Hartmann von Aue

Herr Hartmann von Aue (autorretrato ficticio en el Codex Manesse, fol. 184v, sobre 1300).

Hartmann von Aue (* alrededor de 1180 hasta 1205[1] - † entre 1210 y 1220) es junto con Wolfram von Eschenbach y Gottfried von Straßburg uno de los más importantes poetas épicos del alto alemán medio (mittelhochdeutsche Klassik) alrededor del año 1200. Junto con Heinrich von Veldeke fue uno de los primeros autores alemanes de la novela cortesana que fue adoptado con el mismo estilo en idioma francés. Von Aue es autor de las novelas poéticas cuyos títulos son Erec, Gregorius o Der gute Sünder (Gregorio o El buen pecador), Der arme Heinrich ( El pobre Enrique), Iwein, una discusión alegórica conocida bajo el nombre de Klagebüchlein (librito de lamentación), además de unas Minnelieder (canciones cortesanas) y canciones relativas a las cruzadas (Kreuzlieder).

Vida

Sobre la persona de Hartmann von Aue no existe una gran cantidad de documentación contemporánea, así que ha sido necesario reconstruir las condiciones de su vida y de ciertos elementos relativos a su currículum vítae, analizando además su obra, así como la mención que se hace de él en otras obras de autores de la época.

Clasificación cronológica

La obra literaria de Hartmann von Aue sólo se puede ubicar cronológicamente con la referencia a obras de otros poetas. La novela de Érec et Énide de Chrétien de Troyes y la de Yvain ou Le Chevalier au lion fueron las fuentes procedentes del francés antiguo para las obras Erec e Iwein de Hartmann y fueron escritos probablemente sobre el año 1165 aunque se baraja la posibilidad también del 1177. Por esta razón, se supone que Hartmann empezó sus labores como poeta más allá del transcurso del 1180. En el intervalo que va de 1205/ 10 todas sus novelas escritas en versos ya eran conocidas, lo que prueba la mención del Iwein en la obra Parzival de Wolfram von Eschenbach (pasaje: 253,10–14; 436,4–10). El Iwein por razones estilísticas se considera como la última de las cuatro novelas de Hartmann.

En el año 1210 Gottfried von Straßburg menciona en su excurso literario de Tristán a Hartmann como poeta actual y por esta razón se le considera aún vivo (versos 4621–4635). Heinrich von dem Türlin, por otro lado, lamenta su muerte en el Crône, escrito después de 1220 (versos 2372–2437).

Las canciones de las cruzadas (Kreuzlieder) hacen referencia, o a la tercera cruzada ( 1189), o a la denominada cruzada alemana preparada por Enrique VI ( 1197), la cual no fue realizada por la muerte de Enrique. Se desconoce cualquier evidencia que nos haga pensar a ciencia cierta si Hartmann hubo tomado parte en la cruzada. La muerte de un mecenas, tal como se menciona dos veces (versos 4 y XVII,2) en los Kreuzlieder, se puede interpretar como la muerte de Berthold IV en 1186.

Una mención de Saladino († 1193) en el tercer Kreuzlied (XVII,2) se consideraba anteriormente como punto de referencia central para la cronología de las obras. El texto en el Codex Manesse -el único material transmisivo- no es muy exacto en el punto decisivo de si Saladino todavía estaba con vida cuando Hartmann hubo elaborado esta canción.

Posición social, educación y origen

La mayoría de las informaciones sobre las condiciones de la vida de Hartmann fueron extraídas de los y epílogos de sus obras. Sobre todo se encuentran en los prólogos del Der Arme Heinrich y de forma similar en los prólogos del Iwein. Allí comenta Hartmann sobre sí mismo:

Ein ritter sô gelêret was,
daz er an den buochen las,
swaz er dar an geschriben vant:
der was Hartmann genannt,
dienstman was er zOuwe.

Un caballero ha sido tan bien educado,
que podría leer todo en los libros,
lo que encontraba escrito allí,
el cual fue llamado Hartmann,
fue vasallo en Aue.

Hartmann von Aue: Der arme Heinrich[2]
Prólogo del Armer Heinrich (Heidelberg, Biblioteca Universitaria, Cpg 341, fol. 249ra).

