Hécate

Escultura romana de Hécate triple, copia de un original griego (Museo Chiaramonti)

Hécate (en griego antiguo Ἑκάτη Hekátē o Ἑκάτα Hekáta) fue originalmente una diosa de las tierras salvajes y los partos, nacionalizada primero en la Grecia micénica[6] Los cultos populares que la veneraban como diosa madre hicieron que fuese integrada en la mitología griega. En la Alejandría ptolemaica terminaría adquiriendo sus connotaciones de diosa de la hechicería y su papel como «Reina de los Fantasmas», bajo cuyo aspecto triplicado fue transmitida a la cultura post- renacentista. Uno de sus aspectos es representado en la Trivia romana.

Las inscripciones más antiguas se han encontrado en el Mileto arcaico tardío, cerca de Caria, donde Hécate es una protectora de las entradas.[7]

Representaciones

Las primeras representaciones griegas de Hécate son simples y no triples. Lewis Richard Farnell afirma:

La evidencia de los monumentos sobre el carácter y la importancia de Hécate es casi tan completa como la de la literatura. Pero sólo fue en el periodo tardío cuando llegó a expresar su naturaleza múltiple y mística. Antes del siglo V hay pocas dudas de que solía ser representada bajo una forma simple como la mayoría de las demás divinidades, y que fue así como el poeta beocio ( Hesíodo) la imaginó, pues nada en sus versos alude a una diosa triple.
El monumento más antiguo conocido es una pequeña terracota hallada en Atenas con una dedicatoria a Hécate en el estilo de escritura del siglo VI. La diosa aparece sentada en un trono con una corona de flores alrededor de su cabeza, careciendo totalmente de atributos y personalidad, siendo el único valor de esta obra, que evidentemente es de un tipo bastante general y recibe una referencia y nombre especiales sólo por la inscripción, el demostrar que la forma simple era la original y que su conocimiento en Atenas era anterior a la invasión persa.[8]

Triple Hécate y las Cárites, Ática, siglo III a. C. ( Gliptoteca de Múnich).

El viajero del siglo II a. C. Pausanias afirmó que Hécate fue representada triple por vez primera por el escultor Alcámenes en el periodo griego clásico de finales del siglo V a. C. Las convenciones antropomórficas del arte griego se resistían a representarla con tres caras: una escultura votiva del siglo III a. C. procedente del Ática la muestra como tres imágenes diferentes contra una columna, alrededor de la cual bailan las Cárites. Algunos retratos clásicos la muestran como una diosa triple sosteniendo una antorcha, una llave y una serpiente. Otros continuaron mostrándola en su forma simple.

En los escritos esotéricos griegos de inspiración egipcia relacionados con Hermes Trimegisto y en los papiros mágicos de la Antigüedad Tardía era descrita con tres cabezas: una de perro, otra de serpiente y otra de caballo. La triplicidad de Hécate se expresaba de una forma más helénica, con tres cuerpos en lugar de cabezas, como aparece tomando parte en la batalla con los Titanes en el vasto friso del gran altar de Pérgamo (actualmente en Berlín). En la Argólida, cerca del altar de los Dioscuros, Pausanias vio el templo de Hécate frente al santuario de Ilitía: «La imagen es obra de Escopas. Es de piedra, mientras las de bronce de enfrente, también de Hécate, fueron hechas respectivamente por Policleto y su hermano Naucides, hijo de Motón».[9]

Un relieve en mármol del siglo IV a. C. en Cranón ( Tesalia) le fue dedicado por el dueño de un caballo de carreras.[10] Muestra a Hécate, con un perro a su lado, poniendo una corona sobre la cabeza de una yegua. Su ayudante y representación animal era la perra, y la forma más común de ofrenda era dejar carne en las encrucijadas. Algunas veces incluso se le sacrificaban perros (una buena indicación de su origen no helénico, pues los perros, como los burros, muy rara vez jugaban este papel en el genuino ritual griego).

En las Argonáuticas, una épica alejandrina del siglo III a. C. basada en material más antiguo, Jasón aplaca a Hécate mediante un ritual prescrito por Medea, su sacerdotisa: tras bañarse a medianoche en una corriente de agua y vestido con una toga oscura, Jasón cava un pozo y ofrece una libación de miel[12] Todos estos elementos señalan los ritos observados a una deidad ctónica.

Other Languages
asturianu: Hécate
Boarisch: Hekate
беларуская: Геката
български: Хеката
বাংলা: হেকাতে
brezhoneg: Hekate
català: Hècate
čeština: Hekaté
dansk: Hekate
Deutsch: Hekate
Ελληνικά: Εκάτη
English: Hecate
Esperanto: Hekato
eesti: Hekate
فارسی: هکاته
suomi: Hekate
français: Hécate
galego: Hécate
עברית: הקטה
hrvatski: Hekata
magyar: Hekaté
Bahasa Indonesia: Hekate
italiano: Ecate
日本語: ヘカテー
ქართული: ჰეკატე
қазақша: Геката
한국어: 헤카테
Latina: Hecate
Lëtzebuergesch: Hekate
lietuvių: Hekatė
Nederlands: Hekate
norsk bokmål: Hekate
português: Hécate
română: Hecate
русский: Геката
srpskohrvatski / српскохрватски: Hekata
Simple English: Hecate
slovenčina: Hekaté
slovenščina: Hekata
shqip: Hekata
српски / srpski: Хеката
svenska: Hekate
Tagalog: Hecate
Türkçe: Hekate
українська: Геката
Tiếng Việt: Hecate
Winaray: Hecate
中文: 赫卡忒