Historia de Ayerbe (siglo XX)

Ayerbe a finales de la década de 1960.

Los primeros veinte años del siglo fueron para Ayerbe de desarrollo agrícola, y aunque no aumentó demasiado la superficie cultivada, sí que hubo notables incrementos en la productividad. Esta mejora desembocó en una multiplicación de la riqueza en las familias hacendadas que precisaban de mayor número de jornaleros.

Comerciantes ayerbenses: Claver, Coiduras, Fontana y Jos compraban almendras, que después vendían fruto y casco por separado. La manipulación de la almendra, toda manual, afectaba a mujeres y niños que ganaban un complemento para la economía familiar.

Las familias pagaban, dos reales al mes, a la Sociedad de Seguros Mutuos de Ayerbe para la atención médica.

El Centro Obrero Republicano, afincado en la casa del Moderno, brindaba salón de recreo, cine y salón de baile. El Casino, instalado en Casa Otal, ofrecía salón de recreo.

Década de 1900

El día 10 de enero de 1901, según consta en escritura pública, se realizó la fusión, mediante la absorción, de la Sociedad El Saso por parte de la Sociedad de La Sarda.

En junio de 1901:

  • Celebrado el día de la Virgen de Casbas con mucho fervor en la ermita, alegría y animación en los alrededores y en las plazas de Ayerbe; Amenizado con bailes, rondallas y meriendas.
  • Había en Ayerbe un excedente de doce mil nietros de vino que a los agricultores les corría prisa sacar a cualquier precio.
  • Venía una cosecha de cereal casi nula a causa del excesivo calor y la escasez de lluvias.

Se señaló el día 13 de julio para la contratación en pública subasta de las obras de los trozos primero y segundo de la carretera de Bolea a la Estación férrea de Ayerbe, por Aniés y Loarre, cuyo presupuesto total ascendía a la cantidad de 298.977'82 pesetas.

El día 10 de agosto de 1901 a las nueve y media de la noche descargó en Ayerbe una tormenta acompañada de abundante piedra que, por la cantidad y el fuerte viento, más qué por el tamaño, produjo grandes pérdidas en el viñedo, principalmente en las partidas de "Los Cabeces", parte de "San Pablo" y "La Ciparroya", dejando prácticamente nula la cosecha.

En 1901 hubo una buena cosecha de almendras.

En agosto de 1901 todavía no había comisión de fiestas y el Ayuntamiento no hacía mención de celebrar nada.

En la Feria de 1901:

  • hubo mucho ganado vacuno y bastante mular, caballar, asnal y de cerda, haciéndose muchas transacciones a elevadísimos precios, sobre todo del primero, para Cataluña, habiéndose facturado en un solo día 11 vagones aparte de las muchas manadas transportadas por carretera.
  • El mercado de almendra que regularmente estaba muy animado en la feria fue casi nulo, porque los vendedores se retraían en vista del bajo precio que era de 11 reales fanega.

Se celebró la festividad religiosa de San Pablo en 1902, en la ermita del Apóstol a la que asistió una representación del Ayuntamiento, presidida por su Alcalde D. Babil Coiduras. Se reunieron amigos y relacionados en animados almuerzos. A mediodía regresó la concurrencia al pueblo; los jóvenes, a caballo con su pareja en la grupa. Durante la tarde y la noche, se organizaron bailes particulares y públicos en el Casino de Ayerbe y Casino Agrícola.

El 3 de abril de 1902 la Reina firmó un decreto nombrando embajador extraordinario, para llevar el regalo que S. M. envía al Papa León XIII, al señor marqués de Ayerbe. Con el regalo entregó el señor marqués de Ayerbe a su Santidad una carta autógrafa de María Cristina de Habsburgo-Lorena, Reina Regente y otra del Rey Alfonso XIII pidiéndole su bendición.

El 20 de abril de 1902 siguió con la alcaldía de Ayerbe Babíl Coiduras Villamayor.

En España: El 17 de mayo de 1902: Alfonso XIII alcanzó la mayoría de edad, juró la Constitución e inició su reinado, lo que supuso el fin de la regencia de su madre; se otorgó un indulto general.

En mayo de 1902 trabajaban en la construcción de la carretera de Bolea a Ayerbe, en diferentes puntos del trazado próximamente 200 braceros. La explanación hecha alcanzaba a seis kilómetros.

