Historia de Azerbaiyán

El territorio histórico azeri se extiende por la república de Azerbaiyán y sobre varias provincias de Irán.

Antigua Azerbaiyán

Torre de la Doncella en el Viejo Bakú es un Patrimonio de la Humanidad construido en el siglo 11 y 12

Los primeros indicios de asentamientos humanos en el territorio de Azerbaiyán fechan de finales de la Edad de Piedra. La zona fue conquistada por la Dinastía Aqueménida alrededor de 550 a. C., dando lugar a la propagación del zoroastrismo, más tarde pasó a formar parte del imperio de Alejandro el Grande, y su sucesor, el Imperio seléucida. Los Caucásicos albaneses, habitantes originales de la zona establecieron un reino independiente en torno al siglo IV a. C. pero cerca de 95-67 a.C partes del territorio fueron subyugados por Tigranes II el Grande. Cuando los romanos y los Partos comenzaron a expandir sus dominios en los alrededores del Cáucaso, Albania, a diferencia de Armenia, logró mantenerse parcialmente independiente y, además, firmó un tratado de paz con la República Romana, como atestigua Estrabón.

Mausoleo del siglo XII.

En el 252 el territorio se convirtió en un estado vasallo del Imperio sasánida, mientras que el cristianismo fue adoptado oficialmente como la religión del estado en el siglo IV d. C., cuando los Romanos lograron ocupar temporaneamente la Albania caucasica.

A pesar de las numerosas conquistas de Sasánidas y luego romanos orientales, la Albania caucásica siguió siendo una entidad en la región hasta el siglo 9 d. C. El territorio moderno de Azerbaiyán corresponde aproximadamente a la del antiguo reino.[1] La Dinastía de los Omeyas y los Sasánidas fueron ambos rechazados de la región del Cáucaso por los bizantinos y Albania se convirtió a un estado vasallo de estos últimos. Al comienzo del siglo XI, el territorio fue sometido gradualmente por olas de tribus turcas de Asia central. La primera fue la Gaznavida, que se hizo cargo de la zona que hoy se conoce como Azerbaiyán en 1030.

En el ámbito local, las posesiones de la Dinastía Selyúcida fueron controladas por gobernadores locales, que eran técnicamente vasallos de los sultanes selyúcidas, siendo a veces los gobernantes de facto. El próximo estado gobernante fue de corta duración y cayó bajo las conquistas de Tamerlán. La dinastía local se convirtió en un estado vasallo del imperio de Tamerlán y le ayudó en su guerra contra Toqtamish de la Horda de Oro. Tras la muerte de este conquistador, surgieron dos Estados independientes y rivales.

Se mantuvo un alto grado de autonomía como los gobernantes locales y vasallos desde 861 hasta 1539. Después de los Safávidas, el área fue gobernada por dinastías iraníes como los Zand. Sin embargo, aunque de jure bajo Imperio persa, de facto kanatos independientes surgieron en la zona, especialmente tras el colapso de la dinastía Zand. Constantemente envueltos en conflictos bélicos, estos kanatos fueron incorporadas al Imperio ruso, tras la guerra ruso-persa de comienzos del siglo XIX, tras la cual el Imperio persa reconoció la soberanía rusa sobre el kanato de Ereván, en ese entonces la región tenía una población cercana de 550.000 habitantes.[2]

Other Languages
azərbaycanca: Azərbaycan tarixi
Bahasa Indonesia: Sejarah Azerbaijan
Bahasa Melayu: Sejarah Azerbaijan
Simple English: History of Azerbaijan
Basa Sunda: Sajarah Azerbaijan
Türkmençe: Azerbaýjan taryhy
Tiếng Việt: Lịch sử Azerbaijan