Herrera de los Navarros

Herrera de los Navarros
Municipio de España
Bandera de Herrera de los Navarros.svg
Bandera
Escudo de Herrera de los Navarros.svg

Torre nevada.jpg
País Flag of Spain.svg  España
•  Com. autónoma Flag of Aragon.svg  Aragón
•  Provincia Flag of Zaragoza province (with coat of arms).svg  Zaragoza
•  Comarca Campo de Daroca
•  Partido judicial Zaragoza[1]
Ubicación 41°12′34″N 1°04′51″O / 41.209444444444, 41°12′34″N 1°04′51″O / -1.0808333333333
•  Altitud 809[2] msnm
•  Distancia 64 km a Zaragoza
Superficie 105,01 km²
Población 550 hab. (2015)
•  Densidad 5,38 hab./km²
Gentilicio herrerino, na
Código postal 50150
Alcalde (2015) Enrique Felices Serrano ( Ind.)
Patrón San Jorge
Patrona La Virgen de la Sierra
Sitio web Ayuntamiento
[ editar datos en Wikidata]

Herrera de los Navarros es una población española de la comunidad autónoma de Aragón. Se encuentra situada al sur de la provincia de Zaragoza, en las estribaciones del Sistema Ibérico y a la orilla del río Herrera, afluente del Aguas Vivas.

Historia

Vasija cilíndrica con decoración de motivos solares, hayada en el yacimiento de los Castellares, data del Siglo II a. C. ( Museo de Zaragoza, Zaragoza)

La historia ha sido generosa con Herrera de los Navarros; pueblos prerromanos como los celtiberos, romanos, árabes, cristianos y mudejares; todo un crisol de pueblos y cuturas que con el paso de los siglos fueron conformando el caracter y personalidad de sus gentes.

Pueblos prerromanos

Ciñendonos a las fuentes escritas clásicas, la actual comarca de Daroca debía de estar ocupada por pueblos celtíberos, edetanos y beliones, siendo la presencia de los primeros la más destacable.

Romanización

La presencia de romanos en la zona no debió de ser muy intensa a juzgar por los escasos vestigios arqueológicos encontrados. Sin embargo, en el término municipal de Herrera de los Navarros encontramos a un kilómetro del actual pueblo los restos del poblado conocido como los Castellares. Se trata de un asentamiento ibero-romano de edad temprana situado en lo alto de un promontorio de forma alargada y limitado por una muralla y foso defensivo.

Musulmanes

Con la caída del imperio romano, llegaron los pueblos bárbaros instalándose el reino visigótico. La impronta que la posterior ocupación por los árabes, y su refinada cultura dejó en la comarca, perdura hasta nuestros días. Este influjo se manifiesta principalmente en el tortuoso trazado de las calles, reflejo de la importancia que el mundo interior tenía para sus habitantes, así como en el uso de materiales como la teja árabe.

Medievo cristiano

Con la reconquista comienza el verdadero auge de Herrera de los Navarros gracias a los fueros reales otorgados para atraer población del norte peninsular. De ahí la referencia en el nombre del municipio a Navarros, seguramente por el origen de la mayoría de estos nuevos pobladores. Jaime I mandó construir aquí un pequeño palacio para el descanso de sus cacerías, atrayendo a numerosa población que fue instalándose en la ladera sur del pueblo. Esto hizo necesario la construcción de ventas para alojar a los viajeros y de herrerías para herrar a los caballos, forjándose el nombre actual de la localidad Herrera.

Edad Moderna

La expulsión de los judíos y moriscos fue un hecho que tuvo una gran repercusión en Aragón, sufriendo una regresión económica y demográfica, desapareciendo sectores claves de la sociedad de la época.

Ligada desde el medievo a la Comunidad de Daroca, Herrera de los Navarros formó parte de la Comunidad de aldeas de Daroca dentro de la Sesma de Trasierra. Esto le permitió disfrutar de la prosperidad económica que durante el siglo XVII se produjo en toda la comunidad, permitiendo un crecimiento demográfico importante.

Edad Contemporánea

A partir de la segunda mitad del siglo XVIII, la falta de renovación de las estructuras productivas y el retraso técnico, provocan el comienzo del declive económico de la comarca. La situación se verá agravada con crisis y guerras como las carlistas que sacudieron la comarca a lo largo del siglo XIX. El desarrollo económico del siglo XX gracias a la industrialización, dejara de lado estas tierras volcadas en la agricultura, sufriendo duramente el éxodo a las capitales comarcales y de provincia en busca de mayores oportunidades.

Other Languages