Hisn Mulina

Muralla árabe de Molina de Segura Hisn Mulina
Hisnmola vistafrontal.jpg
Lienzo de muralla.
Tipo Muralla defensiva.
Ubicación Molina de Segura.jpg Molina de Segura
Flag of the Region of Murcia.svg Región de Murcia,
Flag of Spain.svg  España
Coordenadas 38°03′01″N 1°12′47″O / 38.05041, 38°03′01″N 1°12′47″O / -1.21318
Época de construcción Siglos XI al XIII.
Materiales de construcción Tapial y piedra.
Período en uso Dominio árabe.
Abierto al público Sí.
[ editar datos en Wikidata]

La muralla árabe de Molina de Segura, conocida como Hişn Mulīna, es una fortaleza árabe situada en la localidad de Molina de Segura, en la Región de Murcia. Ha sido fechada su construcción durante los siglos XI al XIII. El origen del nombre de Mulīna es de procedencia latina. Los árabes no lo modifican manteniendo la raíz latina y la denominan Mulina y Mulinat-as-Sikka (Molina de la calzada). Los cristianos le dan el nombre de Molina Seca proveniente de Sikka.

Situación y orígenes

El casco primitivo de Molina se encuentra en lo alto de un modesto cerro de unos 80  m de altitud desde donde se contempla una espléndida panorámica de la vega del Río Segura. Su situación le permitía controlar visualmente el área comprendida entre Archena y Alcantarilla; justo enfrente se divisaba el Río Mula; a las espaldas, quedaba la ciudad de Murcia, a la que servía de puerta y defensa.

Plano del cerro del castillo con cotas de altura e indicación del posible trazado de la muralla original.

En este lugar privilegiado se procedió, durante el siglo XI, a la construcción de una fortaleza o Hişn, circunvalada por un sólido recinto murado sostenido por torres o fortines en sus ángulos. Disponía de dos zonas: el albacara, donde se refugiaban los moradores de los arrabales con todos sus enseres y ganados cuando existía amenaza de peligro, y el recinto principal donde se guardaban las armas, las vituallas, estaban instalados los aljibes y los almacenes, así como la residencia del jefe del grupo, militar o alcaide encargado de la defensa. La escasa población construía en el levante de la fortaleza y el norte estaba libre de edificaciones. Podría ser ests un espacio reservado para almacenes próximos a la muralla, refugio para el ganado o incluso un huerto interno, posibilidad esta última que se está investigando en diversos enclaves del sureste español.

En el siglo XII, según restos de cerámica de la época, ante la necesidad de una mayor expansión del recinto murado, se construyó una segunda muralla, siguiendo una línea de menor altitud, entre 77 y 74 m. La construcción estaba adaptada al terreno, por lo que este cerro se convirtió en la zona más difícil de atacar en caso de asedio.

Elementos constructivos

Alcazaba

De la alcazaba, cuyos restos conservados corresponden enteramente a época bajomedieval cristiana, se puede contemplar un lienzo de muralla y una gran torre en cuyo interior existe un restaurante con excelente mirador que permiten disfrutar de una magnífica panorámica de la huerta de Molina.

Muralla

Vista frontal de la Muralla de Molina.

La muralla de Molina supone una obra constructiva compleja, con diversos momentos, técnicas y reparaciones desde el siglo XI al siglo XIII. La primera muralla que existió debió ser de tierra apisonada. La que hoy nos ha llegado es principalmente de la primera mitad del siglo XIII, construida en tapial de calicastrado. La muralla poseía una anchura de 1,5-2 m, y una altura de entre 9 y 11 m. Los materiales de la parte subterránea eran cantos rodados de tamaño grande y mortero de cal. La parte de muralla que sobresalía del suelo era argamasa de cal, piedra y arena. Se cree que esta muralla tenía 2 puertas principales. Existían además pequeñas puertas, o portillos, que eran utilizadas para salir al río a realizar actividades cotidianas de lavado, aseo, etc.

Torreones

Los torreones forman parte de la estructura defensiva de la muralla. Se realizaron a la vez que la muralla y sus dimensiones giraban en torno a 4,5 m de lado por 10-12 de alto. Existía una distancia de unos 20 m entre ellos y todas las puertas se encontraban flanqueadas por dos torreones que las protegían.

Dentro de los torreones había saeteras o aspilleras. El interior es un hueco abierto, abocinado, para lanzar flechas cómodamente, mientras que el exterior es una simple ranura en el muro. De esa forma resultaría difícil que entrara una flecha del contraataque. La muralla de Molina de Segura posee un torreón único en la Región de Murcia: un torreón de 9 lados. Es el elemento de mayor visibilidad y además, un elemento de refuerzo contra los deterioros provocados por las avenidas, ya que por el tramo descubierto de muralla baja una rambla. Al sobresalir de la muralla y estar situada en una esquina, ofrecía una visibilidad de unos 270 grados para los arqueros que se colocaban en las saeteras.

Foso

El foso excavado en tierra a los pies de la cara externa de la muralla tiene 7 m de ancho y 3 de profundidad. Se alimentaba de las acequias Mayor y Subirana, que también circundaban la fortaleza, partiendo desde el Río Segura en Archena y volviendo a unirse en la Torre Alta. Es probable que en algunos tramos la acequia sirviera también de foso. Se piensa que entonces, el cauce del río se encontraba situado más cerca de la muralla por su lado oeste que en la actualidad, en el que las avenidas han modificado levemente su curso.

Puerta acodada

Las puertas acodadas eran construcciones que obligaban a los visitantes a realizar un giro para poder acceder dentro del recinto fortificado. Este sencillo movimiento hacía que la puerta fuera un elemento defensivo más de las murallas musulmanas. Se trataba de un sistema que unía dos puertas en el interior de un torreón ahuecado.

Other Languages