Historia de Aranjuez (Madrid)

Cascada de la Castañuelas junto al Palacio Real.

Carpetanos, romanos y godos

Mosaico procedente de Aranjuez, depositado en el Museo Arqueológico Nacional.

Los aledaños del Tajo fueron frecuentados por los hombres paleolíticos y neolíticos, gracias a la abundancia de agua, vegetación y yacimientos de sal. Los primeros pobladores históricos fueron los carpetanos, pueblo celtibérico poco estudiado que tuvo por capital Toledo. Estos nativos, feroces de genio, se involucraron en las luchas frente a cartagineses y latinos, que no terminarían hasta la definitiva romanización.

Bajo el dominio de Roma, la comarca gozó de gran importancia estratégica en las calzadas de Mérida y Andalucía, que subían junto al río Tajo hacia Zaragoza, próxima a Aranjuez, la romana Titulcia fue un nombrado centro de comunicaciones, cuya localización exacta aún se discute.

Puede uno imaginarse la Ribera del Tajo, en la Edad Antigua escasa de grandes ciudades pero poblada de villas de sistemática explotación agrícola. Así lo evidencian los numerosos hallazgos arqueológicos, especialmente abundantes cerca de la desembocadura del río Jarama

Los visigodos se asentaron en gran número en las inmediaciones. Se han localizado necrópolis suyas a poca distancia del actual Aranjuez, aunque se ignora la situación y tamaño de sus asentamientos rurales.

Other Languages