Habib Burguiba

Habib Burguiba
الحبيب بورقيبة
Bourguiba photo officielle.jpg

Presidential Standard of Tunisia.svg
1º. Presidente de la República Tunecina
25 de julio de 1957- 7 de noviembre de 1987
Predecesor Muhammad VIII al-Amin ( Bey del Reino de Túnez)
Sucesor Zine El Abidine Ben Ali

Primer Ministro de Túnez
11 de abril de 1956- 25 de julio de 1957
Monarca Muhammad VIII al-Amin
Predecesor Tahar Ben Ammar
Sucesor Bahi Ladgham

Información personal
Nombre en árabe الحبيب بورقيبة Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 3 de agosto de 1903
Monastir Flag of Tunisia with French canton.svg Túnez
Fallecimiento 6 de abril de 2000 (96 años)
Ciudad de Túnez Bandera de Túnez Túnez
Lugar de sepultura Monastir Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Tunecina Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Islam Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Neo-Destour Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge
  • Moufida Bourguiba
  • Wassila Ben Ammar Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Político y abogado Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones
Firma Signature Habib Bourguiba.svg
Web
Sitio web
[ editar datos en Wikidata]

Habib Burguiba (en árabe, حبيب بورقيبة Ḥabīb Būrqība, también conocido por la transcripción francesa Habib Bourguiba) ( Monastir, 3 de agosto de 1903 - 6 de abril de 2000) fue un político tunecino y líder nacionalista. Fue el segundo Primer ministro del Reino de Túnez antes de poner fin a la Monarquía y proclamar la República de Túnez el 25 de julio de 1957, convirtiéndose así en su primer presidente. Antes de esto, jugó un papel importante en la obtención de la independencia de Francia (el 20 de marzo de 1956), terminando así con el protectorado de 75 años.

Habib Burguiba nació en Monastir (Túnez), siendo el hijo más pequeño de 8 hermanos, en el seno de una familia de clase media terrateniente. Tras destacar en sus estudios, en 1907 se traslada a Túnez para continuar su educación en el Colegio Sadiki y luego en el Liceo Carnot, antes de obtener su bachillerato francés en 1924. En 1927, se graduó como abogado por la Universidad de París y tras su regreso a Túnez, Burguiba comienza a interesarse por el nacionalismo independentista, integrándose, en la década de 1930, en el partido nacionalista tunecino del cual llegó a ser el máximo dirigente.

Con aspiraciones hacia una política moderna y reformista -cercana al socialismo, más descentralizada, y desvinculada de las élites de la ciudad de Túnez -que hasta entonces controlaban el movimiento-, el 2 de marzo de 1934, a los 31 años, funda un nuevo partido: el Neo-Destour, encabezando así el movimiento tunecino por la independencia.

Por su activismo por la independencia, Burguiba comenzó a llamar la atención de las autoridades del protectorado francés, quienes le arrestaron y obligaron a exiliarse en varias ocasiones. Durante el estallido de la Segunda Guerra Mundial, Burguiba (que en ese momento se encontraba detenido) fue trasladado a distintas cárceles francesas.

Tras ser liberado en 1942 por el Tercer Reich, decidió internacionalizar el caso tunecino y buscar el apoyo de la Liga Árabe en El Cairo, donde vivió desde 1945 hasta 1949. Sus intentos fueron en vano, ya que los países árabes estaban más preocupados por el conflicto palestino-israelí.

Tras su regreso a Túnez, Burguiba comenzó a negociar con Francia las condiciones de la independencia. Sin embargo, las conversaciones demostraron ser un fracaso total y Bourguiba, decide presentar el caso ante las Naciones Unidas.

Tras lograr la agitación de la población tunecina y el inicio de la lucha armada contra Francia, en 1952, es encarcelado de nuevo, durante dos años en las Islas de la Galita, hasta que es liberado y nombrado para negociar los términos de la independencia con el primer ministro francés, Pierre-Mendès France. Tras largas discusiones, Burguiba obtiene acuerdos de autonomía interna para Túnez y regresa triunfante a la capital tunecina el 1 de junio de 1955. Sin embargo, la alegría duró poco, ya que el acuerdo obtenido no agrada a Salah Ben Youssef ni a sus partidarios, quienes exigían la independencia total del Magreb.

Este desacuerdo da comienzo a una guerra civil entre los partidarios de Burguiba, que abogaban por una política gradual y modernizadora, y los conservadores partidarios nacionalistas de Ben Youssef. El enfrentamiento termina con el Congreso de Sfax de 1955 apoyando a Burguiba, quien obtendría la independencia de Francia el 20 de marzo de 1956.

Tras la independencia del país, Burguiba fue nombrado Primer Ministro por el rey Muhammad VIII al-Amin y actuó como gobernante de facto hasta anular los poderes del bey y proclamar la República, el 25 de julio de 1957. Posteriormente, es nombrado presidente interino de Túnez hasta que se promulga la constitución y Burguiba es elegido presidente permanente.

