Heteroploidía

En genética, se define la heteroploidía como la variación o cambio en el número cromosómico característico de una especie. Tales cambios pueden ser de dos tipos: aquellos que involucran dotaciones completas de cromosomas (euploidía o poliploidía) y aquellos cambios que sólo implican a uno o más cromosomas aislados dentro de una dotación cromosómica ( aneuploidía).

Poliploidía

La poliploidía es el incremento del número de genomas característico del complemento diploide; por ejemplo, la no disyunción de los cromosomas en la meiosis lleva a la aparición de individuos (4n), los cuales estarán aislados reproductivamente de la especie, a pesar de poder reproducirse sexualmente.

La poliploidía se produce por irregularidades de la meiosis: en la primera división (profase), cuando los cromosomas homólogos se aparean para formar tétradas, y no se separan durante la anafase I; esto origina una célula con todo el complemento cromosómico y la otra con ninguno, donde la primera pasa por la segunda división meiótica y produce gametos diploides. Por lo tanto si este gameto se une con otro normal producirá un cigoto triploide (estéril).

La poliploidía supone una herramienta evolutiva que ha permitido conformar diversos genomas eucarióticos; sin embargo, entre los subgenomas pueden producirse incompatibilidades. Mientras que es común en plantas, peces y anfibios, es raro en amniotas.[1]

Por su origen los poliploides pueden ser:

  • autopoliploides: derivados de un sólo diploide por multiplicación de sus cromosomas
  • alopoliploides derivados de un híbrido entre dos diploides
Other Languages