Henryk Górecki

Henryk Górecki
Henryk Mikołaj Górecki Polish composer.jpg
Información personal
Nacimiento 6 de diciembre de 1933 Ver y modificar los datos en Wikidata
Czernica, Silesian Voivodeship, Polonia Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 12 de noviembre de 2010 Ver y modificar los datos en Wikidata (76 años)
Katowice, Polonia Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Polaca Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Compositor, pedagogo y musicólogo Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Sinfonía Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notables
Distinciones
  • Orden del Águila Blanca
  • Medalla al Mérito de la Cultura
  • Caballero Gran Cruz de la Orden de San Gregorio Magno
  • Comendador con Estrella de la Orden Polonia Restituta
  • Doctor honoris causa de La Universidad Jaguelónica de Krakow
  • Premio Herder (1999) Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Henryk Mikołaj Górecki (Polaco: [ˈxɛnrɨk mʲiˈkɔwaj ɡuˈrɛtski], Czernica, 6 de diciembre de 1933Katowice, 12 de noviembre de 2010[1] ) fue un compositor polaco.

Biografía

Nació en Czernica, en el sur de Polonia. No estudió música de manera regular hasta llegar a los veinte años de edad, cuando comenzó a estudiar en Katowice. Posteriormente, mientras continuaba sus estudios en París, Górecki tuvo la posibilidad de escuchar trabajos de Anton Webern, Olivier Messiaen y Karlheinz Stockhausen, compositores censurados por el gobierno polaco, por el contenido religioso de sus composiciones. Más tarde, Górecki fue nombrado profesor de música en Katowice, pero renunció al cargo a finales de la década de 1970, en protesta por la negativa del gobierno pro-soviético de permitir al papa Juan Pablo II que visitase la ciudad. Katowice ha sido uno de los centros de la resistencia polaca contra las agresiones militares alemanas y rusas, por lo que la negativa del gobierno socialista fue vista como un golpe innecesario contra las creencias del pueblo polaco, aunque -en última instancia- contribuyó a la ola de descontento y protestas sociales que finalmente hicieron naufragar a los regímenes pro soviéticos de Europa del Este.

La música de Górecki abarcaba una gran variedad de estilos, pero tendía a ser relativamente simple en armonías. Sus primeros trabajos recuerdan el estilo de Pierre Boulez y otros serialistas. Sus composiciones más recientes suelen ser comparadas con el minimalismo, a veces llamado "minimalismo sacro". Como Arvo Pärt, con quien también se le comparaba. Sus trabajos reflejaban con frecuencia sus profundas creencias religiosas (Górecki era católico).

La obra más popular de Górecki fue su Tercera Sinfonía (Opus 36), también conocida como Sinfonía de las lamentaciones o Sinfonía de las canciones de lamento. Esta partitura para orquesta y soprano, escrita en 1976, se divide en tres movimientos. Las coloraciones del primer movimiento - lento, sostenuto tranquillo ma cantabile - hacen alusión a un lamento que data del siglo XV; el segundo movimiento, lento e largo, tranquillissimo, contiene frases escritas sobre el muro de una prisión de la Gestapo en Zakopane. En ellas, su autora, la niña Helena Błażusiak, pide la intercesión de la Virgen María. El tercer movimiento, lento, cantabile-semplice, reproduce una canción folclórica escrita en un dialecto del polaco. La música es lenta y contemplativa. El primer movimiento -un canon lento y prolongado para cuerdas- dura la mitad del total de la obra. Una interpretación regular dura alrededor de cincuenta minutos. La versión fonográfica más conocida de esta pieza es, probablemente, la que en 1992 grabó la London Sinfonietta dirigida por David Zinman, teniendo como solista a la soprano estadounidense Dawn Upshaw, que vendió más de dos millones de copias. Hay otras versiones en el mercado.

Además de su tercera sinfonía, Górecki compuso, entre otras obras, el himno Totus Tuus (Op. 60, 1987), "Todo tuyo", en el que aborda uno de los temas recurrentes de la teología del papa Juan Pablo II, el de la necesidad de desarrollar una renuncia absoluta a la voluntad de Dios, por lo que se le identifica como un himno dedicado al pontífice, aunque de hecho se trate de un himno dedicado a la Virgen María en el que se le reconoce en sus advocaciones de Madre del Salvador y Madre del Redentor, como se hace en las letanías lauretanas del rosario y en otras oraciones de la tradición católica.

Falleció el 12 de noviembre de 2010, tras una larga enfermedad, en Katowice.[2]

Su viuda es la pianista Jadwiga Ruranska con quien tuvo dos hijos, uno de ellos, Anna, es pianista y Milkolaj es compositor como su padre.

Other Languages