Su gobierno estuvo centrado la occidentalización del país dentro del modelo del socialismo árabe, incluyendo mejoras en el sistema educativo, la lucha contra la desigualdad de género, el desarrollo de la economía y el mantenimiento de una política exterior neutral, lo que lo convirtió en una excepción entre los líderes árabes. Su gran reforma fue el Código Civil tunecino. Bourguiba estableció un sistema presidencial que pronto se convirtió en un estado de partido único que duró veinte años y estuvo dominado por su partido, el Partido Socialista Desturiano. En 1975, el Parlamento tunecino le proclamó presidente vitalicio de la República.

El final de su gobierno de treinta años estuvo marcado por un declive en su salud, una “guerra de sucesión” y el ascenso del clientelismo y del islamismo en la política. Su mandato concluyó con su destitución por el entonces primer ministro, Zine El Abidine Ben Ali, el 7 de noviembre de 1987. El depuesto presidente fue mantenido bajo arresto domiciliario y alejado de la política, en una residencia en Monastir, donde permaneció hasta su muerte el 6 de abril de 2000.

1903-30 Infancia y juventud

Primeros años: el último de los hermanos

Habib Burguiba nació en Monastir, en el seno de una familia de clase media terrateniente, siendo el octavo y último hijo de Ali Burguiba y Fatouma Khefacha. La fecha oficial de su nacimiento es el 3 de agosto de 1903, aunque él afirmó haber nacido un año antes, el 3 de agosto de 1902, o posiblemente en 1901. La madre de Burguiba lo concibió cuando tenía cuarenta años, lo que, según él, fue causa de gran vergüenza para ella.

A pesar de las dificultades financieras, Ali Burguiba dio gran importancia a la educación de sus hijos. Recluta en el ejército, Ali pasó diecinueve años de su vida haciendo campaña, antes de retirarse. Deseoso de evitarle tal destino a su último hijo, se aseguró de que Habib obtuviera su certificado de estudios primarios, documento que lo eximiría del servicio militar. Cuando Habib Burguiba nace, Ali se convierte en concejal, lo que le permite mejorar su situación económica y ofrecer a todos sus hijos un futuro educativo mejor.[1]

Ali Bourguiba rodeado de sus hijos Mohamed, Ahmed, M'hamed, Mahmoud y Habib.

Habib Burguiba creció en un ambiente femenino. Pasaba los días con su madre, su abuela y sus hermanas, Aïcha y Nejia, lo que le hizo consciente de las tareas domésticas que debían realizar las mujeres y de su desigualdad frente a los hombres.[4]

El joven Habib pasaba sus vacaciones en Monastir, ayudando a sus familiares con las tareas. Al final de cada temporada de vacaciones, volvía a Túnez, donde después de las clases solía pasear por las calles. Las protestas de 1911 y la ejecución de Manoubi Djarjar, influyeron en sus incipientes opiniones políticas. [5]

En 1913, Habib obtiene su certificado de estudios primarios, lo que alegra enormemente a su padre.[7]

Adolescencia y estudios secundarios

Con el comienzo de la Primera Guerra Mundial, en septiembre de 1914, Habib deja la casa de su hermano y se instala en la residencia del Colegio Sadiki. Las restricciones presupuestarias, promulgadas para apoyar el esfuerzo bélico, empeoraron las condiciones de vida y, especialmente, el suministro de alimentos. Estas circunstancias llevaron a Burguiba, y al resto de estudiantes, a protestar contra la situación.[8]

Las calificaciones de Habib en la escuela fueron bajas y, por lo tanto, al final de su educación secundaria en 1917 no pudo obtener el certificado escolar.[10]

Bourguiba en 1917

Después de abandonar el hospital, Bourguiba pasó casi dos años viviendo con su hermano mayor, Mohamed, un asistente médico en el hospital local de El Kef, que también era un fuerte modernista y defensor del secularismo. Mohamed vivía con una enfermera italiana que dio la bienvenida al joven Habib y ayudó a cubrir su vacío emocional. Su estancia allí, que duró veintiún meses, desde enero de 1920, fue para Habib un importante punto de inflexión. Los habitantes de la ciudad lo ayudaron a integrarse: aprendió a jugar a las cartas, discutía estrategias militares con los soldados allí apostados y empezó a interesarse en la figura de Mustafa Kemal Atatürk. La participación en actividades teatrales, que ensayaba con su hermano, le proporcionó confianza en sí mismo.[11]

La fundación del Destour, mientras se encontraba en El Kef, llevó a Burguiba a interesarse por el nacionalismo tunecino, expresando su voluntad de continuar sus estudios secundarios para poder cursar Derecho en Francia, y luchar contra el poder colonial. La reunión familiar que se celebró para discutir este asunto fue un completo fracaso: sus hermanos consideraron que no era lo suficientemente bueno y que no financiarían sus estudios. Solo su hermano Mahmoud, de treinta años, prometió ayudarlo. Con su apoyo, Burguiba se inscribió en el Liceo Carnot de Túnez.[12]

