Himno de la Comunidad de Madrid

Flag of the Community of Madrid.svg
El himno es, con el escudo y la bandera, uno de los símbolos de la Comunidad de Madrid.
Información general
Himno de Flag of the Community of Madrid.svg  Comunidad de Madrid, España
Letra Agustín García Calvo
Música Pablo Sorozábal Serrano
Adoptado 24 de diciembre de 1983
[ editar datos en Wikidata]

El Himno de la Comunidad de Madrid es un poema escrito por Agustín García Calvo, con música del compositor Pablo Sorozábal Serrano.[1] La composición es el himno oficial de la Comunidad de Madrid ( España) desde el 24 de diciembre de 1983, fecha de su publicación en el diario oficial de la región.

El himno fue compuesto a petición del gobierno de la Comunidad de Madrid que llegó al poder en 1983, año de su constitución. Durante el proceso de reorganización territorial del Estado, se decidió que la provincia madrileña fuera una autonomía uniprovincial, separada de ambas Castillas. El primer presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, encargó al filósofo Agustín García Calvo la composición del himno. Éste aceptó por el simbólico precio de una peseta.[2]

La letra del himno es un poema que trata con cierta sorna la nueva organización territorial del Estado español y la propia existencia de la Comunidad de Madrid.[3]

Letra

1

Yo estaba en el medio:
giraban las otras en corro
y yo era el centro.
Ya el corro se rompe,
ya se hacen Estado los pueblos,
y aquí de vacío girando
sola me quedo.
Cada cual quiere ser cada una;
no voy a ser menos:
¡ Madrid, uno, libre, redondo,
autónomo, entero!
Mire el sujeto
las vueltas que da el mundo
para estarse quieto.

2

Yo tengo mi cuerpo:
un triángulo roto en el mapa
por ley o decreto,
entre Ávila y Guadalajara,
Segovia y Toledo:
provincia de toda provincia,
flor del desierto.
Somosierra me guarda del norte y
Guadarrama con Gredos;
Jarama y Henares al Tajo
se llevan el resto.
Y a costa de esto,
yo soy el ente autónomo último,
el puro y sincero.
¡Viva mi dueño,
que sólo por ser algo
soy madrileño!

3

Y en medio del medio,
capital de la esencia y potencia,
garajes, museos,
estadios, semáforos, bancos,
y vivan los muertos:
¡Madrid, metropol ideal
del dios del progreso!
Lo que pasa por ahí todo pasa
en mí, y por eso
funcionarios en mí y proletarios
y números, almas y masas
caen por su peso;
y yo soy todos y nadie,
político ensueño.
Y ése es mi anhelo,
que por algo se dice:
"De Madrid al cielo".
Other Languages