Hiperinflación

La absoluta pérdida de valor de una moneda puede llevar a casos como el de esta imagen: un alemán muestra la devaluación del dinero empapelando una pared con billetes de un marco alemán, más baratos que el papel de pared (véase: hiperinflación alemana de 1921-23).

En economía, la hiperinflación es una inflación muy elevada, fuera de control, en la que los precios aumentan rápidamente al mismo tiempo que la moneda pierde su valor real y la población tiene una evidente reducción en su patrimonio monetario.

Definiciones formales varían de una tasa de inflación de 100% a lo largo de tres años, a inflación mayor de 50% al mes, según Philip Cagan. En uso informal, el término con frecuencia se aplica a tasas mucho más bajas. Como regla general, la inflación normal se anuncia cada año, pero la hiperinflación con frecuencia se anuncia para periodos mucho más cortos, como cada mes.

La definición usada por la mayoría de economistas es «un ciclo inflacionario sin tendencia al equilibrio». Se origina un círculo vicioso en el que se crea más y más inflación con cada repetición del ciclo. Aunque existe debate acerca de las causas últimas de la hiperinflación, se hace visible cuando hay un aumento imparable del suministro de dinero o una degradación drástica de la moneda, y se asocia con frecuencia con guerras (o sus consecuencias), depresiones económicas, y trastornos sociales o políticos.

Según la BVC (Bolsa de Valores de Colombia) se llama hiperinflación a la elevación del nivel general de precios de una economía en más de un 100% anual.

Características

Ludwig von Mises en su libro La Teoría del Dinero y el Crédito, publicado en 1922, explicaba el mecanismo de la inflación y los casos extremos de destrucción monetaria o hiperinflación. Su papel como asesor económico del gobierno austriaco en 1922 fue clave en evitar que la Corona sufriese como el Reichsmark alemán.

En 1956, Philip Cagan escribió La dinámica monetaria de la hiperinflación,[1] considerado generalmente como el primer estudio serio de la hiperinflación y sus consecuencias. En él, definió la hiperinflación como una inflación mensual de al menos 50%.

La Norma Internacional de Contabilidad 29[2] describe cuatro signos que indican que una economía podría encontrarse en hiperinflación:

  1. La población general prefiere mantener su riqueza en bienes no monetarios o en una moneda extranjera relativamente estable. Cualquier cantidad en moneda local es inmediatamente invertida para mantener poder adquisitivo.
  2. La población general considera cantidades monetarias no en términos de moneda local, sino en términos de una moneda extranjera relativamente estable. Es posible que los precios se fijen en moneda extranjera.
  3. Las ventas y compras a crédito se realizan a precios que compensan por la pérdida anticipada de poder adquisitivo durante el periodo crediticio, incluso si este periodo es corto.
  4. Los tipos de interés, salarios y precios se vinculan a un índice de precios y la inflación acumulativa durante tres años se acerca, o excede, el 100%.
Other Languages
العربية: تضخم مفرط
беларуская: Гіперінфляцыя
беларуская (тарашкевіца)‎: Гіпэрінфляцыя
български: Хиперинфлация
brezhoneg: Gourmonc'hwez
čeština: Hyperinflace
Esperanto: Inflaciego
français: Hyperinflation
hrvatski: Hiperinflacija
Bahasa Indonesia: Hiperinflasi
íslenska: Óðaverðbólga
italiano: Iperinflazione
Basa Jawa: Hiperinflasi
lietuvių: Hiperinfliacija
македонски: Хиперинфлација
Nederlands: Hyperinflatie
norsk nynorsk: Hyperinflasjon
norsk bokmål: Hyperinflasjon
português: Hiperinflação
română: Hiperinflație
srpskohrvatski / српскохрватски: Hiperinflacija
Simple English: Hyperinflation
slovenčina: Hyperinflácia
slovenščina: Hiperinflacija
српски / srpski: Хиперинфлација
Türkçe: Hiperenflasyon
українська: Гіперінфляція
Tiếng Việt: Siêu lạm phát