Historia de Barranquilla

La historia de Barranquilla comienza alrededor de 1629, el año en que probablemente comenzó su asentamiento, mucho más tarde que la mayoría de las otras principales ciudades colombianas que datan de comienzos del período colonial.

En sus primeros días, la población de Barranquilla creció lentamente; está formada por artesanos, navegantes, transportistas y comerciantes. Durante el período colonial, la ciudad conoció una gran actividad comercial relacionada con el contrabando lucrativo. Desde finales del siglo XVIII, ganó importancia como puerto fluvial gracias a su ubicación geográfica; captura una parte importante del comercio a expensas de puertos más pequeños. Es proclamada villa el 7 de abril de 1813 por el gobernador del Estado Libre de Cartagena, Manuel Rodríguez Torices, antes de obtener el título de ciudad en 1857. Durante la segunda mitad del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX comenzó su considerablemente expansión en todas las áreas, tanto a nivel demográfico como económico, convirtiéndose en la tercera ciudad industrial más grande del país. En Colombia, es considerada como pionera en diversos sectores como aviación, servicios públicos o proyectos de urbanización.

El declive de Barranquilla comenzó en las décadas de 1940 y 1950, y su puerto tuvo que enfrentar el ascenso del de Buenaventura. Desde la década de 1950, se vio sumida en un período de inestabilidad política. La ciudad enfrenta el empobrecimiento de los servicios públicos, la corrupción y una severa crisis financiera, así como graves deficiencias en los sectores de la salud y la educación. Durante la primera década del siglo XXI, Barranquilla comenzó una renovación, tanto en términos de urbanización como en términos políticos y económicos.

Orígenes de Barranquilla

La historia de Barranquilla por no estar fijada, tiene una existencia inexistente. Para captarla hay que caminar en lo vago, en las avenidas de la dispersión, en los laberintos del recuerdo. Y juntar, unir, resucitar.

Ramón Vinyes El Heraldo de Barranquilla, 1940.

Una ciudad sin historia

En 1940, el escritor español Ramón Vinyes escribe en el periódico El Heraldo que Barranquilla "tiene una existencia inexistente". Posteriormente, varios otros personalidades tales Álvaro Cepeda Samudio en 1948, Alfonso Fuenmayor en 1953 o Marvel Moreno en 1987 en el epílogo de su novela En diciembre llegaban las brisas, apoyan esta affirmation.[7]

Primeros asentamientos

Algunas puntas de flecha que datan del período paleoindio (20000 aC a 7000 aC) se encontraron en el actual territorio de Barranquilla 8. Los primeros intentos de vivir en comunidad aparecen, sin embargo, más recientemente, entre el 7000 a. C. y 1200 a. C..[9]

Descubrimiento del territorio

A diferencia de otras ciudades colombianas como Bogotá y Cartagena de Indias, Barranquilla no se fundó durante el período colonial español y no se encuentra en un sitio precolombino.[12]

Orígenes de la fundación de Barranquilla

Placa en el sitio donde se empezó a poblar Barranquilla.

En su libro Geografía histórica, estadística y local de la Provincia de Cartagena, República de la Nueva Granada descrita por cantones publicado en 1839, Juan José Nieto escribió que el año de fundación de Barranquilla como 1629 pero sin proporcionar evidencias.[15]

En su libro de 1987 El Norte de Tierradentro y los Orígenes de Barranquilla, el historiador José Agustín Blanco Barros establece un nuevo enfoque para la fundación de la ciudad. Según él, no son los habitantes de Galapa, una localidad colonizada por los españoles en 1533, ni los mismos españoles que fundaron Barranquilla a diferencia de otras ciudades colombianas.[16]

Other Languages