Historia de Corea del Sur

Corea del Sur

La historia de Corea del Sur comienza con el establecimiento del estado seguido de la división de la península coreana. Después de la rendición de Japón a los Aliados, la división en el paralelo 38 marcó el comienzo de la administración soviética y estadounidense sobre el Norte y Sur, respectivamente. El 15 de agosto de 1948, se estableció la República Democrática de Corea, con Syngman Rhee como su primer presidente; el 9 de septiembre de 1948, se establece la República Democrática Popular de Corea bajo el mando de Kim Il-sung. El 25 de junio de 1950, fuerzas norcoreanas invadieron Corea del Sur (véase Guerra de Corea). Liderada por Estados Unidos, una coalición de 16 miembros emprendió la primera acción colectiva bajo el comando de la ONU. Las oscilantes líneas de batalla infligieron un alto número de bajas civiles e inmensa destrucción. Con la entrada de la República Popular de China en nombre de Corea del Norte en 1951, la paralización se estableció cerca hasta la línea original de demarcación. Las negociaciones del armisticio, iniciadas en julio de 1951, concluyeron finalmente el 27 de ese mes de 1953 en Panmunjeom, en la ahora Zona Desmilitarizada (ZDM). El acuerdo armisticio fue firmado por el ejército norcoreano, voluntarios populares chinos y los Estados Unidos y la República de Corea apoyados por el Comando de las Naciones Unidas. No se ha firmado un tratado de paz hasta ahora.

Después del armisticio, Corea del Sur experimentó disturbios políticos en los años de liderazgo autocrático de Syngman Rhee, la cual terminó en una revuelta estudiantil en 1960. No obstante, los golpes de estado militares liderados por el Mayor General Park Chunghee en 1961, puso a Corea del Sur bajo gobierno autoritario por otras dos décadas, durante las cuales Corea del Sur logró un crecimiento económico sorprendente, con el ingreso per capita creciendo hasta 13 veces el nivel de Corea del Norte. Después del asesinato de Park Chung-hee en 1979, una sociedad civil vocal emergida condujo a fuertes protestas contra el gobierno autoritario. Compuesto principalmente de estudiantes universitarios y sindicatos laborales, las protestas alcanzaron un clímax después del golpe de estado del Mayor General Chun Doo-hwan el 12 de diciembre de 1979 y la declaración de la ley marcial. El 18 de mayo de 1980, estalló un enfrentamiento entre los estudiantes de la Universidad Nacional de Chonnam que protestaban contra el cierre de su universidad y las fuerzas armadas y se convirtió en un motín urbano que duró nueve días hasta el 27 de mayo. Las estimaciones inmediatas de la tasa de muertes civiles alcanzó de unas pocas docenas a 2000, con una posterior investigación completa del gobierno civil, hallando 207 muertes (véase: Masacre de Gwangju). El ultraje público por los asesinatos consolidó el apoyo de toda la nación por la democracia, despejando el camino para las primeras elecciones democráticas, que tuvieron lugar en 1987.

En 1987, Roh Tae-woo, uno de los colegas de Chun en el golpe de estado de 1979, fue elegido presidente por voto popular. En 1992, Kim Young-sam fue elegido para otro mandato. En 1997, la nación sufrió una seria crisis económica, de la cual continúa recuperándose. Corea del Sur ha mantenido también su compromiso por democratizar sus procesos políticos, mientras Kim Dae-jung ganaba la presidencia el mismo año. Esta fue el primer traspaso del gobierno entre partidos por medios pacíficos. Kim Dae-jung siguió la "Política de la Luz," una serie de esfuerzos por reconciliarse con Corea del Norte, la cual culminó en la cita con el líder norcoreano Kim Jong-il, por la cual Kim Dae-Jung recibió el premio Nobel de la Paz en 2000. Sin embargo, la eficacia de la Política de la Luz fue cuestionada entre acusaciones de corrupción. Roh Moo-hyun fue elegido presidente en 2002. El 12 de marzo de 2004, La Asamblea Nacional surcoreana (Parlamento) votó por juzgar al presidente Roh Moo-hyun por cargos de corrupción y patrocinio político. El partido Uri, el único que apoyaba al presidente, boicoteó claramente la votación. Esta moción afectó claramente el resultado de la elección parlamentaria del 15 de abril de 2004, en las cuales, el partido Uri obtuvo 152 escaños de un total de 299 en la Asamblea Nacional. Por primera vez en 18 años, el partido gobernante se convertía en la mayoría de la Cámara. Esta fue la primera vez en más de 40 años que un partido liberal tuvo una mayoría en la Asamblea.

Antes de la división

Los primeros restos humanos hallados en Corea datan de alrededor de hace 500.000 años.[2] (a menudo conocido como "Gojoseon" para evitar la confusión con la dinastía del siglo XIV del mismo nombre; el prefijo go significa "viejo" o "anterior"). Después de numerosas guerras, este reino se desintegró.

Jikji, el primer libro impreso en una imprenta con móviles metálicos, en 1377, 62 años antes de la Imprenta de Gutenberg.[3]

La antigua Corea pasó a albergar una serie de ciudades-estado en constantes guerras, que aparecían y desaparecían de manera constante. No obstante, tres reinos, Baekje, Koguryŏ y Silla se fortalecieron y entre los tres dominaron la escena histórica de Corea por más de doscientos años, en el periodo conocido como los Tres Reinos de Corea.[5]

Tras su decadencia, en 918 el general Wang Geon fundó el reino de Goryeo (o Koryŏ, de donde proviene el nombre de Corea). En el siglo XIII, la invasión de los mongoles debilitó a Goryeo: después de casi treinta años de guerra, el reino conservó el dominio sobre todo el territorio de Corea, aunque en realidad sólo era un tributario más de los mongoles.[2]

El palacio de Gyeongbok es el más grande de los cinco grandes palacios construido durante la dinastía Joseon.

Entre 1592 y 1598, los japoneses invadieron Corea, después de que los Joseon se negaran a brindarle paso seguro al ejército japonés, liderados por Toyotomi Hideyoshi, en su campaña para la conquista de China. La guerra finalizó cuando los japoneses se retiraron después de la muerte de Hideyoshi. Es en esta guerra donde se da el surgimiento como héroe nacional del almirante Yi Sun-Sin y la popularización del famoso " Barco Tortuga".[6]

En el siglo XVII, Corea fue finalmente derrotada por los Manchú y se unió al Imperio Qing. Durante el siglo XIX, gracias a su política aislacionista, Corea ganó el nombre del "Reino ermitaño".[7] Al final de la Segunda Guerra Mundial, los japoneses se rindieron ante las fuerzas soviéticas y estadounidenses, que ocuparon las mitades norte y sur de Corea, respectivamente.

Other Languages