Historia de Dresde

Este artículo trata sobre la Historia de la ciudad de Dresde, en Sajonia ( Alemania). Los primeros asentamientos datan del año 5500 a. C. La ciudad se fundó en 1173. Hasta hoy es la capital de Sajonia.

Dresde en los años 50.

Primeros asentamientos

Desde aproximadamente el año 7500 a. C.., el valle del Elba ofrecía condiciones idóneas para su poblamiento en los desniveles situados en la margen izquierda del río. Condiciones probablemente más satisfactorias que las que podían ofrecer los arenales situados en la orilla norte, el escarpado Erzgebirge o la vega del Elba, frecuentemente inundada tanto por el propio Elba como por sus afluentes. Los restos arqueológicos más antiguos hallados en la zona proceden de una excavación cerca de Dresde-Mockritz. Un fragmento hallado de cerámica lineal (en alemán Linearbandkeramik o simplemente “LBK”) data aproximadamente del 5500 a. C. En otros puntos cercanos se han encontrado asimismo vestigios de un uso temprano de esta técnica (5500 a. C. - 4500 a. C.), principalmente en los terrenos de la margen izquierda del Elba, pero también en Taschenberg (lugar donde hoy se ubica el Dresdner Residenzschloss) y, de forma aislada, en otros lugares del valle del Elba, así como en los alrededores de la actual Cotta.[2]

La colonización del área de Dresde tuvo lugar en el neolítico. Entre otros, hay constancia de asentamientos en Dresde-Nickern y Cotta. De este último barrio, proceden también algunos restos que delatan el uso de cerámica lineal grabada (Stichbandkeramik o “STK”), una manifestación tardía de la técnica de alfarería anteriormente citada. Durante el llamado “ periodo de las grandes migraciones” (300-700 d. C.) la tribu eslava de los Nisani se establebleció en la región.[3] Deriva de la palabra eslava drežga (“bosque situado en un cenagal”) y hace referencia a los habitantes de ese tipo de terreno. Aún hoy, el nombre de Dresde en eslovaco y en checo es Drážďany (en el idioma de los wendos, Drodln).

Representación de Otto el Rico en el Desfile de los Príncipes (Dresde).

El origen de la ciudad se puede encontrar en los enclaves de la orilla derecha del Elba de Ostra, Poppitz, Fischersdorf, Taschenberg y Elbberg. El rey de la Francia Orientalis (germen del Sacro Imperio Romano Germánico) Enrique I expulsó en el 929 a los eslavos y fundó Meißen, estableciendo en ella un episcopado y la capital del Margraviato (o Marca) de Meißen (en algunas fuentes, "Misnia"), que en alemán recibe el nombre de Markgraftschaft Meißen. Con ello, se germanizó y cristianizó la región de Dresde (por aquel entonces Gau Nisani). En el actual barrio de Briesnitz se estableció un Burgward (concepto originario del pueblo sajón similar al de “feudo”, con el que se denomina a una región en cuyo centro hay un castillo o Burgwardsmittelpunkt encargado de proteger los pueblos vecinos). Presumiblemente, hubo otro Burgward en Pesterwitz, si bien actualmente algunos historiadores lo sitúan en Plauen.

La fundación propiamente dicha de Dresde se estima en el año 1173 y está relacionada con el hallazgo de plata en el Erzgebirge. Se cree que el primer castillo de Dresde fue construido por delegación imperial y más tarde habitado por los condes de Dohna, a quienes también correspondería hasta bien entrada la Edad Media la jurisdicción del puente sobre el Elba que había en la ciudad, así como un tercio de la recaudación en concepto de peaje del mismo. La construcción del primer castillo en Dresde relacionado con el margraviato de Meißen se atribuye al segundo margrave (Markgraf) cuyo título fue heredado, Otto el Rico (Otto der Reiche, 1125-1190).

Véase también: Ostsiedlung, Pueblo eslavo

Other Languages