En julio de 1902 habían terminado las operaciones de la siega, teniendo que lamentar durante la misma algunas desgracias, pues a causa de los asfixiantes calores habidos, perecieron algunos segadores. Comenzada la trilla los rendimientos cumplían las aspiraciones de la gente labradora.

En el año 1902 en general se prepararon buenas fiestas de Santa Leticia con dos días de fuegos artificiales. Después de muchos años se preparó una fiesta sin toros ni vaquillas por carecer de diestros especializados en el toreo con cesto o cuévano, siendo D. Babil Coiduras, alcalde de Ayerbe, muy criticado por esta cuestión.

El Ayuntamiento de Ayerbe acordó en sesión celebrada el 3 de abril de 1903 iniciar los trámites necesario para celebrar una nueva feria anual a principios de mayo.

Se anuncia en Ayerbe una nueva feria de ganados, frutos y quincalla para los días 6, 7 y 8 de mayo de 1903. Los gastos de anuncios en los principales diarios de Aragón y Cataluña, carteles y circulares fueron pagados del bolsillo particular del señor alcalde Babil Coiduras.

En mayo de 1903 terminó la nueva feria con resultados satisfactorios.

El día 2 de septiembre de 1903 llegó el rey Alfonso XIII a la estación de Ayerbe en el vagón real en su viaje hacia Jaca. Iba acompañado de los Príncipes de Asturias y de algunos miembros del gobierno y guardia real. Lo esperaban en el andén de la estación: el alcalde don Babil Coiduras, los señores Concejales, Juez municipal, Fiscal, Suplente y Secretario, Clero, Presidentes de ambos Casinos, de los Sindicatos de riego de Fontoval y Turuñana, de las Sociedades de Socorros mutuos y del monte "La Sarda", Alcaldes pedáneos de Losanglis y Fontellas, y el pueblo en general. El rey se asomó a la ventanilla de su vagón y saludo al pueblo. El alcalde desde el andén le leyó unas letras y se oyeron unos vítores espontáneos que fueron contestados por la multitud.

En septiembre de 1903 falleció en Zaragoza a los 81 años el que durante muchos años fue médico de Ayerbe don Justo Ramón Casasús, padre de D.Santiago y D. Pedro Ramón y Cajal.

En las Fiestas de Santa Leticia del año 1903 fue cantada la solemne misa del día 9 por individuos de la Catedral de Huesca y acompañada la procesión por la banda del Regimiento del Infante de Jaca. Por lo que a festejos profanos se refiera, hubo de todo: músicas, fuegos artificiales, corridas al estilo del país en las dos plazas, bailes, etc. Hubo muchos huéspedes y gente forastera.

Para la Ferias de Ayerbe de 1903 la autoridades de la época afirmaron que habían tenido un éxito completo.

En enero de 1904 se constituyó con este título en Ayerbe una Sociedad para la explotación de un molino harinero e instalación del alumbrado eléctrico. Para tal objeto se adquirió fuerza de 25 caballos del salto, propiedad de la señora viuda de don Pascual Gállego, D.ª Dorotea Monguilán Lozano, de Murillo de Gallego. Los trabajos de tendido de red fueron realizados por la casa Javier García, de Zaragoza.

En marzo de 1904 falleció el farmacéutico titular de Ayerbe don Manuel Ubieto.

Se publicaron en la Gaceta de Madrid del 19 de abril de 1904, varios Reales Decretos de indultos y entre ellos el instalo por D. Eusebio Panzano de Ayerbe, en favor de su hijo Carlos Panzano Salcedo, condenado por la Audiencia de Huesca, en causa por homicidio, a seis años de prisión correccional. Se le indultó de la pena que le quedaba por cumplir.

El 20 de abril de 1904 tomó el bastón de alcalde don Domingo Ruiz Mincholed.

En agosto de 1904 quedó constituida en Ayerbe la Sociedad Cooperativa local. El Consejo de Administración, votado por unanimidad, quedó formado por D. Manuel Soler, como presidente efectivo; D. Mariano Aguarod, como vicepresidente; D. Domingo Bescós, como interventor; D. Ceferino Salcedo, como tesorero y D. Marcelino Salillas, como secretario.

El 18 de agosto de 1904, se firmó el convenio para la construcción de tres ejes ferroviarios transpirenaicos. El Convenio tenía un protocolo adjunto que, como punto más importante, especificaba que deberían llevarse a cabo las obras de la variante entre Zuera y Turuñana (Ayerbe) para evitar el rodeo por Huesca, dentro de los plazos establecidos para la construcción del transpirenaico de Canfranc.

