Herculano

Áreas arqueológicas de Pompeya, Herculano y Torre Annunziata
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad

Ercolano-port-view.jpg
Vista del frente portuario de Herculano.

Italy location map.svg
Herculano

Coordenadas 40°48′22″N 14°20′51″E / 40.806111, 40°48′22″N 14°20′51″E / 14.3475
País Flag of Italy.svg  Italia
Tipo Cultural
Criterios iii, iv, v
N.° identificación 829
Región Europa y América del Norte
Año de inscripción 1997 (XXI sesión)
[ editar datos en Wikidata]

Herculano (en italiano, Ercolano) era una antigua ciudad romana de la región de la Campania, sur de Italia. En su tiempo era más pequeña, pero sus más mundanos comerciantes y mercaderes eran más ricos, cultos e intelectuales que la élite de la vecina Pompeya.[3]

Las excavaciones comenzaron en la actual Ercolano, un suburbio de Nápoles, en 1738.[5] A finales del siglo XVIII comenzaron a descubrirse en Herculano una gran diversidad de objetos, como pinturas murales, trípodes, braseros, estatuas de bronce, botellas de perfume y cerámica.

Se encontraron en 1980 cientos de esqueletos de habitantes que se habían refugiado en los cobertizos para barcas. Estas excavaciones realizadas en el área del puerto de Herculano permitieron hallar más de 200 esqueletos de diversas edades y condición social.[6]

La más famosa de las lujosas villas herculanas es la Villa de los Papiros, identificada como el fastuoso retiro con vistas al mar que Lucio Calpurnio Pisón Cesonino, suegro de Julio César, mandó construir.

Edificios públicos

Los Fornicis

Se trata de una serie de estructuras abovedadas frente a la playa que servían como almacenes portuarios y para resguardar las barcas de pesca. Sobre ellas se encuentra una gran terraza. En 1980, Giuseppe Maggi encontró aquí trescientos esqueletos humanos. Se piensa que durante la erupción del Vesubio, los habitantes de Herculano trataron de refugiarse en estos almacenes con sus objetos más valiosos tales como joyas y monedas, y murieron intoxicados por los gases y las altísimas temperaturas producto del flujo piroclástico que descendió desde el Vesubio. Muy probablemente estas personas fueran rezagados que llegaron cuando ya no quedaban embarcaciones y se escondieron allí a la espera de que cesaran los temblores y se disipara el humo y la ceniza. Hasta 1980 se creía que la mayor parte de la población de Herculano se había salvado, al hallarse muchos menos cuerpos que en Pompeya, pero este descubrimiento reveló que los herculanos trataron de huir por mar, pero es posible que el fuerte oleaje hiciera zozobrar las barcas hundiéndolas, arrojándolas contra las playas, llenando probablemente la costa de cadáveres ahogados durante los días y semanas siguientes.

En 1982, en esta misma zona se encontró, en buen estado de conservación, una embarcación romana de 9 metros de longitud, en la que se hallaba un remero y un soldado con dos espadas y una bolsa de monedas. También en la playa frente a los almacenes se encontraron esqueletos de varias personas más y de un caballo.

En época romana, el mar se encontraba mucho más cerca de la ciudad que en la actualidad. Los materiales arrojados por el Vesubio le ganaron al mar una franja de tierra de unos 400 metros de ancho.

La terraza de M. Nonio Balbo

La Terraza de M. Nonio Balbo.

Una rampa adosada a las murallas conduce a una amplia plaza rectangular frente a las Termas suburbanas. Aquí se encuentra un altar funerario de mármol en honor al senador M. Nonio Balbo, pretor y procónsul de la provincia de Creta y de Cirene, tribuno de la plebe en el año 32 a. C. Este senador era mecenas de la ciudad de Herculano y mandó edificar numerosos edificios públicos para la misma. Por esta razón, le erigieron al menos diez estatuas y a su muerte, le tributaron grandes honores (según consta en una inscripción de este altar). En la base de mármol, a un lado del altar, estaba la estatua con coraza del propio M. Nonio Balbo. Se descubrió su cabeza durante las excavaciones de A. Maiuri.

