Henry Miller

Henry Miller
Henry Miller 1940.jpg
Henry Miller en 1940.
Información personal
Nombre de nacimientoHenry Valentine Miller
Nacimiento26 de diciembre de 1891
Nueva York
Fallecimiento7 de junio de 1980 (88 años)
Pacific Palisades, Los Ángeles
NacionalidadEstados Unidos
Familia
CónyugeBeatrice Sylvas Wickens (1917-1928)
June Miller (1928-1934)
Janina Martha Lepska
(1944-1952)
Eve McClure (1953-1960)
Hiroko Tokuda (1967-1977)
Educación
Educado en
  • City College of New York Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
OcupaciónEscritor, pintor
GénerosNovela, autobiografía, ensayo
Obras notables
FirmaHenry Miller signature.svg
Web
Sitio web
No dejaba de repetirme a mí mismo: «¿Qué está haciendo Henry Miller aquí? Henry Miller... Henry Miller».
—Henry Miller, Plexus[1]

Henry Valentine Miller (n. Nueva York, 26 de diciembre de 1891 - m. Los Ángeles, California, 7 de junio de 1980) fue un novelista estadounidense.[2]​ Su obra se compone de novelas semiautobiográficas, en las que el tono crudo, sensual y sin tapujos suscitó una serie de controversias en el seno de un Estados Unidos puritano que Miller quiso estigmatizar denunciando la hipocresía moral de la sociedad norteamericana, criticando de paso el devenir de la existencia humana, desnudando su cinismo y múltiples contradicciones. Censurado por su estilo y contenido provocativo y rebelde en relación a la creación literaria de su época, sus obras influyeron notablemente en la llamada Generación Beat.

Biografía

De Nueva York a París

La juventud de Miller fue errática. Alternaba diversos trabajos con breves períodos de estudios en el City College de Nueva York. En 1928 se casa con June Mansfield (nombre artístico de Juliette Edith Smerdt) tras divorciarse de su primera esposa, Beatrice Sylvas, con la que tuvo una hija.

En 1930, durante la Gran Depresión, se marcha a Francia, donde vivirá el estallido de la Segunda Guerra Mundial. En esta época, Miller decide consagrarse totalmente a la literatura. Sus primeros años de bohemio en París fueron miserables: tuvo que luchar contra el frío y el hambre; se alimentaba con las comidas que le ofrecían y dormía, cada noche, bajo un puente distinto. La suerte se presentará en la persona de Richard Osborn, un abogado americano que le ofrece una habitación en su apartamento. Cada mañana, Osborn deja encima de la mesa de la cocina un billete de 10 francos para que Miller lo gaste a su conveniencia. Miller conoce a la también escritora Anaïs Nin (de la que fue amante), al fotógrafo Brassaï y al escritor Alfred Perlès (con quien comparte casa), y empiezan sus tanteos con el surrealismo.

En el otoño de 1931, Miller obtiene su primer empleo como corrector de estilo en la oficina parisina del periódico Chicago Tribune, gracias a su amigo Alfred Perlès, ocasión que aprovecha para publicar varios artículos que firmará con el nombre de «Perlés», dado que sólo los miembros del equipo editorial podían editar sus escritos. Instalado en la Villa Seurat, un callejón en el que conviven varios artistas, Miller escribe aquel año Trópico de Cáncer, que será publicado en 1934 gracias al apoyo de su amiga y amante Anaïs Nin.[3]

Estamos ahora en el otoño de mi segundo año en París. Me enviaron aquí por una razón que todavía no he podido desentrañar.
No tengo dinero, ni recursos, ni esperanzas. Soy el hombre más feliz del mundo. Hace un año, hace seis meses, creía que era un artista. Ya no lo pienso, lo soy. Todo lo que era literatura se ha desprendido de mí. Ya no hay más libros que escribir, gracias a Dios.

Henry Miller, Trópico de Cáncer[4]

Esta novela le supone, en EE.UU, un proceso por obscenidad, según las leyes vigentes en esa época dictadas contra la pornografía. La obra, censurada en su país hasta el año 1961,[3]​ sólo puede ingresar clandestinamente bajo la portada de Jane Eyre, el clásico de Charlotte Brontë.

