Historia de Angola

Los habitantes originales de la actual Angola fueron cazadores y recolectores y hablaban la lengua khoisan, poco numerosos y bastante dispersos. Con la expansión de los pueblos bantú, que alcanzaran al actual territorio de Angola a partir del año 1000, fueron absorbidos por estos o se dispersaron en dirección al sur. Algunos grupos reducidos aún se encuentran en el sur de Angola, otros al norte de Botsuana y de Namibia.

Los bantúes eran un pueblo de agricultores, recolectores y cazadores que probablemente comenzaran sus migraciones desde la selva húmeda, en lo que hoy es la frontera entre Nigeria y Camerún. Su expansión se dio en grupos pequeños, que se reubicaron en respuesta a circunstancias ecológicas, económicas o políticas. A través de los siglos XIV y XVII, establecieron en el espacio de la Angola contemporánea una serie de reinos, siendo el principal el Reino del Congo. Éste comprendió al noroeste de Angola actual, al oeste de la República Democrática del Congo y de la República del Congo, y el sur del actual Gabón. La franja que en la actualidad es frontera entre Angola y la República Democrática del Congo y su apogeo se dio durante los siglos XIII a XVIII.

En 1482 a la desembocadura del río Congo llegó una flota portuguesa, comandada por Diogo Cão. Ese fue el primer contacto con los antepasados de los actuales angoleños, concretamente con el Reino del Congo, y el preludio del proceso colonizador que a lo largo de cinco siglos pasó por períodos muy diferentes.

Desde la prehistoria hasta la colonización

El área ocupada por la actual Angola, ha estado habitada desde tiempos prehistóricos, como demuestran los restos encontrados en Luanda y en el desierto del Namib. Los primeros pobladores conocidos fueron pueblos khoisán, que eran pueblos nómada que vivía de la caza y recolección, de estatura similar a los pigmeos, de piel relativamente clara.

Expansión bantú

A partir de los primeros siglos de la era actual, un conjunto de nuevos pueblos tecnológicamente más avanzados, que conocían la tecnología del metal, y que pueden identificarse con pueblos bantúes se expandieron desde el norte haci Angola. A comienzos del siglo VI su presencia arqueológica está claramente testimoniada. Esta expansión bantú había empezado en el norte durante el II milenio a. C. y mucho más aceleradamente durante el siguiente milenio. Los bantúes del I milenio d. C. no era un grupo étnico homogéneo sino que étnica y lingüísticamente eran grupos diferenciados. Los bantúes de Angola habrían hablado principalmente lenguas de las subfamilias kavango-bantú SW, kongo-yaka y mbundu septentrional.

Cuando los bantúes llegaron a lo que hoy es Angola, se encontraron con los khoisán, a los que se impusieron con facilidad gracias a su teconología metalúrgica, cerámica y su agricultura intensiva. Los khoisán habrían sido en gran parte absorbidos, y en parte habrían emigrado hacia el sur, donde aún quedan grupos khoisán descendientes de los más antiguos. El establecimiento de los bantúes llevó varios siglos, y dio lugar a la formación de agrupaciones con distintos rasgos étnicos.

Primeros reinos

La primera entidad política de la zona, conocida como el reino del Congo, apareció alrededor del siglo XIII y se extendió desde Gabón en el norte hasta el río Cuanza en el sur, y desde el Océano Atlántico en el oeste hasta el río Cuango en el este, teniendo su centro en el Noroeste de la Angola actual. La riqueza de este reino provenía de la agricultura y del comercio. El poder estaba en manos de los mani, una aristocracia que ocupaba los puestos claves y que sólo respondía ante el rey del Congo. Mbanza Congo, la capital, tenía una población de unas 50.000 personas en el siglo XVI.

Más al sur este reino limitaba con el reino de Ndongo-Ngola que ocupaba el centro de la actual Angola y estaba gobernado por los mbundu. Otro reino importante situado un poco más al sur y más hacia el interior, en la meseta de Bié era el reino de Benguela más o menos contemporáneos de los anteriores. A partir del siglo XVII en la región interior se formó el reino de Kasanje fundado por los imbangala un grupo de mercenarios locales que había desertado de la armada portuguesa, y que bajo el mando de un Jaga o rey formaron un reino con monarquía electiva entre los tres clanes fundadores situado en la parte alta del río Kwango y que sobreviviría hasta 1910. Hacia finales del siglo XVII se constituyó en el noreste de Angola el reino de Lunda.

Other Languages