En la escuela secundaria, Burguiba logró altas calificaciones en Matemáticas. Tras aprobar la primera parte del bachillerato con excelentes resultados, terminó eligiendo la rama de Filosofía. En el liceo se hizo amigo de Tahar Sfar y Bahri Guiga, con quienes formó el "Trío Saheliano". Al joven Burguiba le gustaba visitar bibliotecas con asiduidad y era un apasionado de los libros de historia, aunque a veces se saltaba las clases. Pronto, empezó darse cuenta de las desigualdades que existían entre franceses y tunecinos, lo que tuvo un gran impacto en el joven.[13]

En 1922, cuando el Bey Naceur amenaza con abdicar debido a las manipulaciones del Residente General, la opinión pública decide movilizarse. El 22 de abril de 1922, Habib participa en la manifestación de apoyo al monarca nacionalista. Marcado por este suceso, el joven comienza a participar en debates y a apoyar el socialismo.[15]

Educación superior en París

A su llegada a París, Burguiba se instala en el hotel Saint-Séverin, cerca de la Plaza de Saint Michel. Tras pasar por momentos económicos difíciles, sus problemas se resuelven cuando obtiene una beca de 1800 francos. Con el dinero, Habib se matricula en la Facultad de Derecho de París de la Sorbona,[18]

Después de pasar las vacaciones entre Mahdía y Monastir, Burguiba regresa a París para el comienzo del año escolar de 1925-26. Se traslada al campus de la universidad y se inscribe en el Instituto Politécnico de París, donde comienza a asistir a clases de finanzas públicas.[21]

En el verano de 1926, Burguiba regresa a Monastir, pero ya no le interesan las aventuras políticas del país. Su padre muere en septiembre y al poco tiempo recibe un telegrama de Mathilde, anunciando que está embarazada. La muerte de su padre y la responsabilidad de un futuro hijo angustian a Burguiba., aunque finalmente decide criar al bebé.[23]​ Burguiba los aprueba y, finalmente obtiene la licenciatura en derecho.

Principios profesionales y políticos

Foto de Burguiba, abogado en Bab Soika, alrededor de 1931, después de su regreso a Túnez.

En agosto de 1927, Burguiba, que entonces tenía 26 años, regresa a Túnez con su novia Mathilde, su hijo, Habib Jr., y con un profundo conocimiento de la política francesa de la Tercera República. Durante su estancia en Francia había sido influido por los valores liberales de la república socialista y secular francesa. Tras su regreso a Túnez, se casa con Mathilde y se acaban estableciendo en Túnez.

En ese momento, a Burguiba no le interesaba la política, sino su carrera profesional, ya que en Túnez cada nuevo letrado debía hacer una pasantía de tres años bajo la supervisión de otro abogado más experimentado.[25]

Bajo el clima de opresión colonial que reinaba en Túnez, Burguiba acaba sintiendo los efectos de la discriminación, sobre todo, después de haber pasado un año entero en el paro. Esta desigualdad le lleva a entablar conversaciones, tanto con amigos tunecinos como con franceses sobre la necesidad de realizar reformas en Túnez que conviertan al país en un estado como Francia: liberal, moderno y laico. El 8 de enero de 1929, Burguiba asiste a una conferencia organizada por Habiba Menchari, una defensora de la emancipación de la mujer. En el encuentro, Burguiba defiende el uso del velo aduciendo que Túnez arriesgaría perder su identidad nacional si no se conservaban sus costumbres y tradiciones.[26]

En mayo de 1930, Francia celebró el centenario de la colonización de Argelia con un congreso en Túnez. Durante la celebración, millones de europeos invadieron la capital tunecina y se dirigieron a la catedral de Saint-Louis de Cartago, disfrazados de cruzados, humillando a los tunecinos, quienes se manifiestan contra los europeos. Las protestas fueron duramente reprimidas y los protestantes llevados ante la justicia.[27]

Other Languages
aragonés: Habib Bourguiba
башҡортса: Хәбиб Бурғиба
беларуская: Хабіб Бургіба
беларуская (тарашкевіца)‎: Хабіб Бургіба
български: Хабиб Бургиба
čeština: Habíb Burgiba
Esperanto: Habib Burgiba
français: Habib Bourguiba
hrvatski: Habib Bourguiba
Bahasa Indonesia: Habib Burquibah
italiano: Habib Bourghiba
Кыргызча: Бургиба Хабиб
Bahasa Melayu: Habib Bourguiba
Nederlands: Habib Bourguiba
norsk nynorsk: Habib Bourguiba
português: Habib Bourguiba
Runa Simi: Habib Bourguiba
română: Habib Bourguiba
slovenščina: Habib Bourguiba
српски / srpski: Хабиб Бургиба
Türkçe: Habib Burgiba
українська: Хабіб Бурґіба
Tiếng Việt: Habib Bourguiba