Historia de Costa de Marfil

La historia primitiva de Costa de Marfil es virtualmente desconocida, aunque se cree que existió ahí una cultura neolítica. Francia hizo su primer contacto con Costa de Marfil en 1637, cuando llegaron misioneros a Assinie, cerca de la frontera de la Costa de Oro (hoy Ghana). Los primeros contactos estaban limitados a unos pocos misioneros a causa de la inhóspita línea costera y el miedo de los colonos hacia los habitantes.

En el siglo XVIII, el país fue invadido por dos grupos relacionados con los grupos akan —los agnis, que ocuparon el sudeste, y los baoulé, que se establecieron en la sección central. En 1843- 1844, el almirante Bouet-Williaumez firmó tratados con los reyes de las regiones del Gran Bassam y Assinie, poniendo sus territorios bajo protectorado francés. Exploradores, misioneros, compañías comerciales y soldados franceses extendieron gradualmente el área bajo control francés tierra adentro desde la región de la laguna. No obstante, la pacificación no se cumplió hasta 1915.

Período precolonial

El territorio está habitado desde el paleolítico superior, como prueban algunos restos encontrados, pese a las dificultades para la arqueología por las condiciones del terreno y por la falta de tradición de excavaciones en el país. En la época antigua en el norte se establecieron pueblos saharianos y en el sur los Krus, venidos de Liberia. Los diferentes pueblos se organizaron en ciudades-estado que sobrevivían gracias a las rutas comerciales y sin límites precisos.

Los primeros colonizadores europeos fueron los portugueses, quienes bautizaron al país por la cantidad de marfil que encontraron. A finales del siglo XVIII se inició el colonialismo francés, con la conversión al catolicismo de los principales líderes tribales, aunque no se convirtió en propiedad oficial de Francia hasta 1893.

Other Languages