La feria de Ayerbe de 1904, estuvo muy animada; las transacciones, por lo que al ganado vacuno se refiere no fueron tan numerosas como en años anteriores, pues los tratantes catalanes que eran los que hacían este negocio acudieron en escaso número, de donde resulta que, como la oferta era mucha y escasa la demanda, los precios fueron bajos. El ganado de cerda obtuvo buenos precios realizándose numerosas transacciones. En general gran concurrencia de compradores y vendedores.

En septiembre de 1904 la almendra se pagó a buen precio en la feria de Ayerbe. La cosecha del vino no presentaba mal pero los labradores estaban seriamente preocupados porque la filoxera se extendía en grandes manchas por todo el viñedo.

A principios de abril de 1905 se quería suprimir el puesto de la guardia civil de Ayerbe. La medida fue motivada por no poder el Ayuntamiento de Ayerbe hacer frente al pago de los servicios médico-farmacéuticos y alquiler de locales para los individuos que componían el puesto y sus respectivas familias.

En mayo de 1905 volvió a celebrarse por tercer año la feria inaugurada en mayo de 1903 y denominada feria de Santa Cruz. Se celebró los días 6, 7 y 8 de mayo. El mal tiempo, la mala perspectiva de las cosechas y la falta de eficaz propaganda hizo que resultara ser la peor feria de todas las hasta entonces celebradas.

En la fiesta de la Virgen de Casbas de 1905 debutó la recién organizada banda de música de Ayerbe dirigida por el maestro don Mariano Romeo.

El día 21 de mayo de 1906 se abrió al tráfico la carretera de Ayerbe a Bolea. Asistieron al acto el ingeniero jefe de Obras públicas de la provincia, el personal técnico de la misma y el diputado provincial por el distrito de Huesca D. Agustín Viñuales.

Con motivo del atentado cometido el 31 de mayo de 1906 (Atentado de Mateo Morral contra el rey de España Alfonso XIII en Madrid el día de su boda con Victoria Eugenia. Mueren 24 personas) fueron muchas y efusivas las pruebas de adhesión y respeto que el Gobernador civil de Huesca, D. Wenceslao Retana, recibió. El alcalde de Ayerbe comunicó: "Que en nombre de su honrado vecindario y del Ayuntamiento republicano que presidía se asociaba al sentimiento de protesta general por el reprobable hecho de la bomba disparada contra el Jefe del Estado y su esposa".

El 19 de junio de 1906 adjudicaron la alcaldía a Silvestre Carcavilla.

La feria de San Mateo de 1906, fue muy concurrida. El resultado del mercado pintaba la situación económica de la clase agrícola cada día más agobiada por las necesidades e inclemencias del tiempo. A la feria de Ayerbe acudió extraordinaria cantidad de ganado, especialmente vacuno, que se vendió a bajo precio, ante la necesidad de satisfacer perentorias necesidades de sus dueños. Los comerciantes catalanes compraron abundantes cantidades pero no fue suficiente para la excesiva demanda. En el ganado mular y asnal, el tráfico se redujo a cambios, no existiendo transacciones de importancia. Los cueros tuvieron como siempre aceptación porque las gentes de la montaña compraba abundante material a los talabarteros. Los productos agrícolas, ajos, cebollas, pimientos, melones, etc., tuvieron un beneficio menor que otros productos. Los mercados de trigo y almendra, característicos de esta plaza, sirviendo como barómetro de la situación agrícola y comercial de la provincia, estuvo desanimadísima. El trigo cotizó entre 30 y 33 pesetas cahíz y la almendra se pagó a 16 y 17 reales fanega. En resumen, una feria de mucha concurrencia y pocos resultados donde se notó la carencia de dinero.

A la una y media de la mañana del día 25 de diciembre de 1906 hubo una explosión en un hueco de la fachada de la casa propiedad señor D. Agustín Ubieto, vecino de Ayerbe. La gran detonación causó gran alarma en el vecindario de Ayerbe y también en las aldeas de Losanglis y Fontellas. Esa explosión causó destrozos en ventanaje y aposento sin tener que lamentar desgracias personales.

En enero de 1907 el alcalde fue Rafael Otal Pérez.

En 1908 la concurridísima Venta del Conejo es propiedad de Isidro Esporrín; De rigor era el conejo de caza asado. Era un plato delicadísimo.

