Héctor Bianciotti

Héctor Bianciotti Legion Honneur Officier ribbon.svg Ordre national du Merite Officier ribbon.svg
Hector Bianciotti.jpg
Información personal
Nombre de nacimiento Héctor Bianciotti
Nacimiento 18 de marzo de 1930
Bandera de Argentina Luque, Córdoba, Argentina
Fallecimiento 11 de junio de 2012
(82 años)
Bandera de Francia París, Francia
Nacionalidad francés
Lengua materna español
Información profesional
Ocupación escritor, crítico literario
Empleador
Lengua de producción literaria español, francés
Miembro de
Distinciones

1977: Prix Médicis étranger
1983: Prix du Meilleur livre étranger
1985: Prix Femina
1993: Prix Prince Pierre de Mónaco

1994: Prix de la Langue de France
[ editar datos en Wikidata]

Héctor Bianciotti ( Córdoba, Argentina, 18 de marzo de 1930 - París, Francia, 11 de junio de 2012)[3]

Biografía

Nacido en la provincia argentina de Córdoba, hijo de una familia de agricultores de origen piamontés, a la edad de quince años comenzó a estudiar los textos de Paul Valéry en español. Realizó sus estudios secundarios en la localidad de Wilde, en la zona sur de la provincia de Buenos Aires, al cuidado de sus tíos José y Valentina Bianciotti, con quienes convivió varios años de su adolescencia. Al terminar el bachillerato, ingresó en un seminario franciscano en la localidad de Moreno (provincia de Buenos Aires) mientras se alojaba en casa de sus jóvenes primos Juan Bianciotti y Juana Pavorini en la localidad de Pilar. Los largos trayectos recorridos de regreso al seminario en Moreno, le dieron el tiempo necesario para sumergirse en las letras. Allí entró en contacto con el pensamiento teológico, aunque carecía de vocación religiosa.

Hacia 1953 comenzó a interesarse por la actuación y trató de introducirse en el cine. Si bien sólo obtuvo alguna aparición aislada como extra ( Días de odio, de Leopoldo Torre Nilsson, 1954), su interés se prolongó durante su estancia en Italia, adonde decidió emigrar en 1955, tras reunir lo suficiente para comprar un pasaje en barco y seguir los pasos del escritor Juan Rodolfo Wilcock, que lo invitó a sumarse al cruce marítimo que se aprestaba a realizar. "Sólo sabía una cosa -dijo Bianciotti en 1999, en una entrevista con LA NACIÓN-: que podía morirme en el intento, pero que no iba a volver."

Una vez en Roma tomó contacto con los estudios Cinecittà, pero su subsistencia era tan difícil que se trasladó a Nápoles, donde pasó una breve temporada en la más extrema pobreza antes de poder viajar a Madrid, donde logró establecerse.

También en los años que vivió en España (1956-1960), intentó trabajar en el cine y consiguió breves papeles en películas de José María Forqué ( Embajadores en el infierno, 1956; 091 Policía al habla, 1960); Luis Lucía Mingarro ( Molokai, la isla maldita, 1959), o Edgar Neville ( Mi calle, 1960), que alternó con los trabajos más diversos.

A partir de febrero de 1961 se instaló en París y al año siguiente comenzó a trabajar para Éditions Gallimard. En 1969, su primer editor, Maurice Nadeau, le permitió publicar sus primeras críticas en La Quinzaine Littéraire. Trabajó también como asistente en la puesta en escena de distintas óperas, y tres años más tarde empezó a colaborar en Le Nouvel Observateur, haciéndolo exclusivamente para dicho medio a partir de 1974. Paralelamente escribió varias novelas ―Les déserts dorés (en 1962), Celle qui voyage la nuit (en 1969) y Ce moment qui s’achève (en 1972)― además de una obra de teatro ―Les autres, un soir d’été (en 1970).

Se consagró en 1977 al recibir el premio Médicis por Le traité des saisons (1977). Naturalizado francés en 1981, al año siguiente dejó de escribir en español. Ese mismo año ingresó al Comité de Lectura de Gallimard, donde permaneció hasta 1989. Gran lector, hizo descubrir al gran público a escritores poco conocidos como Eduardo Berti, Ferdinando Camon o Jean-Baptiste Niel, habiendo tenido también un rol muy importante en la carrera literaria de Hervé Guibert. Su primera novela en francés, Sans la miséricorde du Christ (1985), obtuvo el prestigioso premio Femina.

En 1986 abandonó su puesto de crítico literario en el Nouvel Observateur para asumir el mismo puesto en el periódico Le Monde. En 1988 publicó Seules les larmes seront comptées. Luego, a partir de 1992, una trilogía autobiográfica. En Lo que la noche cuenta al día, Bianciotti describe su propia experiencia como homosexual en la Argentina rural.[4] Sus artículos sobre la literatura clásica fueron reunidos bajo el título Une passion en toutes lettres (Gallimard, 2001). En 2003 aparecería su siguiente novela publicada, Nostalgie de la maison de Dieu (Gallimard).

Al publicarse su Antología, obtuvo el premio Prince Pierre de Monaco en 1993 y el Premio de la Lengua Francesa en 1994. A partir de 1995 participó como jurado del premio L'Écrit Intime. El 18 enero de 1996 fue elegido miembro de la Academia Francesa de Letras, para ocupar el puesto dejado vacante tras el fallecimiento del periodista y escritor André Frossard (1915-1995).

Se retiró de la actividad literaria cuando comenzó a sufrir problemas de memoria. Enfermo de alzheimer, tras una prolongada internación, con escasísimos amigos que lo visitaban en un hospital del distrito 15 de París, murió lejos de su familia en Argentina. De sus familiares sólo mantenía contacto con su sobrina nieta, la reconocida artista Noelia Bianciotti, con residencia actual en Buenos Aires.

Other Languages