Historia de Berlín

Berlín y Cölln en 1270.

La historia de Berlín, actual capital de Alemania, se inicia con la unión de dos pueblos fundados alrededor de los años 1200, Berlín y Cölln (en la actual isla de los museos), que se unen en 1307 en una ciudad que guarda el nombre de Berlín.

En 1415 la ciudad es elegida capital del Margraviato de Brandeburgo, a la sazón un estado que formaba parte del Sacro Imperio Romano Germánico.

Llegada de los Hugonotes

Desde 1661, los hugonotes, calvinistas franceses, empezaron a emigrar de Francia debido al cúmulo de interdicciones y limitaciones del Edicto de Nantes impuestas por el gobierno de Luis XIV. Entre 1686 y 1689 se produjo un éxodo masivo que continuó hasta las primeras décadas del siglo XVIII. Entre 1685 y 1715, se calcula que emigraron unos 200.000 hugonotes.[1]​ Numerosos hugonotes huyeron a Berlín. En 1701 los hugonotes constituían el 25% de la población. Influyeron tanto económica como culturalmente. En 1701 comenzaron a construir su catedral hoy conocida cono Catedral francesa.