Henry Lee Lucas

Henry Lee Lucas ( Virginia, 23 de agosto de 1936 - Texas, 13 de marzo de 2001) fue un asesino en serie estadounidense, posiblemente uno de los más prolíficos en la historia de Norteamérica. Confesó ser responsable de la muerte de más de cien mujeres a lo largo de Florida, Louisiana, Oklahoma y Virginia Occidental.

Infancia

Henry Lee Lucas era el prototipo de psicópata sádico con un historial realmente sangriento, ya que desde su niñez creció en un entorno familiar totalmente desestructurado, lleno de abusos, crueldad y humillación y por tal razón, él se convirtió en un sádico asesino en especial hacia las mujeres.

Siendo un niño no deseado, era golpeado frecuentemente por su madre, y sometido a maltrato psicológico: continuamente lo vestía como a una niña, forzándolo a ver cómo ejercía su trabajo de prostituta. La madre también golpeaba al padre, alcohólico, a quien faltaban las piernas, utilizando un carrito para desplazarse. Desnutrido, y sin educación, nunca desarrolló una habilidad que pudiera dar algún significado o valor a su vida. Sus primeras experiencias sexuales, aproximadamente a los 13 años, fueron con animales: violaba ovejas y perros, y desde el primer momento relacionó el sexo con la muerte.

En 1950 murió su padre en extrañas circunstancias: tras una discusión con Viola abandonó la casa, y al día siguiente fue encontrado congelado en el bosque. Tras su muerte Henry abandonó definitivamente su casa e inició una prolífica carrera delictiva con pequeños robos, ingresando pronto en reformatorios y finalmente en la cárcel. Salió en libertad por poco tiempo en 1959 y volvió a su casa donde, tras una fuerte discusión con su madre la asesinó seccionándole el cuello con una navaja.

Other Languages