Hernán Ruiz el Joven

Hernán Ruiz el Joven
Información personal
Nombre de nacimientoHernán Ruiz Jiménez Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimientoc. 1514 Ver y modificar los datos en Wikidata
Córdoba, Reino de Córdoba, Corona de Castilla Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento21 de abril de 1569 Ver y modificar los datos en Wikidata
Sevilla, Reino de Sevilla, Corona de Castilla Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadCorona de Castilla Ver y modificar los datos en Wikidata
Lengua maternaEspañol medio Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
PadreHernán Ruiz Ver y modificar los datos en Wikidata
Hijos
Información profesional
OcupaciónArquitecto Ver y modificar los datos en Wikidata
SeudónimoEl Joven, Hernán Ruiz II y El Mozo Ver y modificar los datos en Wikidata
GéneroRenacimiento español Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

Hernán Ruiz Jiménez, también llamado Hernán Ruiz II (Córdoba o Burgos; c. 1514-Sevilla; 21 de abril de 1569) fue un arquitecto renacentista español. Afincado en Andalucía, fue uno de los principales introductores del Renacimiento arquitectónico en España.

Biografía

En su época se le llamó con el sobrenombre de El Mozo, para distinguirlo de su padre, Hernán (Rodríguez) Ruiz, también El Viejo, y diferenciarlo de su primogénito, Hernán Ruiz III (Díaz), pues los tres fueron arquitectos y trabajaron sucesivamente, y a veces simultáneamente, en los mismos lugares, generalmente en Andalucía. Modernamente se le ha llamado, por lo mismo, El Joven o Hernán Ruiz II. Dos de sus hijas se casaron con escultores afincados también en Sevilla, miembros de la denominada Escuela sevillana de escultura, Jerónimo Hernández y Andrés de Ocampo.

Además de ejercer la profesión libre, ejerció los cargos de maestro mayor en las catedrales de Córdoba (1547-) y Sevilla (1557-1569), en el obispado de Córdoba y en el arzobispado de Sevilla (1562-1569), en el Cabildo civilAyuntamiento de Sevilla— (1560-1569) y en el hospital de las Cinco Llagas de Sevilla —actual Parlamento de Andalucía— (1558-1569).

Se trata, sin duda alguna, del arquitecto más relevante que ha nacido en Andalucía, con una obra parangonable a la de cualquier profesional del Renacimiento italiano de primera fila. Realizó obras civiles y religiosas, públicas y privadas, trabajos de planificación urbana, comunicaciones e hidraúlica, mobiliario y arquitectura efímera, ingenios, escritos y dibujos y ejerció la docencia. Todo ello en las actuales provincias de Badajoz, Cádiz, Córdoba, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla, entre julio de 1530, cuando se tituló en Córdoba como alarife, siendo ya cantero, y el año de su muerte. Sólo está documentado un viaje fuera de estos territorios, pues en 1544 huyó a Lisboa por causa de unas deudas, volviendo a Córdoba el mismo año y desde enero de 1558 residió en Sevilla.

Escritos y dibujos

Hernán Ruiz fue maestro mayor de la Catedral de Sevilla de 1557 hasta 1569.

El 20 de abril de 1569 —un día antes de fallecer— hizo testamento, dejando a su hijo mayor Hernán (Díaz) Ruiz, su biblioteca, en la que había numerosos libros de arquitectura, entre ellos los de Leon Battista Alberti y Alberto Durero y quizás varios centenares de folios del propio Hernán Díaz, que tras su muerte, algunos familiares se encargaron de, primero saquear y usar, y más adelante de ordenar, completar, numerar, y encuadernar, formando un volumen misceláneo dotado de cierta coherencia.

En los dibujos y textos se detectan influjos de Serlio, Vignola, Durero, Parmigianino, Herrera y Vesalio. Además contaba con una traducción incompleta de De architectvra de Vitruvio, la más antigua conocida de las que se efectuaron al castellano.

La parte gráfica la constituyen varios centenares de dibujos de geometría, perspectiva, anatomía, cantería, asoleamiento, carpintería, y, sobre todo, de experimentos arquitectónicos: órdenes, plantas, alzados, secciones, ventanas, portadas, escaleras, molduras y un largo repertorio de formas variadísimas. Algunos tiene relación con su obra construida, pero sobre todo con la iglesia del Hospital de las Cinco Llagas. Probablemente el volumen pasó a ser propiedad de un arquitecto cortesano, Juan de Minjares, y luego llegó a manos de algún profesional residente en Toledo, donde quizás lo compró Valentín Carderera en el xix. De la biblioteca de este erudito, con el intermedio de Manuel Gómez-Moreno, pasó finalmente a la Biblioteca de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid. Según noticias tardías escribió también un libro de mazonería (cantería).

Other Languages