Historia de Kiribati

Los i-Kiribati o gilberteses colonisaron las islas que se llamarían Gilbert hace entre 3.000 y 2.000 años. Posteriores invasiones de samoanos y tonganos introdujeron elementos de la cultura polinesia en la cultura micronesia prebiamente establecida. Asimismo, invasiones de fiyianos introdujeron elementos melanesios, pero los cruces entre las distintas etnias dieron como resultado una población razonablemente homogénea en aspecto, idioma y tradiciones.

Época colonial

El contacto con europeos comenzó en el siglo XVI cuando Magallanes, Saavedra y Quirós descubrieron y conquistaron las islas del Papa Clemente VIII en 1520; las islas de la Reina Catalina en 1528 y la isla (La) Carolina en 1606 (el dominio español duró de 1528-1885); en esa época se llamaban las Islas de Santa Catalina, en honor a la reina Catalina de Aragón. Balleneros, comerciantes de esclavos y barcos mercantes llegaron en grandes números durante el siglo XIX, y la agitación resultante fomentó conflictos internos entre tribus e introdujo epidemias europeas. En un esfuerzo para restaurar el orden, las Islas Gilbert y Ellice fueron forzadas a someterse a un protectorado británico en 1892. La Isla Banaba fue anexionada en 1901 tras el descubrimiento de ricos yacimientos de guano.

Los archipiélagos completos, junto con las Islas Fanning y Washington ( Espóradas Ecuatoriales), se convirtieron en colonia británica en 1916, como parte de los Territorios británicos del Pacífico Occidental (una entidad colonial creada en 1877 y disputada por España, gobernada por un único alto comisionado) hasta 1971, sólo cinco años antes de su abolición. La mayor parte de las Espóradas Ecuatoriales incluyendo la Isla Navidad, las Islas Fénix e incluso las Islas de la Unión ( Tokelau, hasta 1925) fueron incorporadas gradualmente durante los siguientes 20 años.

Japón ocupó parte de las islas durante la Segunda Guerra Mundial para convertirlas en sus defensas insulares. En noviembre de 1943, los aliados atacaron las posiciones japonesas en el atolón de Tarawa en las Islas Gilbert, dando lugar a una de las batallas más sangrientas de la campaña del Pacífico.

Other Languages