Termas suburbanas

Estas termas, una de las mejor conservadas de la antigüedad, se construyeron en el siglo I d.C. entre las murallas de la ciudad y el mar. A través de un portal con semicolumnas y tímpano se accede a un vestíbulo con impluvium y cuatro columnas. De la herma de Apolo fluía agua sobre una fuente circular. El vestíbulo, a través de un corredor, conduce a una sala de espera y al praefurnium, el horno para calentar el agua.

Las salas termales son:

  • El Frigidarium, la sala de baño frío, con un suelo de baldosas de mármol blanco y frescos en cuarto estilo.
  • El Tepidarium, la sala tibia, con un suelo de baldosas de pizarra y estucos en las paredes que representan guerreros.
  • El Caldarium, la sala de baño caliente, cuyas paredes están decoradas en cuarto estilo y la huella del labrum, piscina de las abluciones.

En la zona oriental de las termas se encuentra una sala rematada por un ábside con una piscina, cuya agua se calentaba con un sistema de samovar. Además el complejo termal cuenta con un laconicum, la sala de baños de vapor, con un suelo de piezas de mosaico negras sobre fondo blanco.

El gimnasio

Palestra.

El Gimnasio o Palestra era un extenso complejo dedicado fundamentalmente a las actividades deportivas. Se construyó durante la época de César Augusto (27 a. C. al 14 d. C.). Su planta se organiza en torno a dos terrazas. Solo una parte del edificio fue excavada. Desde la entrada, por el cardo V se accede a un monumental vestíbulo realzado por dos columnas. La terraza inferior consta de una gran área con pórticos en tres de sus lados y un Criptopórtico en su lado Norte, sobre el que descansa otra terraza. Un largo estanque rectangular, que servía de vivero de peces, bordeaba el criptopórtico, pero fue reemplazado por una gran alberca cruciforme, con una fuente de bronce que representa a la Hidra de Lerna, mítica serpiente monstruosa de siete cabezas, cuyo original se conserva en el Antiquarium.

En el lado oeste del pórtico encontramos una serie de habitaciones entre las que destaca una amplia sala rectangular con ábside, de unos 10 metros de altura, con una hornacina y un altar de mármol destinado a las ceremonias y ofrendas religiosas.

Las termas masculinas

Estas termas principales, se encontraron en 1873 y fueron excavadas completamente en 1931. Su trama presenta la división habitual en los sectores masculino y femenino. Su construcción se remonta a la segunda mitad del siglo I a.C. Originariamente eran abastecidas por un pozo de grandes dimensiones.

A las termas masculinas se accede por el cardo III. Un pasillo conduce al vestuario (apodyterium) con hornacinas donde depositar la ropa. Desde aquí y hacia el oeste encontramos la sala fría de forma circular, con las paredes pintadas de rojo, con cuatro hornacinas de color amarillo y una cúpula azul celeste. Hacia el este encontramos la sala tibia adornada con un mosaico blanco y negro que representa a Tritón entre delfines, un pulpo, un calamar, y un amorcillo con un látigo. A continuación está la sala caliente rematada en un ábside.

Las termas femeninas

Termas Femeninas.

Se accede a ellas por el cardo IV. Después de una sala de espera con bancos de obra adosados a las paredes, se encuentra el vestuario (apodyterium), cuya bóveda de cañón está decorada con estrías onduladas. Aquí se encuentra el mosaico con el Tritón. A continuación está la sala tibia con repisas para guardar la ropa. El suelo es un mosaico con meandros. La sala caliente, con una cubierta abovedada, posee dos asientos suntuosos, uno de mármol blanco y el otro de color rojo. Detrás de estas estancias se encuentran los hornos donde se calentaba el agua y el pozo que permitía recoger el agua a 8,25 metros de profundidad.