Hartmann fue un vasallo, de esta forma se interpreta que no era un hombre libre (unfrei), pero es muy posible que se encontrara en una posición similar a los funcionarios (Ministerial). Además hace hincapié en su educación escolar, en especial su educación latina, lo cual era raro para un caballero viviendo alrededor del 1200. Las obras legendarias de Gregorius, Der Arme Heinrich y el Klagebüchlein muestran en él también conocimientos básicos de filosofía, teología y retórica; estos conocimientos hacen muy probable una educación en una escuela catedralicia. Una escuela monacal, como la del Monasterio de Reichenau, probablemente no le hubiera aceptado a él. Como Erec y Iwein fueron adaptadas a partir de fuentes francesas, se entiende que Hartmann dominaba bastante bien el idioma francés.

Ni el origen, ni el lugar de su trabajo se pueden ubicar con plena seguridad. Escribió en un alto alemán medio, lo que elimina los indicios respecto a dialectos y con ello se permite una transcripción global para todo el territorio alemán de la época, aunque algunos de sus versos pueden indicar una procedencia de la región alamana. Esta posibilidad va bien con la denominación de Hartmann como procedenete del Swâben lande, tal y como lo menciona Heinrich von dem Türlin (Crône, verso 2353). Así que Hartmann procede muy probablemente del ducado de Suabia (Herzogtum Schwaben).

Aue es un nombre muy común de los pueblos germánicos, por lo que no se puede ubicar el apellido de Hartmann en un origen territorial particular debido a su origen toponímico. Puede que se trate de Au cerca a Ravensburg o ( Kloster Weißenau), Au bei Freiburg u Obernau am Neckar. En este último lugar se puede probar una relación con un abolengo ministerial desde 1112 al servicio de la familia Zähringer. Entre los documentados miembros familiares también se cuenta con un Henricus de Owon, es decir, de Owen (Enrique de Owen).

Salta a la vista que el héroe del Der Arme Heinrich, o bien Heinrich de Ouwe (verso 49), que era den vürsten gelîch (similar a los príncipes, verso 43) o bien ze Swâben gesezzen (ubicado en Suabia, verso. 31). Se puede interpretar esta escena como una imagen de la historia familiar de Hartmann o un homenaje a la familia de su cliente. Como Enrique se casó con una campesina, sus descendientes han perdido el rango de nobleza. Por esta razón es poco probable que se trate del homenaje mencionado. Por otro lado, Hartmann podría glorificar el rango de ministerial-vasallo de su propia familia, como descendiente de príncipes.

Posibles mecenas de Hartmann

La Weingartner Liederhandschrift transmite una imagen casi idéntica de Hartmann con el Codex Manesse (Stuttgart, LB, HB XIII poetae germanici 1, pp. 32–39).

Al contrario que al autor coetáneo Chrétien de Troyes, a Hartmann no se le han conocido sus mecenas. Por este motivo, la cuestión no se puede aclarar completamente. Un poeta medieval necesitaba mecenas para su trabajo poético y en su época se conocieron algunas familias nobles que podrían haber apoyado a Hartmann. Los más conocidos son los Zähringer, los Welfen y los Staufer. Sin embargo, no se puede comprobar una relación con ninguna nobleza alemana de la época.

Actualmente se propone que Hartmann trabajó probablemente para los Zähringer. En este caso, como la familia noble de los Zähringer tenía contactos en Francia, se puede explicar cómo Hartmann llegó a conocer las historias originarias francesas de Erec e Iwein, creadas por Chrétien de Troyes. También las armas que acompañan las imágenes de Hartmann en los manuscritos cancioneros (Liederhandschrift) del principio del siglo XIV pueden derivar de las de los Zähringer. Las armas de los Zähringer muestran un águila; las de Hartmann, sin embargo, tienen cabezas blancas de águilas encima de un fondo azul o negro. Bajo los príncipes welfos, el único mecenas posible puede ser Güelfo VI. En este caso, el hogar de Hartmann fue probablemente Weißenau, muy cercano a Ravensburgo.

Other Languages