Historia de Asia

La Ruta de la Seda conectaba diversas civilizaciones a lo largo de Asia.
Mongol Empire c.1207.png
Asia en 1200, antes del Imperio Mongol.
Mapa de Asia, 1892.

La historia de Asia puede verse como la historia colectiva de varias regiones de la periferia costera, Asia Oriental, Sur de Asia y el Oriente Medio, vinculadas por la masa interior de la estepa Euroasiática.

La periferia costera fue el hogar de algunas de las primeras civilizaciones conocidas del mundo, y cada una de las tres regiones desarrolló las primeras comunidades alrededor de los fértiles valles de los ríos. Las civilizaciones en Mesopotamia, el Valle del Indo y China compartieron muchas similitudes y probablemente intercambiaron tecnologías e ideas como las matemáticas y la rueda. Otras ideas como las de la escritura posiblemente se desarrollaron de manera individual en cada área. Las ciudades, estados y luego imperios se desarrollaron en estas tierras bajas.

La región de la estepa había estado habitada durante mucho tiempo por nómadas montados y desde las estepas centrales podían alcanzar todas las áreas del continente asiático. La más antigua de estas expansiones centrales conocida que salió de las estepas fue la Indoeuropea, que propagó sus lenguas en Oriente Medio, India y el Tocario hasta las fronteras de China. La zona norte del continente, que abarca gran parte de Siberia, también era inaccessible a los nómadas de las estepas debido a los densos bosques y la tundra. Estas áreas estaban escasamente pobladas.

El centro y la periferia se mantuvieron separadas por montañas y desiertos. Las montañas del Cáucaso, los Himalayas, el desierto de Karakum y el Desierto de Gobi formaban barreras que los jinetes de las estepas sólo podían cruzar con dificultad. Aunque tecnológica y culturalmente los habitantes de las ciudades eran más avanzados, poco podían hacer militarmente para defenderse contra las hordas montadas de las estepas. Sin embargo, las tierras bajas no tenían suficientes praderas abiertas para soportar una gran fuerza de caballería. Por esta razón los nómadas que conquistaron estados en China, India y Oriente medio pronto se vieron obligados a adaptarse a las sociedades locales.

Prehistoria

Paleolítico

Otro artículo: Paleolítico

Otro artículo: Homo Erectus

Otro artículo: Homo Floresiensis

Mesolítico o Epipaleolítico

Otro artículo: Mesolítico

Otro artículo: Epipaleolítico

Otro artículo: Período Jomon

Otro artículo: Kebariense

Otro artículo: Natufiense

Otro artículo: Mureybet

Otro artículo: Cultura de Jericó

Neolítico

Asia occidental fue la primera parte del mundo que vio la transición a un nuevo estilo de vida, el neolítico (modo de producción agropecuario), aunque en la zona de China y el sureste asiático también se desarrollaron comunidades agrícolas.

En Göbekli Tepe, en el sureste de Turquía, se encuentra un santuario datado hacia el 10.000 a.C., que se considera un ejemplo temprano del comienzo de la primera fase neolítica. Este sitio arqueológico fue habitado por cazadores-recolectores nómadas, ya que no hay viviendas permanentes en los alrededores. Se considera que en él está situado el lugar de culto conocido más antiguo conocido.

Alrededor de 9000 a. C. se desarrolló el primer conjunto de culturas neolíticas aparecidas en el Creciente Fértil. En torno al 8000 a. C. apareció el primer núcleo urbano conocido, Jericó, en la franja sirio-palestina. Estaba rodeado por una muralla de piedra y mármol, y habría tenido una población de entre 2000 y 3000 habitantes, en un recito con una enorme torre de piedra. La fecha exacta de su construcción no ha sido establecida con certeza, debido a que las pruebas del carbono 14 fueron analizadas en diferentes laboratorios. Jbeil ( Biblos), en el actual Líbano, es otro yacimiento temprano. La cultura neolítica de Jericó evolucionó directamente de la cultura epipaleolítica local ( Natufiense), cuyos integrantes fueron pioneros en la recolección del cereal silvestre, la cual posteriormente se transformó en una auténtica agricultura. Entre 8500 y 8000 a. C. las comunidades agrícolas comenzaron a extenderse hacia Anatolia, el Norte de África y la Alta Mesopotamia.

El yacimiento prehistórico de Beifudi, cerca de Yixian, provincia de Hebei, en China, contiene restos de una cultura contemporánea con las culturas Cishan y Xinglongwa (ca. 8000 - 7000 a. C.), neolíticas y al este de los Montes Taihang, cayendo así en un vacío arqueológico entre estas dos sociedades de China septentrional. El área total excavada supera los 1.200 m² y los hallazgos neolíticos se reparten en dos fases. Ca. 5500 a.C. la cultura halafiana aparece en Levante, Siria, Anatolia y la alta Mesopotamia, basada en la agricultura de secano. En la baja Mesopotamia se hallaban las llanuras aluviales de Súmer y de Elam. En ellas se registra por primera vez la aparición de sistemas pluviales de riego. La cultura de El Obeid floreció en torno al 5500 a. C.

Otro artículo: Neolítico

Otro artículo: Neolítico Precerámico

Otro artículo: Neolítico en Oriente Próximo

Otro artículo: Cultura Halaf

Otro artículo: Cultura Hassuna-Samarra

Otro artículo: Cultura Mehrgarh

Otro artículo: Cultura de El Obeid

Otro artículo: Período de Uruk

Other Languages