegada de los romanos a la Península Ibérica.

Historia antigua

Los ilergetes, de origen íbero, forman un pueblo constituido a mediados del Siglo VI a. C.. Su hábitat se sitúa en zonas elevadas y, por lo tanto, es fácil imaginar Iltrida sobre la Roca Soberana. Sus caudillos más significativos fueron Indíbil y Mandonio, que se aliaron con los cartagineses contra los romanos.

El año 215 a. C. fue decisivo. Tuvo lugar la Batalla del Ebro, donde Asdrúbal, hermano de Aníbal y comandante del ejército cartaginés cae derrotado frente a los romanos. Sus aliados Indíbil y Mandonio serían finalmente dominados el año 206 AC.

Monumento a Indíbil (a la izq.) y Mandonio

El año 195 a. C. trajo consigo una nueva e importante insurrección de las tribus ilergetas, lacetanas y ausetanas que fue sofocada por el cónsul Marco Porcio Catón y que supuso la muerte de los caudillos ilergetas Indíbil y Mandonio. El final de la segunda guerra púnica traería consigo la romanización y asimilación por parte de las estructuras indígenas de la cultura romana. Iltirta se convertiría en Ilerda. El año 49 a. C. Julio César libró una batalla de la Guerra Civil Romana contra Pompeyo Magno delante de sus murallas.

Alrededor del año 205, la ciudad pasó a llamarse Ilerda. Las crónicas romanas hablan de una ciudad fortificada con un puente de piedra que constituía un municipio creado en tiempos del emperador Augusto.

El municipio poseía tierras fértiles que, a finales del Siglo III, fueron destruidas por bandas de bárbaros germanicos. Una época oscura, por los pocos datos que se tienen, fue la de la dominación visigoda aproximadamente desde el año 375 al 716, cuando fue sede episcopal. San Isidoro menciona a Petrus flerdensis, obispo de fines del siglo V y uno de los creadores de la liturgia mozárabe.

Other Languages