En sus siguientes trabajos, Miller prosigue su batalla personal contra el puritanismo intentando liberar, desde un punto de vista moral, social y legal, los tabúes sexuales existentes en la literatura americana. Continúa escribiendo novelas, todas censuradas en los Estados Unidos por obscenas. Publica Primavera negra (1936) y Trópico de Capricornio (1939), que consiguen su difusión en EE.UU. pese a tener que ser vendidos subrepticiamente, lo cual contribuye a forjar su reputación de escritor underground. Se le ha considerado, incluso, un postmoderno.[cita requerida]

Regreso a Estados Unidos

Tras residir un año en Grecia, hospedado por el escritor Lawrence Durrell, vuelve a Estados Unidos en 1940 y se instala en Big Sur (California), donde sigue produciendo una literatura pujante, colorista y socialmente crítica. Escribe El coloso de Marusi (1941), que versa sobre su estancia en Grecia; el libro, más que una guía al uso, es un monumento lírico a la sensualidad mediterránea, una crítica brillante al modo de vida norteamericano y un alegato por la paz. Le siguen Una pesadilla con aire acondicionado (1945-47) y la trilogía La crucifixión rosa, compuesta por Sexus (1949), Plexus (1953), y Nexus (1960). En 1964 la Suprema Corte de Estados Unidos anula el juicio contra Miller por obscenidad, lo que representa el nacimiento de lo que, más tarde, será conocido con el nombre de revolución sexual.

A un mismo tiempo, llevaba dos vidas totalmente divergentes. Una podría calificarse de «torbellino alegre», la otra, de vida contemplativa. En el papel de ser activo todo el mundo me tomaba por lo que era, o lo que parecía ser; en el otro papel nadie me reconocía, yo menos que nadie. Fueran cuales fuesen la celeridad y confusión con que se sucedieran los acontecimientos, había intervalos en que me perdía en la contemplación. Al parecer, sólo necesitaba unos momentos de cerrarme al mundo para reponerme. Pero necesitaba períodos mucho más largos —de estar sólo conmigo mismo— para escribir.

Henry Miller, Plexus[5]

Entre sus aficiones estaban las de pianista amateur y pintor. Escribió libros sobre su pintura y tras su muerte, sus acuarelas fueron trasladadas a dos museos: el Henry Miller Museum of Art en la ciudad de Omachi Nagano (Japón) y el Henry Miller Art Museum en la Coast Gallery de Big Sur.

Falleció a causa de complicaciones circulatorias en Pacific Palisades, California. Sus restos fueron incinerados y sus cenizas esparcidas sobre Big Sur.

El amor de la gente... Eso era todo lo que realmente me importaba: tener su amor, no su admiración. Tan sólo su profundo amor y su comprensión de mí. Por eso escribí tanto sobre mí.

Henry Miller, última entrevista, 1980[6]
Other Languages
Afrikaans: Henry Miller
Alemannisch: Henry Miller
العربية: هنري ميلر
asturianu: Henry Miller
تۆرکجه: هنری میلر
беларуская: Генры Мілер
български: Хенри Милър
brezhoneg: Henry Miller
català: Henry Miller
čeština: Henry Miller
Deutsch: Henry Miller
Ελληνικά: Χένρυ Μίλλερ
English: Henry Miller
euskara: Henry Miller
فارسی: هنری میلر
français: Henry Miller
Gaeilge: Henry Miller
galego: Henry Miller
עברית: הנרי מילר
hrvatski: Henry Miller
magyar: Henry Miller
հայերեն: Հենրի Միլլեր
Bahasa Indonesia: Henry Miller
italiano: Henry Miller
Basa Jawa: Henry Miller
한국어: 헨리 밀러
Lëtzebuergesch: Henry Miller
lietuvių: Henry Miller
latviešu: Henrijs Millers
Malagasy: Henry Miller
македонски: Хенри Милер
Nederlands: Henry Miller
polski: Henry Miller
português: Henry Miller
română: Henry Miller
русский: Миллер, Генри
sicilianu: Henry Miller
srpskohrvatski / српскохрватски: Henry Miller
Simple English: Henry Miller
slovenčina: Henry Miller
slovenščina: Henry Miller
српски / srpski: Хенри Милер
svenska: Henry Miller
Türkçe: Henry Miller
українська: Генрі Міллер
Tiếng Việt: Henry Miller
Winaray: Henry Miller