Harald Blåtand

Harald Blåtand
Rey de Dinamarca y Noruega
1200 Harald Blåtand anagoria.jpg
Harald siendo bautizado por el monje Poppo.
Rey de Dinamarca
958-986
PredecesorGorm el Viejo
SucesorSvend Tveskæg
Rey de Noruega
976-986
PredecesorHarald II de Noruega
SucesorSvend Tveskæg
Información personal
Nacimiento936
Jelling, Reino de Dinamarca
Fallecimiento986
Jomsborg
EntierroCatedral de Roskilde
ReligiónHedensk, posteriormente cristianismo
Familia
Casa realJellingdynastiet
PadreGorm den Gamle
MadreThyra Danebod
CónyugeGunnhild Olafsdotter
Tove af Danmark
DescendenciaSvend Tveskæg
Tyra Haraldsdatter
Gunhild Haraldsdatter
Hiring(?) Haraldsen
Hakon Haraldsen
Blason Royaume de Danemark (selon Gelre).svg
Escudo de Harald Blåtand

Harald Blåtand (en nórdico antiguo: Haraldr Blátǫnn, en danés, Harald Blåtand, llamado también Harald Gormsson 986) fue rey de Dinamarca aproximadamente desde 958 hasta su muerte, y rey de Noruega a partir de 970.

Biografía

Harald sucedió a sus padres Gorm el Viejo (rey de Jutlandia) y Thyra Danebod (supuesta hija de Harald Klak, jarl de Jutlandia).[2]

A principios del siglo X los vikingos dominaban el norte de Europa y establecieron reinos gobernados por clanes familiares con un rey al frente. Del rey Gorm el Viejo y su mujer Thyre, que gobernaban sobre Dinamarca, nació Harald que se convirtió en rey al suceder a su padre.

Este hecho fue el primer caso conocido de un rey escandinavo que traspasaba el poder a su hijo, ya que anteriormente a la muerte de un rey, otros grandes hombres luchaban entre sí por el poder. Su nombre fue pronto conocido en toda Escandinavia y se llegó a ser un importante personaje del norte de Europa. Harald no era el prototipo de hombre nórdico, la gente lo llamaba Blåtand, Blå por su piel morena y pelo oscuro, y tand que significa gran hombre. Al traducirlo al inglés, Blåtand se interpretó como Bluetooth y de ahí a Diente Azul[3]​ en español, aunque también cuentan que ese nombre se le atribuyó por haber padecido la enfermedad hemolítica del recién nacido, enfermedad que habría hecho que alguno de sus dientes tuviera un color azulado.

En el año 960, el rey Harald recibió la visita de un sacerdote enviado por el pueblo germano para convencerle de que únicamente existía un solo Dios que vivía en los cielos y era cristiano y no nueve como creían los vikingos. Harald Blåtand desconfió del sacerdote y le dijo que si ese Dios existía, podría protegerle cuando él le pusiera un hierro al rojo en la mano. Según la leyenda el sacerdote no sufrió daño alguno y desde ese instante Harald fue bautizado y convertido al cristianismo, obligando a todo su reino a abrazar la fe cristiana, aunque la mayoría de los súbditos no abandonaron sus anteriores creencias. El gran hito de Harald fue su perseverancia para con la conversión al cristianismo de Dinamarca.[4]

Harald Blåtand murió en torno al año 986, presumiblemente por orden de su hijo Svend Barba Ahorquillada, conquistador de Inglaterra en el año 1013. Según la Saga Jomsvikinga fue el mismo fundador de los Jomsvikingos o Vikingos de Jomsborg, Palnatoke, quien acabó con su vida de un flechazo certero.[5]​ Harald Blåtand se encuentra enterrado en la catedral de Roskilde.

En 2018 se encontró su tesoro en la localidad de Schaprode.[6]

Other Languages
azərbaycanca: I Harold
беларуская: Харальд I Сінязубы
беларуская (тарашкевіца)‎: Гаральд Сінязубы
brezhoneg: Harald Blåtand
čeština: Harald I.
Bahasa Indonesia: Harald I dari Denmark
latviešu: Haralds Zilzobis
norsk nynorsk: Harald I av Danmark
srpskohrvatski / српскохрватски: Harald Plavozubi
slovenčina: Harald I. (Dánsko)
српски / srpski: Харалд Плавозуби
Tiếng Việt: Harald Blåtand
Bân-lâm-gú: Harald 1-sè