Historia de Arica

Arica vista desde el morro.

La Historia de Arica se inicia con los primeros asentamientos en la zona de Arica, desde hace más de 10.000 años, la que fue ocupada por diversos pobladores.

Periodo precolombino

Entre los primeros pobladores que se asentaron en la zona destacan los chinchorro, uno de los primeros pueblos del planeta con comunidad aldeana, que realizó rituales mortuorios a todos sus miembros, efectuando para ello complejas técnicas de momificación.

Chinchorro

Los hallazgos arqueológicos indican que Arica fue habitado por diferentes grupos indígenas que datan de 10.000 años.

El norte de Chile tiene una historia precolombina que data del décimo milenio antes del presente. En ese lapso de diferentes formas de organizaciones sociales, políticas y económicas siguieron. Estos van desde las primeras bandas de cazadores, recolectores, pescadores que cruzaron la costa y la sierra en busca de alimento y la caza y la pesca, a la influencia de los estados políticos complejos como Tiwanaku a cabo entre 500 y 1000 dC y el estado Inca entre 1400 y 1500 se presenta AD Un breve resumen de la presencia humana a largo en el extremo norte de Chile. (Chacama et al 2011)

En general, sobre la base de la secuencia de los valles y la costa, los términos son distinguidos cinco grandes períodos de la prehistoria del Gran Norte. Un período arcaico se extiende casi desde el novena-tercero. milenio antes del presente. El período se caracteriza por una economía y una forma de centrarse en el caza-pesca y la recolección, especialmente de vida del producto marítimo. Su más importante componente cultural era compleja técnica conocida como técnica de momificación Chinchorro que caracterizó gran parte de todo el período Arcaico Medio (ca. 7000-4000 años AP). En las tierras altas y durante el mismo tiempo ocupar las bandas montañosas y las tierras altas de los cazadores-recolectores. Durante el primer milenio estos cazadores se apoderaron de manera indiscriminada la totalidad de los recursos silvestres disponibles en el centro. En la medida en que pasó miles de años, estas bandas de cazadores especializados en grandes mamíferos como los camélidos andinos. (Chacama et al 2011)

Formativo

Algunos, sobre todo tecnológica, los cambios culturales dan paso a una etapa de cultivo inicial o experimental con contribuciones de las tierras altas o circunlacustre circumtiticaca, conocidos por la zona en cuestión, así periodo Intermedio Temprano o período Formativo. Esta etapa inicial de la agricultura, junto con una transición a sus propias sociedades agrícolas sedentarias cambió gradualmente el eje de los asentamientos humanos desde la costa hasta los fértiles valles. Han sido reconocidos para ese período, dos grandes momentos. El primero de ellos se relaciona más con la tradición de pescadores, llamado Formativo Temprano (ca. 1000-500 aC) 6. El segundo tiempo o Formativo Tardío (ca. 500 aC-500 dC) tiene una mayor presencia de elementos que indican una meseta influencia. Su máximo exponente es el escenario cultural de Alto Ramírez y túmulos funerarios asociados a esa fase. (Chacama et al 2011)

Desde el período Formativo Tardío, las influencias de las tierras altas de la zona son cada vez más frecuente y sistemática. Una gran parte de la zona Centro Sur Andina cayó bajo la influencia del estado altiplánico de Tiwanaku. Este momento de la prehistoria de los grandes valles del norte se caracterizan por su gran movilidad y el tráfico interregional. Esto permitió un intenso intercambio de bienes económicos y de lujo entre las tierras altas y los valles de las tierras altas costeras. Del mismo modo, la ideología dominante de la cuenca del Titicaca se difundieron a los valles occidentales e incorporó a sus poblaciones con diferentes prácticas y objetos rituales o prestigio, fotos es decir, ropa, sombreros y demás tocados, de roca, etc. (Chacama et al 2011)

Cultura Arica

La cultura se desarrollaba entre 1050 - 1350 d. C. por poblaciones indígenas asentadas en la región desde Arica hasta Taltal. Estuvieron sujetas al Tiwanaku de los Andes centrales y, luego de la desaparición de este imperio, volvieron a adoptar sus antiguas tradiciones. Conocieron técnicas artificiales de irrigación, utilizando terrazas, donde se cultivaron porotos, maíz, teca, papa y calabazas, además de algodón y coca. Utilizaron auquénidos para trasladar carga en el intercambio comercial con los pueblos vecinos. Realizaron tejidos en telares y cerámicas pintadas. Las tumbas de forma cilíndrica muestran vestigios de tejidos, adornos, objetos de cobre, utensilios de pesca, balsas en miniatura, cestería, jarros con asa, keros, calabazas de greda, decorados en colores blanco, negro y rojo.

