Hernando de los Llanos

Resurrección, óleo sobre tabla (194 x 227 cm), altar mayor de la Catedral de Valencia, atribuida a Fernando Llanos. En el rostro del soldado genuflexo a la izquierda se advierte la copia de una de las cabezas pintadas por Leonardo da Vinci para La batalla de Anghiari.

Fernando o Hernando Llanos ( fl. 1505 - 1525) fue un pintor español del Renacimiento estrechamente relacionado con Fernando Yáñez de la Almedina, activo en Valencia y Murcia.

Biografía

Para Fernando Llanos, no mencionado por las fuentes antiguas y desconocido hasta la aparición en 1891 del contrato para la pintura de las puertas del retablo mayor de la catedral de Valencia, no hay datos documentales seguros anteriores al mes de julio de 1506, cuando, en solitario, cobró 10 libras de la catedral de Valencia por el retablo de los Santos Médicos. Por su apellido se ha querido suponer que naciese en Santa María de los Llanos ( Cuenca) o en los Llanos de Albacete. El único dato documental que alude a sus orígenes se encuentra en el nombramiento que en 1507 le otorgó la parroquia de Santo Tomás de Valencia para que en unión de Yáñez tasase las pinturas que Rodrigo de Osona había hecho para esa iglesia, donde ambos Fernandos son llamados «pintors castellans».[2]

Sólo dos meses más tarde de haber cobrado de la catedral de Valencia por la pintura del retablo de los Santos Médicos consta un nuevo pago, pero asociado ahora a Fernando Yáñez de la Almedina. El estilo leonardesco que se manifiesta en la obra de ambos pintores ha permitido ponerlos en relación con otras noticias documentales de abril y agosto de 1505 en las que se menciona a un «Fernando Spagnuolo, dipintore» trabajando en Florencia junto con Leonardo da Vinci en las pinturas de la Gran Sala del Consejo de la Señoría, donde Leonardo se encontraba ocupado en el mural de La batalla de Anghiari:

A Ferrando Spagnolo, dipintore, per dipinguere con Lionardo da Vinci nella sala del consiglio florine 5 larghi e a Thomaso di Giovane Merini, su garzone per macinare e colori, florini 1 in oro.[3]

Determinar a cuál de los dos Fernandos hacen referencias estos documentos ha sido, sin embargo, objeto de controversia, existiendo tesis favorables a cada uno de ellos.

Completado el retablo de los Santos Médicos, por el que Llanos y Yáñez percibieron todavía una última cantidad en diciembre de 1506, la catedral les encargará, en marzo de 1507, las pinturas de las puertas del retablo mayor. Los pagos por esta obra se extienden hasta septiembre de 1510. Entre tanto ambos pintores se habían ocupado del encarnado de una talla de la Virgen para la misma catedral y proporcionado las trazas y algunas pinturas para el retablo que había de hacer Damián Forment para la capilla que el gremio de plateros tenía en la iglesia de Santa Catalina.

A partir de 1510 desaparece Llanos de la documentación catedralicia, para la que sigue trabajando Yáñez, pero en 1511 ambos contratan conjuntamente la finalización del retablo de la Virgen de les Febres en la colegiata de Játiva, desconociéndose si llegaron a ejecutarlo.[6]

De nuevo en Murcia, en 1520 cobra de la Fábrica de su catedral por la pintura del guardapolvos del retablo mayor y en 1521 se dan por terminadas las tablas de la Leyenda de la Santa Cruz pintadas para Caravaca. Es posible que muriese ese mismo año o el siguiente, cuando una carta del cabildo de Cartagena informaba a Jacobo Florentino de que el pintor ya había muerto, sin embargo, en las cuentas de 1525 del Libro de Fábrica de la catedral de Murcia aparece todavía consignado un pago al pintor de 100 ducados, sin indicación de la labor realizada.[7]

Other Languages