Historia de Kosovo

La Historia de Kosovo hace alusión al contexto histórico de la región de Kosovo, en los Balcanes. Estudios arqueológicos han establecido que su territorio estuvo habitado en la edad de piedra. Los más antiguos habitantes fueron los ilirios, tracios y griegos antiguos. Dicho territorio fue conocido en la antigüedad como Dardania y, desde el siglo I a. C., formó parte de la provincia romana de Mesia y, luego, del imperio bizantino. Durante los siglos VI y VIII de nuestra era los eslavos se establecieron en la península y, entonces, Kosovo se convirtió en una provincia fronteriza bizantina hasta el siglo XI. Stefan Nemanja lo incorporó oficialmente al estado serbio a finales del siglo XII, aunque fue parte de los estados medievales serbios, principalmente de Raška (en serbio: Рашка) desde el año 700 hasta 1455, cuando fue conquistada por el Imperio otomano.

En el período feudal, desde el siglo XII hasta la conquista otomana, la minería, la artesanía, la ganadería y la agricultura fueron desarrolladas. Las comunidades de Novo Brdo y Trepča fueron importantes centros mineros de producción de plomo, plata y oro. Kosovo fue el escenario de muchas batallas entre los ejércitos serbio y otomano. La más famosa de ellas es conocida como la " batalla de Kosovo", luchada en 1389 en Gazimestan, un campo cercano a Pristina. Después de la derrota serbia, Kosovo permaneció siendo parte del dominio del Despotado de Serbia, un estado considerado vasallo del imperio otomano. Después de su caída en 1459, los turcos establecieron su mando directo sobre la provincia, fundando una forma militar feudal de gobierno como en el resto del imperio. Cabe subrayar que, hasta fines del siglo XVI, los censos otomanos de población en Kosovo (y, antes de ellos, los censos serbios) no registran la existencia de un sólo habitante arnauta (nombre por el que, desde el siglo XVII, se conocía --y todavía se conoce- a los albaneses, en lo que actualmente son los territorios de Montenegro y Serbia). Bajo el dominio turco (1459-1912), Kosovo se estancó en todos los aspectos. La guerra, las dificultades económicas y los cambios políticos resultaron en una emigración en gran escala de su población.[1] Desde el inicio de la ocupación hasta el final de ese período los habitantes de la provincia llevaron a cabo muchas insurrecciones que fueron reprimidas "manu militare".

El vilayato de Kosovo otomano data de 1875, siendo sus fronteras significativamente diferentes de las de la actual provincia. En 1912, el territorio fue reincorporado a Serbia y, como parte de Serbia, se convirtió en parte integrante de Yugoslavia en 1918. Kosovo obtuvo cierta autonomía en 1963 bajo el gobierno de Tito y, en 2006, con la disolución de Serbia y Montenegro permaneció siendo parte de la República de Serbia. Así pues, el Kosovo moderno solo ha existido como entidad política o territorial desde 1946, en que recibió el estatus de provincia autónoma.

El 17 de febrero de 2008, las instituciones provisionales de autogestión kosovares declararon la independencia de forma unilateral, con lo cual pretendieron escindir, del resto de Serbia, este territorio habitado en su mayor parte por la minoría albanesa. La creación de un nuevo Estado denominado República de Kosovo se ha estado realizando en perjuicio de Serbia bajo la supervisión de Estados Unidos y varios países miembros de la Unión Europea, aunque con un parcial reconocimiento internacional como tal.

Historia Antigua hasta la Conquista Bizantina

Dardania kingdom.png
Balcanes clásicos.

El área de Kosovo en el Neolítico se encontraba en el área de la cultura Vinča-Turdaş (Balcanes occidentales, con cerámica negra y gris). La Edad del Bronce comienza alrededor del siglo XX a. C. y la Edad del Hierro se inicia aproximadamente en el siglo XIII a. C. Las tumbas de la Edad del Bronce y del Hierro han sido encontradas solo en Metohija y no en Kosovo.[2]

El territorio comprendía a las partes orientales del reino de Iliria en el siglo IV a. C., siendo fronterizo con Tracia. Al mismo tiempo, estaba habitada por las tribus traco-ilíricas de los dardanios y la tribu tracios de los tribalios.

Iliria fue conquistada por Roma en el año años 160 a. C. y se convirtió en la provincia de Ilírico en el año 59 a. C. La región de Kosovo fue parte de Mesia Superior en el año 87 d. C. (o alternativamente fue dividida entre Dalmacia y Mesia, un punto de vista que es apoyado por algunas evidencias arqueológicas[4]

Justiniano I, que asumió el trono del Imperio bizantino en el año 527, supervisó un período de expansión bizantina en los antiguos territorios romanos, y reincorporó el área de Kosovo al Imperio. A menudo, es denominado entre los historiadores como el último emperador romano porque el latín fue su lengua nativa y porque fue el último emperador que hizo un intento serio de reunificar el Occidente latino con Oriente.[5]

Las migraciones eslavas alcanzaron los Balcanes entre el siglo VI y VII. El área fue reincorporada por el Imperio bizantino a mediados del siglo IX.

Other Languages
čeština: Dějiny Kosova
hrvatski: Povijest Kosova
lietuvių: Kosovo istorija
norsk bokmål: Kosovos historie
srpskohrvatski / српскохрватски: Istorija Kosova
Türkçe: Kosova tarihi