Habitación 101

La habitación 101 es una habitación ficticia, dentro del también ficticio Ministerio del Amor, ambos descritos en la novela distópica de George Orwell, 1984.

Historia

La habitación 101 es un espacio de tortura, donde los sospechosos son sometidos a aquello que les causa más terror. En el caso de Winston Smith, personaje central de la novela, son las ratas. La tortura se lleva a cabo mediante la utilización de una jaula llena de ratas hambrientas. La jaula está construida para adaptarse a la cabeza de la víctima, como una máscara. Mediante unos resortes se puede dar paso a las ratas para que le devoren el rostro.

La habitación 101 se utilizaba para destruir en la mente de cada persona aquello que le impide amar al Gran Hermano o también terminar con un amor más grande que el profesado a este personaje. Al aplicar al torturado su mayor miedo se le da la posibilidad de evitarlo proyectándolo sobre lo que más quiere y haciendo así desaparecer el sentimiento peligroso.

El historiador de la tortura, Edward Peters, se ha ocupado de la Habitación 101, en la que "cada víctima es amenazada con una tortura que consiste en la cosa del mundo que más teme. En el caso de Smith, es el ataque a su cuerpo por ratas (un recurso que Orwell puede haber tomado de informes sobre las torturas de la Cheka); cada víctima puede evitar la aplicación real de la tortura sólo traicionando los últimos vínculos humanos que le queden y admitiendo la supremacía del partido y del Estado. En el mundo de la Habitación 101, este tipo de tortura siempre da resultado y está destinado a quebrar la voluntad de las víctimas, no principalmente a arrancar información".[1]

Other Languages
English: Room 101
فارسی: اتاق ۱۰۱
עברית: חדר 101
hrvatski: Soba 101
magyar: 101-es szoba
italiano: Stanza 101
日本語: 101号室
polski: Pokój 101
português: Quarto 101
română: Camera 101
русский: Комната 101
srpskohrvatski / српскохрватски: Soba 101