Hernán Díaz Arrieta

Hernán Díaz Arrieta
Alone 1916.JPG
Alone en 1916.
Información personal
ApodoAlone
Nacimiento11 de mayo de 1891
Santiago de Chile, Chile Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento24 de enero de 1984
Santiago de Chile, Chile Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadChilena Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
PadresFrancisco de Paula Díaz y Teresa Arrieta.[1]
Información profesional
OcupaciónEscritor y crítico literario Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones
FirmaFirma de Alone.svg

Hernán Díaz Arrieta[2]​ (Santiago, 11 de mayo de 1891 - ibíd., 24 de enero de 1984) Escritor y considerado como el más influyente crítico literario chileno, fue una personalidad imprescindible de la escena cultural chilena del siglo XX.

Biografía

Nacido y criado en la localidad de Buin, en las afueras de Santiago, donde su padre Francisco de Paula Díaz administraba el fundo de su abuelo.[2]

Al margen de estos datos, que ilustran bastante poco acerca del personaje, Alone se dedica a la literatura desde temprano. Tras cortas incursiones en la novela, desde 1921 abraza el ensayo y la crítica literaria, siguiendo así los pasos de Omer Emeth (Emilio Vaïsse). Trabajó para La Unión, El Imparcial y El Diario Ilustrado; pero su «Crónica Literaria» primero en La Nación, en tiempos de Eliodoro Yáñez, y luego en El Mercurio (1939-1978), fue sin duda su tribuna por excelencia. De prosa amena y fluida, Alone cultivaba principalmente un estilo y defendía la calidad de la escritura ante todo. Es por eso que algunos lo han calificado como el mejor prosista que Chile ha tenido. Desde su crónica pontificaba, descubriendo autores noveles o condenando a quienes no le parecían merecer el aprecio de la opinión pública. Su poder llegó a ser tal (y duró tanto tiempo) que un libro se vendía o no de acuerdo al juicio de Alone. Favorecieron de su influencia María Luisa Bombal —la mejor prosista del siglo, a juicio de Alone— y, entre los poetas, Gabriela Mistral, de quien escribió una importante biografía. Su anticomunismo profundo no le impidió cultivar aprecio literario por Pablo Neruda — se dice incluso que Alone habría financiado la primera edición de Crepusculario—.

Hernán Díaz comienza a firmar sus escritos como Alone a partir de 1913,[2]​ pero utilizó otros seudónimos, como Alba Serena, Nanreh de Zaid, Ariel, Azrael, Ever, Oliver Brand, Raro, Uno, Nadie, Otro, Par, etc.

Alone, quien tuvo muy pocos amoríos, nunca se casó, incluso muchos detractores lo acusaban de ser homosexual, hecho que nunca pudo ser probado y tuvo más que nada ribetes de rumor mal intencionado. Es necesario dejar en claro que Alone por sus ácidas críticas se ganó no pocos enemigos, los cuales aumentaron después 1973 cuando Díaz Arrieta, fervoroso católico y declarado derechista anticomunista apoyó abiertamente el golpe de estado que derrocó a Salvador Allende. Vivió toda su vida en la misma casa (Avenida Beauchef 1035), la que adquirió con un crédito hipotecario cuando comenzó a trabajar en el Registro Civil frente al Parque Cousiño. Murió, casi ciego y sin poder hablar, a los 92 años de edad.[2]

Other Languages