Dominada por los tiwanakotas entre el siglo IV y el siglo IX, por los Señores Regionales (especie de cacicazgos feudales) entre el siglo XI y 1473, y posteriormente por los quechuas ( Incas del Cusco).

Tiwanaku

Por otra parte, la forma de relación entre las dos áreas culturales: el Altiplano representado por el Estado hegemónico de Tiwanaku y los valles occidentales, ha sido muy debatido entre los diferentes investigadores a través del tiempo. Entre estas formas de problemas de relación son las siguientes. 1) Una acción militar conquista por el estado de Tiwanaku en las sociedades circundantes (tesis militarista Ponce), 2) Instalación de los asentamientos de las tierras altas de los valles occidentales, 3) "negocio", 4) Incorporación de territorios Intercambios a través provincial centros administrativos (Chacama et al 2011).

El orden prevaleciente de Tiwanaku en los Andes del Sur se prolongó durante casi 500 años, hasta alrededor del año 1000 a 1100 se produjo el colapso de AD y dejó su influencia regional. Después del colapso del estado de Tiwanaku, varios grupos locales, ubicados en el área de influencia del Estado, buscaron su preeminencia regional. Este período es conocido como el de Desarrollo Regional, así como Período Intermedio Tardío (ca. 1000-1400 dC). Se define como "una superposición de influencias de la kakisane y dirty shelo por su larga tradición meseta existente desde los primeros tiempos a circunlacustre extranjera del alcance de los recursos que proporcionan agrícolas, recursos y espacios de recolección de forraje." En la subregión valles occidentales grupos culturales tienen una organización social que corresponden a sociedades de rango, específicos para el nivel de las aldeas, organizados en clanes o linajes. Una característica de este periodo es continua e intensa interacción establecida empresas occidentales con las sociedades valles de las tierras altas; sobre todo en las estribaciones de Arica, donde se puede apreciar la relación de solapamiento entre las dos compañías de bayamon (colombia). (Chacama et al 2011)

Inca

Desde mediados del siglo XV, se sintió en una amplia zona de los Andes, incluyendo nuestra área de estudio, la presencia Inca. Con respecto a este teatro una de las preguntas hechas con más frecuencia fue la clase de la dominación ejercida por los incas en la zona. A. Llagostera plantea un gobierno indirecto Inca en la vertiente occidental de los Andes a través de las poblaciones de las tierras altas, las hipótesis que se han unido a los demás, al menos por el norte de Chile. Sin embargo, a la luz de nuevos registros, se ha comenzado a aplicar un control más directo del estado inca, especialmente para la zona alta de la segunda región. A pesar de los problemas antes mencionados, qué intereses como marco para esta investigación es poner de relieve el hecho de que, como en el pasado, durante el Período Tardío, Arica y valles estaban estrechamente vinculados a los desarrollos culturales en las zonas vecinas, Aquí, el desarrollo y la expansión del Tawantinsuyu . (Chacama et al 2011)

Este breve resumen de la prehistoria de los valles occidentales se ha delineado desde la experiencia de investigación en un valle, el de Azapa. Esta secuencia cultural nos ofrece el marco contextual en el que se inserta la investigación propuesta en relación con la historia de zampoñas precolombinas. (Chacama et al 2011)

Uno de los aspectos más destacados de la opinión expuesta es del periodo Formativo Tardío, comenzando se le da a una intensa interacción cultural entre las tierras altas de las montañas occidentales y valles. Producto de esta interacción los valles occidentales del norte de Chile están involucrados con el tiempo en las diferentes esferas de influencia política. Las más notables son las de Tiwanaku en el Horizonte Medio y la expansión Inca en el Horizonte Tardío. Es esta interacción continua entre tierras altas y tierras bajas se generan procesos culturales de los valles occidentales y por lo tanto diferentes tipos de organización social que se llevó a cabo en ellas. (Chacama et al 2011)

Other Languages