Hiperión

En la mitología griega, Hiperión ( griego antiguo: Ὑπερίων,  romanización: Hiperíón, significado: el que camina en las alturas)[1] es un Titán, hijo de Urano (el Cielo) y Gea (la Tierra).

En la Ilíada de Homero, el dios sol se llamaba Helios Hyperion (‘Sol en lo más alto’), pero en la Odisea, la Teogonía de Hesíodo y el himno homérico a Deméter el sol recibe el nombre de Hyperonides (‘hijo de Hiperión’), y ciertamente Hesíodo imaginaba a Hiperión como un ser separado de Helios en otras obras. De hecho, algunos traducen «Hiperión» como ‘el que aparece antes que el Sol’. En la literatura griega posterior Hiperión siempre se distingue de Helios.

Hiperión es considerado a menudo el dios de la observación, y su hermana Tea la diosa de la vista.

Según Hesíodo, se casó con Tea (llamada Eurifaesa en el Himno homérico a Helios), su hermana, con la que tuvo tres hijos: Helios (el Sol), Selene (la Luna) y Eos (la Aurora):

Tea concibió del amor de Hiperión y dio a luz
al gran Helios y las brillantes Selene y Eos,
que traen la luz a todos los mortales de esta tierra
y a los inmortales dioses que gobiernan el ancho cielo.[2]

Hiperión desempeña un papel virtualmente nulo en los cultos griegos y muy pequeño en la mitología, con la excepción de aparecer en la lista de los doce Titanes. Autores griegos posteriores intelectualizaron sus mitos.

De Hiperión se nos dice que fue el primero en entender, por su diligente atención y observación, el movimiento del sol, la luna y las demás estrellas, así como de las estaciones, que están provocadas por estos cuerpos, y dar a conocer estos hechos a los demás; y por esta razón fue llamado padre de estos cuerpos, pues había engendrado, por así decirlo, la especulación sobre ellos y su naturaleza.[3]

El poeta y escritor romántico Hölderlin llamó "Hiperión" al protagonista de su novela homónima, en la que narra la lucha interna de este personaje ante el dilema de si debe permanecer junto a las personas que ama o unirse a las tropas helenas para lograr la independencia griega frente a la dominación otomana, devolviendo así la belleza y el antiguo brillo que habían desaparecido de Grecia siglos atrás.

Véase también

Other Languages
Afrikaans: Hyperion
azərbaycanca: Hiperion (mifologiya)
беларуская: Гіперыён, тытан
brezhoneg: Hyperion (Titan)
eesti: Hyperion
euskara: Hiperion
עברית: היפריון
magyar: Hüperión
Հայերեն: Հիպերիոն
Bahasa Indonesia: Hiperion
Lëtzebuergesch: Hyperion (Mythologie)
lietuvių: Hiperionas
norsk bokmål: Hyperion (mytologi)
português: Hiperião
srpskohrvatski / српскохрватски: Hiperion (mitologija)
Simple English: Hyperion (Titan)
slovenčina: Hyperión (boh)
slovenščina: Hiperion
српски / srpski: Хиперион
svenska: Hyperion
中文: 许珀里翁