Helmuth Duckadam

Helmuth Duckadam
Дукадам Хельмут.jpg
Datos personales
Apodo(s) Eroul de la Sevilia (Héroe de Sevilla)
Nacimiento Semlac, Rumania
1 de abril de 1959 (57 años)
Nacionalidad(es) Bandera de Rumania
Carrera
Deporte Fútbol
Debut deportivo 1978
( UTA Arad)
Posición Portero
Retirada deportiva 1991
( Vagonul Arad)
Carrera internacional
Selección Rumanía
Part. 2
[ editar datos en Wikidata]

Helmuth Duckadam ( 1 de abril de 1959, Semlac, Arad) es un ex futbolista rumano.

Desarrolló su carrera como guardameta en el UTA Arad y el FC Steaua. Con el equipo de Bucarest ganó dos ligas y la Copa de Europa de 1985/86. En la final del torneo europeo tuvo un papel destacado al detener todos los lanzamientos en la tanda de penaltis, actuación que le valió el apodo de "Héroe de Sevilla".[1]

Biografía

Carrera deportiva

Helmuth nació el 1 de abril de 1959 en Semlac, una pequeña ciudad situada al oeste de Rumanía. Su familia es de etnia germana, minoritaria en su país de origen.[1]

Se interesó por el fútbol desde pequeño, jugó en el equipo de su ciudad y en 1974 ingresó en la escuela deportiva Gloria de Arad. En 1977 fichó por el Constructorul Arad, un modesto equipo de tercera categoría donde destacó como guardameta. Un año más tarde fue traspasado a un club superior, el UTA Arad que en esos momentos jugaba en Primera División. Su debut en la máxima categoría fue el 17 de septiembre de 1978.[2]

En el UTA Arad permaneció cuatro temporadas, hasta que en la temporada 1982/83 fichó por el Steaua de Bucarest.[2]

El 7 de mayo de 1986 obtuvo su mayor éxito profesional, cuando el Steaua de Bucarest ganó la Copa de Europa de fútbol de ese año. El club rumano venció en los penaltis al Fútbol Club Barcelona, en una final disputada en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán de Sevilla. Después de que el encuentro terminara 0:0 en el tiempo reglamentario se llegó a penaltis, y Duckadam tuvo una actuación destacada al detener todos los lanzamientos del Barcelona.[1]

Abandono del Steaua y retirada del fútbol

Semanas después de ganar la Copa de Europa, Duckadam se apartó del fútbol profesional por enfermedad y no volvió hasta 1989.[5] permaneció allí durante dos temporadas sin ningún éxito remarcable, y en 1991 se retiró definitivamente del fútbol.

Respecto a su marcha del Steaua, ha desmentido varias veces una leyenda surgida por el hermetismo informativo del régimen rumano.[5]

A su retirada, Duckadam trabajó como guardia de la policía fronteriza en Semlac, su ciudad natal, y abrió una escuela de fútbol en la ciudad de Arad. Sin embargo, tuvo problemas económicos y se vio obligado a vender sus recuerdos de la Copa de Europa, incluyendo sus guantes y medallas, y detener su proyecto deportivo.[7]

El 11 de agosto de 2010 el propietario del Steaua de Bucarest, George Becali, nombró a Duckadam representante de la presidencia del club.[8]

Other Languages