Historia de Guinea

El área ocupada hoy por Guinea estuvo integrada en varias formaciones políticas de África Occidental, incluyendo a los imperios de Ghana, Malí y Songhai, en diversas ocasiones desde el siglo X hasta el siglo XV, cuando la región entró en contacto con el comercio europeo. El período colonial comienza con la penetración militar francesa en el área a mediados del siglo XIX. La dominación francesa se consolida con la derrota en 1898 de los ejércitos de Samory Touré, Mansa (o emperador) del estado de Ouassoulou y líder de descendencia malinke, la cual dio a Francia el control de lo que hoy es Guinea y áreas adyacentes.

El interior del país, o Futa-Yalón, comienza su historia moderna en 1725 con la derrota de los malinke por los fulani, que afirman su independencia. Las rivalidades de clan y, sobre todo, la aparición de los fulani (o peules), pastores del interior que reducen a los autóctonos a servidumbre, hacen endémica la inestabilidad. Mientras tanto, la costa es recorrida por navegantes europeos.


Guinea colonial

Los primeros europeos que llegaron a la costa guineana fuero los portugueses (siglo XV), que se preocupan por su parte occidental (la futura Guinea portuguesa), mientras que los franceses e ingleses se interesaran posteriormente por su parte oriental. Aunque esta costa, peligrosa para la navegación, no fue tan visitada como las aledañas por los europeos, se crearon en ella algunos fuertes, verdaderos bastiones de los traficantes de esclavos.

Sólo tras las guerras napoleónicas, Francia presta atención a esta zona (exploraciones de Gaspard Théodore Mollien, René Caillié, Édouard Boüet-Willaumez), compitiendo con Gran Bretaña, ya establecida en las vecinas Gambia y Sierra Leona. Francia firmó los primeros tratados con los nativos en 1848, política que prosiguió e impulsó el gobernador general del Senegal, Louis Léon César Faidherbe ( 1854), y que se mantuvo en los años siguientes, hasta que en 1881 el emir de Futa-Yalón colocó su país bajo el protectorado francés, hecho que imposibilitaba la posible unión entre las colonias británicas de Gambia y Sierra Leona. Gran Bretaña reconoció en 1882 los derechos adquiridos por Francia. Hasta 1890, los territorios guineanos estuvieron incorporados administrativamente a la colonia francesa del Senegal. En 1890 se convirtió en colonia separada, con el nombre de Ríos del Sur (Rivières du Sud). En 1893, con la incorporación de nuevos territorios (Boké y parte del actual Malí), pasó a llamarse Colonia de la Guinea Francesa. En 1895, quedó integrada en el Gobierno General del África Occidental Francesa, conservando su autonomía administrativa y financiera. Pese a todo, la resistencia a la ocupación francesa no desapareció hasta que se logró capturar, en 1898, a Samory Touré.

Al terminar la Segunda Guerra Mundial, se le concedió a Guinea el estatuto de Territorio, dentro de la Unión Francesa ( 1946). Los derechos de los guineanos fueron ampliados en 1951 y todavía más al otorgarse al país la autonomía ( 1956) y el derecho al sufragio a todos los adultos ( 1957). De acuerdo con estas normas, en las elecciones de 1957, el Partido Democrático Guineano (PDG), dirigido por Seku Turé, logró un triunfo total.

Other Languages