La feria de Santa Cruz de Ayerbe, celebrada los días 6, 7 y 8 de mayo no tuvo gran éxito en 1908, debido, sin duda, a la penuria por la que el país atravesaba. El ganado vacuno tuvo buena venta y el de cerda se cotizó a medianos precios; del mular solo se presentaron las reses traídas en un vagón de la alta montaña.

En 1908 Se perdió casi totalmente las cosechas de aceite, vino y almendra.

En la feria de San Mateo de 1908 El ganado vacuno alcanzó altos precios que los mercaderes catalanes pagaban al contado (80 duros por cabeza), acaparando casi todas las existencias, juntamente con algunos otros aragoneses y muchos ricos labradores, que se inclinaban por implantar el servicio de bueyes para la roturación de sus tierras. En el ganado de cerda los vendedores sufrieron alguna decepción, pues mantenidos los precios elevadísimos en los dos primeros días, el tercero hubieron de sufrir una baja grande gentes que la necesidad exigía la venta del cerdo para satisfacer otras urgencias. En el asnal los gitanos hicieron su agosto. Los industriales ambulantes quedaron satisfechos con la feria.

En diciembre de 1908 un mozo de 22 años murió aplastado por un carro en la cuadra de la posada del Pilar.

El día 10 de abril de 1909, tras la disolución de la Sociedad de la Sarda, se constituye el Sindicato Agrícola Ayerbense.

  • Es una operación que tiene por objeto acogerse a las ayudas económicas contempladas en la ley de Sindicatos Agrícolas del 28 de enero de 1906.
  • Fueron 367 socios que se beneficiaron del parcelado del Saso que, inmediatamente, la mayoría pusieron en cultivo. El asociacionismo agrícola en Ayerbe creó un claro optimismo en la población, vistos los resultados óptimos alcanzados, en poco tiempo, tras la replantación de la vid con especies resistentes a la filoxera.
Lavadero público de La Canal

El día 28 de abril de 1909 el periódico oficial de la provincia insertaba el anuncio de contratación de casa-cuartel para la Guardia civil en la villa de Ayerbe.

El día 1 de junio de 1909 en Ayerbe se registró un suceso sangriento con visos de accidente casual. En el patio del café de la Plaza se oyó un tiro, a las dos de la tarde, encontrándose muerto a José Marcuello, de veinte años, soltero, criado de labranza. A su lado se encontró una pistola que había comprado el día anterior.

El 4 de julio de 1909 tomó la alcaldía Luis Pérez Fenero. Fue reelegido en varias convocatorias y realizó importantes obras.

  • Además del esfuerzo en obras de alcantarillado y lavaderos públicos, trasladó el cuartel de la guardia civil del Barrio Medio a la calle Joaquín Costa.

En agosto de 1909 el Ayuntamiento de Ayerbe, entre los acuerdos tomados para festejar a la patrona Santa Leticia, cuya festividad se celebra el 9 de septiembre, dispuso remitir a cada uno de los reservistas de aquella localidad que estaban entre las tropas enviadas desde la Península por un incidente con los marroquíes cerca de Melilla, diez pesetas en metálico.

Se celebraron las Fiestas de Santa Leticia de 1909 con bailes particulares y reuniones muy concurridas; las colecciones de fuegos artificiales, a cargo del renombrado pirotécnico de Zaragoza Sr. Sirera, resultaron de gran brillantez artística; la banda de la villa, dirigida por D. Emilio Ponz animó y dio realce a las fiestas.

Como consecuencia de la Semana Trágica el 12 de septiembre de 1909 llegaron en el correo cinco deportados de Barcelona a cumplir la pena de destierro a Ayerbe.

En la feria de 1909 en Ayerbe los precios fueron altos; abundaba el ganado mular a precios remuneradores, el vacuno de buena presentación acaparado por los negociantes catalanes a precios elevados y también muy caro el ganado de cerda. Muchas transacciones y movimiento mercantil. El mercado de almendra estuvo animado, pagándose cinco pesetas la fanega de tres cuartales. El trigo se vendió a cuarenta pesetas y media el cahíz.

El día 2 de diciembre de 1909 murió de accidente en Ayerbe Lorenzo Esporrin de 47 años y fardero de profesión. Se le espantó el caballo que guiaba y no pudo detenerlo; Esporrin fue despedido del carro, suceso que le causó la muerte instantánea; Lorenzo dejó mujer y seis hijos.

Other Languages