El lado sur de las termas conecta con la Palestra a través de un patio abierto, circundado por pórticos cuyas columnas de ladrillo están revestidas de estuco.

La sede de los Sacerdotes Augustales

Para los esclavos liberados, convertirse en un sacerdote augustal era una forma de ascender en la escala social. Su Colegio, dedicado al culto al emperador Augusto, estaba ubicado en las proximidades del Foro, donde se desarrollaba la vida religiosa, política y social.

Es un edificio de planta cuadrada, con cuatro columnas centrales y arcos ciegos en sus paredes. El suelo es de opus signinum mientras que el de la planta alta es de opus spicatum. Con posterioridad se construyó una cella, en eje con la entrada, que conserva parte de su suelo y rodapié original así como los frescos en cuarto estilo: en la pared izquierda se observa la entrada de Hércules en el Olimpo acompañado de Júpiter, metamorfoseado en arco iris, Juno y Minerva; en la pared derecha en cambio vemos la lucha de Hércules con Aqueloo. Al fondo, a la derecha del sacellum, está la habitación del conserje, cuyo esqueleto se encontró tendido en la cama.

Todavía se conserva una inscripción en la pared que recuerda que el edificio fue consagrado a Augusto, en vida del emperador, y que fue construido por voluntad de los hermanos A. Lucio Próculo (A. Lucius Proculus) y A. Lucio Juliano (A. Lucius Iulianus), quienes el día de la inauguración ofrecieron un almuerzo al que invitaron a los miembros del Senactum (senado municipal) y a los sacerdotes Augustales.

Teatro

El edificio, cuya estructura se apoyaba sobre un doble orden de arcos y pilastras, tenía una capacidad de 2.000-2.500 espectadores y estaba decorado elegantemente. El muro en lo alto de la cavea estaba ornamentado con una serie de estatuas de bronce de grandes dimensiones, representando a personalidades de Herculano y miembros de la familia imperial. Riquísima era también la decoración del escenario, recubierta de mármol, con columnas de mármol africano y de amarillo antiguo. A pesar de ello, el teatro se encuentra hoy totalmente espoliado. Manuel Mauricio de Lorena, príncipe de Elboeuf primero y Carlos de Borbón después se ensañaron con tenaz vandalismo con este monumento, llevándose toda obra de arte y cada placa de mármol, desmembrando así irremediablemente aquello que de otra forma habría sido el teatro mejor conservado de toda la antigüedad.

Other Languages
Afrikaans: Herculaneum
العربية: هركولانيوم
беларуская: Геркуланум
български: Херкулан
català: Herculà
čeština: Herculaneum
Cymraeg: Herculaneum
Deutsch: Herculaneum
English: Herculaneum
Esperanto: Herkulano
euskara: Herkulano
français: Herculanum
galego: Herculano
עברית: הרקולנאום
hrvatski: Herkulanej
magyar: Herculaneum
Հայերեն: Հերկուլանում
Bahasa Indonesia: Herculaneum
íslenska: Herculaneum
ქართული: ჰერკულანუმი
Lëtzebuergesch: Herculaneum
lietuvių: Herkulaniumas
latviešu: Herkulāna
македонски: Херкуланеум
Bahasa Melayu: Herculaneum
norsk nynorsk: Herculaneum
norsk bokmål: Herculaneum
occitan: Herculanum
polski: Herkulanum
português: Herculano
română: Herculaneum
русский: Геркуланум
srpskohrvatski / српскохрватски: Herkulaneum
Simple English: Herculaneum
slovenčina: Herculaneum
српски / srpski: Херкуланеум
svenska: Herculaneum
тоҷикӣ: Геркуланум
Tagalog: Herculano
Türkçe: Herkulaneum
українська: Геркуланум
Tiếng Việt: Herculaneum